Sociedad

El Sueño que no se cumplió

El Sueño que no se cumplió - Sociedad

Estimados Lectores !!

Conocí a los protagonistas de este relato y prometí, que lo publicaría en algún momento. De hecho lo publiqué hace unos cuantos años cuando aún era un estudiante de secundaria y la profesora que me evaluó, me lo entregó con lágrimas en sus ojos.

Era un padre muy trabajador y sus hijos, yo los conocí muy de cerca. Eramos prácticamente vecinos,  él estaba muy orgulloso de todos sus hijos, pero en especial y se le notaba un brillo en sus ojos, cuando le preguntaban por ella; de su hija mayor. Evidentemente era su orgullo, vaya que sí.

Ese señor y su esposa eran muy trabajadores e incansables, me consta porque los conocí muy de cerca. Y como muchas otras familias de la época, no tenían muchos lujos, ni carros sensacionales, ni juguetes excepcionales; sin embargo eran felices.

Eran 7 hijos a los cuales debían alimentar, vestir y educar. La comida no sobraba, pero nunca pasaron hambre, cuanto aprendí de ese señor !!.

El señor de profesión era periodista, pero trabajaba haciendo varias labores, debía alimentar a sus hijos y a su esposa, la cuál también trabajaba en los oficios del hogar.

En una ocasión en la escuela donde estudiaban sus hijos, les propusieron que se encargaran de la cantina escolar y ellos aceptaron. Se levantaban de madrugada para preparar los comestibles que debían vender allí, de Lunes a Viernes. Muchas veces los encontré en la madrugada y hasta los acompañé a la escuela, ayudándolos a llevar su mercancía.

Todos trabajaban unidos, no era un trabajo para hacerse millonario, pero llevaba el pan a la mesa.

Sus hijos iban creciendo y avanzando en sus estudios. Su hija mayor era excelente estudiante y su mayor orgullo.

Ese señor nunca le negaba a nadie, llevarlo en su carro, lo que llaman una cola o aventón. Recuerdo que una vez tenía problemas con su cámara fotográfica y le pedí que me permitiera verla, solo tenía las baterías colocadas al revés.

Varias veces me ayudó con mis tareas escolares, sabía mucho de política e historia.

Él señor esperaba con ansias, el momento en que su hija se graduara de bachillerato, para llevarla de su brazo a la ceremonia  de grado.

Sin embargo un día noté que parecía estar enfermo, se veía cansado y agobiado, me dolió mucho verlo así.

Unos días después me enteré que estaba muy enfermo, pero él se resistía a decaer y siguió trabajando duro por su familia. Quería ver  a su hija graduada, es lo que más anhelaba en su vida.                                                                                                                                                                                        En cierta ocasión, él ya estaba muy enfermo y lo tenían ya en su casa, lo escuché decirle a un sacerdote; que me dijera a mi que yo le pidiera a Dios por su vida. Que si yo le pedía seguramente Dios lo iba a sanar, yo le pedí tanto a Dios por él, rezé muchísimo por él, cuanto le pedí a mi Dios por su salud.

Pero no fué posible, Dios ya tenía otros planes para él. Estaba muy enfermo lamentablemente.  El murió en la sala de su casa en Marzo de ese año y su hija se graduó en Julio de ese año. No pudo cumplir su sueño, pero ella se graduó gracias a él…

 

Esa muchacha… es mi hermana y el señor, era mi Padre.

Te amo papá.

 

Rinos 2019

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Rinos

5 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.