Ciencia

EL SOL: LA ESTRELLA IDEAL PARA MANTENER LA VIDA EN LA TIERRA



EL SOL: LA ESTRELLA IDEAL PARA MANTENER LA VIDA EN LA TIERRA - Ciencia

El astrónomo Guillermo González de la Universidad de Washington en Seattle (E.U.A.), asegura: “El número de estrellas capaces de sostener la vida inteligente es menor de lo que la gente cree” […] “A menos que los astrónomos limiten su búsqueda a soles tan excepcionales como el nuestro, habrán perdido mucho de su tiempo”.

Cada segundo nuestra estrella “el Sol”, libera la energía equivalente a más de 8 millones de bombas de hidrogeno. Energía de la cual solo nos llega a nuestro planeta tan solo una milmillonésima parte de esa energía. Pero aun así esa minúscula cantidad que recibimos es más que suficiente para nutrir, mantener y sostener la vida en la Tierra desde la más diminuta de las bacterias unicelulares hasta las gigantescas ballenas marinas, las plantas y los demás millones de seres vivos; ninguno de nosotros pudiéramos existir gracias a la energía luminosa que recibimos de este maravilloso astro.

A continuación, se mencionan algunas características interesantes, pero a la vez intrigantes de nuestra estrella más cercana que permiten que pueda existir la vida en la Tierra.

  1. El Sol es una estrella solitaria. El Sol se ubica en una zona de la Vía Láctea, nuestra galaxia, con pocas estrellas cercanas. De hecho, los astrónomos estiman que el 85% de las estrellas cercanas a nuestro Sol se hallan en grupos de dos o más, girando una alrededor de la otra (como por ejemplo la estrella Alpha Centauro a 4 años luz de distancia del Sol), unidas por fuerzas gravitatorias.

Esto según los astrónomos es “poco común”, pero a su vez resulta muy importante para la Tierra ya que le concede una órbita más estable y que puedan existir las condiciones necesarias para la vida terrestre.

  1. El Sol, una estrella de gran masa. El Sol es el astro dominante del sistema solar. Esta estrella contiene el 99,87% de la masa total del sistema solar, por lo cual ejerce el control gravitatorio sobre todos los cuerpos del sistema. Debido a ello, nuestro planeta se mantiene en una órbita y a una distancia (150 millones de kilómetros) relativamente estable de este. Una distancia idónea para mantener la vida en la Tierra, ni muy cerca y ni muy lejos; y todo nos sentimos contentos de que sea así.
  2. El Sol contiene la cantidad ideal de elementos pesados. Según el astrónomo Guillermo González mencionado al principio de este artículo, nuestro Sol se distingue de otras estrellas de su misma edad (4500 millones de años aproximadamente) y clase porque esta contiene un 50% más de elementos pesados (carbono, nitrógeno, oxígeno, magnesio, silicio y hierro). El astrónomo Kenneth J. H. Phillips menciona con respecto a este interesante detalle: “Las abundancias de elementos pesados en el Sol son muy escasas, pero en otras estrellas […] son más reducidas todavía.”

¿Por qué esto es tan importante para la vida en la Tierra? Los elementos pesados son esenciales para sostener la vida, pero también son escasos en el universo (constituyen menos del uno por ciento del universo). Pero en nuestro planeta se encuentran en abundancia los elementos más pesados.

  1. Órbita menos elíptica. La órbita del Sol es menos elíptica que la de otras estrellas de su misma edad y clase. Esto evita que se desplome hacia el centro de la galaxia, lugar frecuentado por las supernovas (estrellas en explosión).
  2. Variación del brillo. La luminosidad del Sol en comparación con estrellas similares es mucho más estable y constante. Dicha estabilidad es decisiva para la existencia de la vida en la Tierra.
  3. Inclinación de la órbita solar. La inclinación de la órbita solar con respecto al plano de la Vía Láctea es muy leve, lo que significa que forman un ángulo muy cerrado y esto clave para la existencia de la vida en nuestro planeta ya que, según los astrónomos más allá de los confines del sistema solar nos rodea un gigantesco almacén esférico de cometas, denominado nube de Oort. Si la órbita de nuestro Sol fuera tan solo un tanto más inclinada con respecto al plano galáctico; en ese caso, el Sol lo cortaría con violencia, perturbando quizás la nube de Oort y trayendo como resultado que la Tierra sufriera una catastrófica lluvia de cometas.

De tal manera que podríamos decir que somos afortunados de contar con esta estrella extraordinaria que tal como mencionamos al principio es capaz de sostener la vida en la Tierra y de la que todavía no hemos encontrado hasta los momentos ninguna otra capaz de lograr esto.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

GRosmel14

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información