Ciencia

EL SISTEMA FILOSÖFICO Y LAS CIENCIAS



EL SISTEMA FILOSÖFICO Y LAS CIENCIAS - Ciencia

EL SISTEMA FILOSÓFICO Y LAS CIENCIAS
EL SISTEMA FILOSÓFICO Y LAS CIENCIAS
APUNTES PARA UNA EPISTEMOLOGÍA PROFANA
Uno de los primeros problemas que se encuentra quien, como amante de la verdad, la busque en alguna de las ciencias, tiene una larga historia de más de trescientos años: es la falta de rigor que tiene una de las teorías más preciadas por los científicos. Esta teoría generadora de paradigmas para algunos y que representa una de las cumbres de las denominadas ciencias duras: es la teoría de la gravitación universal de Newton.
Trataré de demostrar la tendencia teológica que esconde por medio de un ejemplo: escribiré dos citas: una tomada de un texto de astrología de un místico de fines del siglo XIX y principios del XX y otra sacada del texto que ha sido y sigue siendo fuente del rigor cientificista: los Principia Matemática de la Filosofía Natural.
“Los seis planetas primarios giran en torno al Sol en círculos concéntricos, con movimientos dirigidos hacia las mismas partes y casi en el mismo plano. Diez lunas giran en torno a la Tierra, Júpiter y Saturno en círculos concéntricos y casi en los planos de las órbitas de esos planetas. Pero no debe suponerse que simples causas mecánicas podrían dar nacimiento a tantos movimientos regulares, puesto que los cometas vagan libremente por todas las partes de los cielos en órbitas muy excéntricas. [… ] Este elegantísimo sistema del Sol, los planetas y los cometas solo puede originarse en el consejo y dominio de un ente inteligente y poderoso.”
La teoría nebular explica con maravillosa ingenuidad, desde el punto de vista material, de como un sistema solar consistente en un Sol y varios planetas, puede ser formado de un nebuloso fuego central, pero su ingenuidad estriba en su explicación de cómo esta masa debe ser puesta en movimiento y después que permanezca en movimiento por millones de ciclos.
En efecto: algo o alguien, extraño a esa masa ígnea, debe ser necesario para dar ese primer impulso, como indicó [un filósofo que] rechazó la teoría nebular porque implica una primera causa, pero, sin embargo, incapaz de formular una hipótesis libre de ésta, para él, criticable falta. De este modo la teoría científica de la génesis de un sistema solar, coincide con la afirmación religiosa de una Causa Primera, llámesela Dios o por otro nombre cualquiera, pero de inteligencia superior, ordenando la marcha de las estrellas con una definida finalidad. Esta finalidad no podemos nosotros ser capaces de comprender todavía en toda su integridad, pero todo a nuestro alrededor en nuestro planeta nos revela y dice, si observamos sin prejuicio, una ordenada progresión de todas las cosas hacia la perfección y de aquí podemos naturalmente inferir que un proceso similar de evolución debe producirse en todos los demás planetas y en todo el Universo, en armonía con las condiciones y leyes preordenadas para cada cual.”
¿Cuál de las dos citas pertenece a Newton? ¿Hay algo que las distinga para poder diferenciar lo que es científico de lo que no lo es?
Dejaremos que el lector responda a estas preguntas. Lo que me llama la atención, como lector desprevenido y prejuicioso, es la admisión de Newton de que la mayoría de los movimientos que ocurren en el sistema planetario quedan sin explicar con su teoría: ni la rotación de todos los astros, ni la diferencia entre las órbitas de planetas y de cometas, ni que los astros se ubiquen casi en un mismo plano, ni la mayoría de las preguntas interesantes sobre el sistema solar tienen respuesta en su esquema científico, solo sabemos por qué el mismo no se desintegra: debido a la hipótesis de que existe una fuerza central directamente proporcional a las masas e inversamente al cuadrado de las distancias.
A pesar de que, por adhesión a sus principios metodológicos, Newton afirma que no imagina hipótesis, su fuerza debida a la masa inercial es una suposición que tiene todos los atributos de una potencia mística que obra de modos misteriosos y genera entidades y fenómenos más oscuros todavía. En nuestros días el universo se ha poblado de agujeros negros y materias oscuras que requiere el sostenimiento de esta teoría y que son tan quiméricos como los dioses mitológicos
La idea, o la falta de ellas, que subyace a esta concepción surge del modo de pensar que abstrae las propiedades de las cosas separándolas de los objetos en los que están unidas así ocurre que la masa es una fuerza de atracción que, en la medida en que es separada de toda cosa material cobra poderes extraordinarios y se atrae a sí misma hasta colapsar. Para esto es necesario aceptar la existencia del vacío como auténtica nada y considerar que la masa y el volumen que constituyen el concepto de densidad, pueden ser independientes y separables.
Para que no seamos considerados por juzgar una obra extensa por algunos párrafos (aunque consideramos que esta objeción cuantitativa no tiene relevancia) tomaremos algunas otras afirmaciones de este libro.
