Salud

El Síndrome de Burnout

El Síndrome de Burnout - Salud

     El Síndrome de Burnout

       La humanidad y la sociedad han evolucionado de manera exponencial en los últimas décadas, pero a la par de esto han surgido nuevas enfermedades en los seres humanos, tal es el caso del Síndrome de Burnout también conocido como síndrome de aniquilamiento, síndrome de estar quemado, síndrome de desmoralización o síndrome de agotamiento profesional es un trastorno emocional que está relacionado con el estrés laboral y que incide a nivel psicológico o de manera física en los seres humanos.

Dentro de la sintomatología que presentan los empleados que padecen la enfermedad, se puede mencionar un estado de agotamiento físico, emocional o mental que tiene consecuencias en la autoestima, y está caracterizado por un proceso paulatino, por el cual los trabajadores llegan a perder el interés por sus actividades o funciones laborales, llegando incluso a padecer episodios de ansiedad o depresión.

El estrés se ha convertido en un fenómeno significativo y reconocido socialmente de manera alarmante en muchos casos, siendo vinculado con frecuencia, al trabajo  y a la actividad laboral rutinaria. De esta manera, el estrés puede definirse como la activación del eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA), donde además se incluye cualquier estímulo, como el miedo o el dolor, que perturba o afecta el equilibrio fisiológico relativamente normal del individuo que lo experimente.

La reacción del individuo al estrés laboral es el llamado Síndrome de Burnout, que se caracteriza por sufrir agotamiento emocional, que se producirá en algunas personas y en otras no en un contexto laboral determinado, a pesar de soportar el mismo estrés laboral, en función de factores como la personalidad, la educación, la capacidad de responder a las demandas emocionales, entre otros.

El Síndrome de Burnout es una patología derivada del estrés y que nunca aparece de forma instantánea sino que responde a un proceso que se da paulatinamente. La patología se suele generar, sobre todo, en personas que trabajan con público o personas, como es el caso del personal administrativo que posee un alto compromiso laboral con la organización para la cual laboran y que ven defraudadas sus expectativas de una manera u otra, terminando en un agotamiento emocional.

Los sectores profesionales más afectados por el síndrome de Burnout son los de salud y la educación. Sin embargo, a estos hay que añadir otras profesiones de asistencia al ciudadano, como:

1.    Bomberos.

2.    Funcionarios policiales.

3.    Trabajadores Sociales.

4.    Funcionarios penitenciarios.

5.    Personas que trabajan con público en atención al cliente, o con atendiendo personas (pacientes) en hospitales o centros de salud.

Dado que la patología es un síndrome de estrés crónico, presenta varias manifestaciones del estrés, además de otras que le son más propias, entre los síntomas generalizados están:

Síntomas en la Conducta

1.    Absentismo laboral por enfermedad.

2.    Disminución en el rendimiento laboral.

3.    Incumplimiento de responsabilidades.

4.    Desatención con los compromisos.

5.    Conflictividad interpersonal con las personas a las que se atiende, en el caso de trabajadores de la enfermería y otros semejantes.

6.    Abuso de sustancias de uso legal que producen manía y en el peor de los casos adicción.

7.    Abandono de la profesión, cambio de puesto de trabajo.

Síntomas Fisiológicos

1.    Dolores de cabeza.

2.    Taquicardia.

3.    Fatiga  injustificada.

4.    Insomnio.

5.     Alteraciones gastrointestinales.
6.    Tensión Muscular.

7.    Alteraciones en el apetito.

8.    Disnea o dificultad para respirar.

9.    Dolores músculo-esqueléticos.

10. Disfunciones sexuales.

Síntomas Emocionales

1.    Distanciamiento y desinterés por las demás personas

2.    Frustración profesional.

3.    Irritabilidad excesiva.

4.    Sin sentido del humor.

5.    Inseguridad.

6.    Baja autoestima.

7.    Desmotivación laboral.

Síntomas Cognitivos

1.    Dificultades de memoria.

2.    Negación del problema.

3.    Falta de atención.

4.    Desinterés en el trabajo.

Ahora bien, para concluir es importante señalar que cualquier empresa del tipo o razón social que sea, debe orientar las políticas de prevención de la patología ya descrita, con el propósito de mejorar la calidad laboral de los profesionales así como el servicio que prestan, identificando para ello las causas del desgaste profesional en los trabajadores

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Joaquín Vallehermoso

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información