Veamos las definiciones. Dejaremos para otro momento las de materia, cantidad de movimiento, espacio y tiempo absolutos, y nos detendremos primero en la versión que da del principio de inercia de Galileo. Y nos preguntamos: ¿Qué demostración tenemos de que este principio se cumple, si nunca tenemos en la experiencia las condiciones que exige? Alguien, incautamente, puede afirmar que es visible en la observación de los astros. Sin embargo, si profundizamos en esto podremos averiguar que el movimiento rotatorio del sol y de los planetas supone que sobre los mismos están actuando fuerzas constantes para que se mantenga dicha rotación y, aunque se argumente que dichas fuerzas puedan ser desestimadas porque no influyen en el movimiento de traslación, debería pedirse una demostración de esta afirmación. A su vez, la postulación de una fuerza tangencial debida a este principio, que se presenta para dejar solo la necesidad de explicación de la fuerza centrípeta, debiera tener una cuidadosa justificación.
Esto nos lleva a preguntarnos: ¿puede emplearse como demostración de este principio aquello que es demostrado por medio de él? Y la supuesta fuerza ínsita ¿no nace del ente inteligente y poderoso que Newton menciona al final?
¿Cuál es el origen de la falencia de la teoría? Nace, como muchos problemas de la ciencia actual, de un método de razonamiento, de una lógica inadecuada. Para solucionar esta mala fundamentación nos apoyaremos en una lógica más potente, cuyos principios iremos explicando a medida que los vayamos utilizando.
Tenemos una conceptualización pobre y excesivamente abstracta comenzando con el citado principio de inercia tenemos la afirmación de objetos en reposo (que no existen si lo que se quiere significar es un estado absoluto de quietud) o en un eterno movimiento rectilíneo y uniforme (también relativo) Como el escenario de nuestra observaciones es el planeta en el que habitamos, tenemos que el caso rectilíneo no se da en la experiencia y, el esperable ha de ser siempre el círculo paralelo a la “circunferencia” de la tierra, es decir el de órbitas casi circulares. Esto sería lo que un simple razonamiento nos haría predecir de la aceptación de este principio.
En este sentido comienzan a establecerse determinaciones del objeto supuesto: la cantidad de materia (actualmente denominada masa), la cantidad de movimiento, que se refiere al producto de la masa por la velocidad. Debe señalarse que, mientras que la masa se considera una propiedad intrínseca del cuerpo, la velocidad es totalmente separable del mismo y variable en su magnitud. También debe hacerse notar que el principio de inercia afirma que la cantidad de movimiento no varía si no es por una influencia exterior, pero que, si bien la masa no varía sin que el objeto pierda su identidad, la velocidad puede variar y transferirse a otro cuerpo, sin que eso afecte lo íntimo del cuerpo.
Cuando Einstein reflexiona sobre estas características supone que estas propiedades están tan entrelazadas que el incremento de la velocidad se manifiesta en un incremento de la masa (entendida fundamentalmente como inercia), pero no aduce ningún fundamento físico para apoyar su tesis (sólo se atiene a la argumentación matemática, sin explicación conceptual). También tenemos que se quiere evitar el problema de la acción a distancia sosteniendo que las masas curvan el espacio, pero su acción es tan misteriosa como la fuerza de gravitación (que actúa a distancia) que es rechazada por esta teoría. No tenemos idea de la naturaleza de este espacio que se curva, no sabemos si el famoso éter que soporta a las ondas electromagnéticas tiene alguna semejanza con este supuesto “espacio”. Sin embargo, profundizaremos en las dificultades de la teoría de la relatividad más adelante.
Volvamos al principio de inercia: nadie puede discutir que su origen no es empírico. No se da en la realidad. ¿En qué tipo de razonamiento se apoya? Sin duda que la premisa que sostiene esta idea es el principio de causalidad: si no hay algo que provoque un cambio, las cosas deberán seguir como están. ¿Puede considerarse que esta proposición enuncia algún tipo de ley? ¿O se limita a ser una manifestación de buenos deseos que debemos tener los buenos ciudadanos creyentes? ¿No ocurre precisamente al revés? ¿No es indiscutible que lo único constante es el cambio?
Aquí nos retrotraemos a las antiguas discusiones filosóficas entre los partidarios de Parménides y de la inmovilidad, y los seguidores de Heráclito y del cambio. Esta discrepancia nunca existió entre los filósofos, solo fue un antagonismo entre las interpretaciones de los supuestos seguidores.
La pregunta relevante es: ¿cómo es posible que Heráclito y Parménides estuvieran diciendo reflexiones equivalentes? ¿Será la afirmación de Hegel de que el ser y la nada son lo mismo, la síntesis necesaria? ¿O el no ser que menciona Hegel es parte del ser que nombra Parménides? El cambio que no es posible es desde el ser al no ser, todo lo demás es lo mismo. ¿Eternidad e inmortalidad producto de que vivimos un instante interminable, siempre igual y siempre diferente?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

juragevi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información