Sociedad

El Tercermundismo de las Redes Sociales



El Tercermundismo de las Redes Sociales - Sociedad

Por C. Castro Luis Ángel
 
Mantener al trabajador en línea es lo más importante para un sistema económico globalizado; ya que es más fácil crear consumidores de cualquier tipo, que subyugar a esclavos, pues es más rentable. Transformando todo nuestro entorno y nuestros pensamientos en un producto más.
Mucho se ha escrito con anterioridad durante el siglo XIX y XXI sobre lo que prepararía el nuevo milenio ante un sistema económico; cuyo funcionamiento principal (el gran motor del liberalismo) es la individualidad y el egocentrismo del ser humano.

Karl Marx y su gran análisis sobre el sistema capitalista y la necesidad urgente de crear obreros de reserva, George Owen sobre un gran líder omnipotente que hace creer que lo que está mal está bien y lo que está bien está mal (bajo un enfoque hacia el comunismo, cuando hoy en día aplica perfectamente al capitalismo y su sed por controlar la conducta de las personas) y un Mundo Feliz de Aldous Huxley en la que la gente confunde el bienestar por la felicidad, siendo drogadas para soportar sus condiciones de vida y ofreciéndoles sexo para mantenerlos “felices” y no objeten contra el sistema y la búsqueda de mejores condiciones de vida.

Karl Marx defiende que “el obrero tiene más necesidad de respeto que de pan” ¿pero qué ocurre cuando al trabajador se le impone la idea de la necesidad de pan que de respeto?

La necesidad del capitalismo de mantener al trabajador en línea es cada vez más fácil y sencillo de llevar a cabo. Ya que la conciencia del trabajador ya no existe en un mundo cada vez más globalizado, obligando al individuo a refugiarse en algo.

Y, por otro lado, hay que recordar que para que el sistema capitalista siga elaborando nuevos productos su principal motor es el desarrollo de nuevas tecnologías para hacer más fácil esta tarea. Y esta nueva tecnología que hace más fácil la producción en masa es el desarrollo de los softwares; ya que estas nuevas apps en los millones de dispositivos móviles han tenido un alto impacto sobre las sociedades contemporáneas.

Apps que con el paso del tiempo se han ido especializando (en la técnica) a tal grado, que cuyo objetivo principal es el unir gente con los mismos gustos y formas de pensar. Otorgando al individuo un gran catalogo humano, y de todo el catálogo escoger a un sólo individuo -producto-.

A tal grado que cada individuo se ve forzado a reducirse a objetos de su propia satisfacción.

Hoy en día, en el reluciente nuevo milenio, la ideología comercial que se ha impuesto es el sexo, de tabú a lo normal y de lo normal a un producto demasiado rentable. Ya que todos practicamos el acto sexual por amor o para desestresarnos. Y eso es lo que el mercado sabe aprovechar muy bien con las nuevas apps del “amor”.

Dónde los medios de comunicación imponen la conducta sexual del individuo: ¿No importa con quién o en dónde? “usa condón”, “protégete” […]. Dando paso a un nuevo producto que el trabajador pueda consumir sin problema, hacerse de este sin dificultad y alivianar el exceso de trabajo. Para que al día siguiente este como nuevo y logre soportar otra jornada, más, extenuante.

¿No me creen?

Facebook ha desarrollado un nuevo software llamado Facebook Dating, una aplicación para encontrar pareja (ligar) de manera virtual si estás soltero.

Muchos dirán que es una buena labor altruista, pero esto no es así y lo veremos a continuación con otras apps similares; dónde evoluciona la técnica sexual para someter a los usuarios y hacer prevalecer la Dictadura del Placer.
“Ellos entendieron que era más sencillo crear consumidores que someter a esclavos” – Noam Chomsky-
Facebook cuenta con unos 2.271 millones de usuarios en la actualidad y en la bolsa de valores cotiza a 45 dólares por acción, mostrando que el amor y la interacción entre personas es algo rentable, ya que como los mismos creadores de Tinder admiten; que “el ligar siempre ha existido” sólo fue cuestión de mejorar la técnica ad hoc al mercado global. Pues es una mercancía que jamás pasará de moda.

Por otra parte, Tinder, Hornet, Blued, etc. son un enorme catálogo humano, más grande que los catálogos de productos para belleza y de cobertores, pues en una población mundial de casi 7545 millones de personas; existe 7545 millones de productos. Y contando.

En el siglo XXI los algoritmos son muy importantes a la hora de crear nuevas tecnologías, aplicaciones, realizar transacciones y para crear amor. El algoritmo del amor es algo nuevo y un producto bastante rentable ¿pues quién no quiere conocer el amor de su vida o experimentar con otras personas desde la comodidad de su dormitorio sin la necesidad de salir a la calle y aceptar y/o rechazar a un usuario moviendo sólo un dedo?

Hay que recordar que la psicología del color y los esloganes de las aplicaciones; desde el azul (que influye seguridad y fantasía), naranja (que refleja juventud, diversión y exotismo) […] hasta historias de éxito, amor, y frases pegajosas ad hoc al pensamiento de las apps son una herramienta bastante útil para adiestrar, controlar y manipular el pensamiento primitivo y la fantasía cognitiva del individuo que sin saber ya está siendo manipulado y otorgándole el -falso- libre albedrío.  

Aprovechando las vulnerabilidades mentales de sus usuarios; proporciona una nueva máscara para afrontar la nueva realidad (la realidad virtual) donde interactuar con otra persona a través de tu dispositivo móvil es más sencillo y hasta relajante tras un día agotador en el cine o en la oficina.

Tinder, Hornet, Bled, etc. decidió reemplazar la técnica sexual y la del amor a la manera del mercado; alinear a los trabajadores y aumentar las ganancias. Tinder cotiza en la bolsa con más de 3.100 millones de dólares, Blued tiene un valor de 500 millones de dólares y Hornet cuenta con un gran catálogo humano de más de 25 millones de personas. Empero que en algunas de estas aplicaciones sólo tienes acceso a un 2%-16% de los usuarios totales, por lo que si quieres tener un catálogo aún más grande debes pagar una cuota mensual o anual.

Si recordamos en el libro Un Mundo Feliz los individuos son reducidos a instrumentos de su propia satisfacción capaces de soportar órdenes denigrantes; manejando las emociones por medio de drogas, controlando los nacimientos y el sexo como un producto tecnológico para hacer más ameno tus días. Y en dónde todos se conforman con sus roles sociales (como un enorme engranaje).

¿Te suena familiar?

Este tipo de nuevas tecnologías que implementó el sistema capitalista ha funcionado para crear la ilusión de la libertad, hacerte de una seguridad y narcisismo superficial, una adicción a este catálogo, crear un mundo virtual y limitado para que logren ignorar la dura realidad, individualizar a la sociedad, deshumanizar a las comunidades sociales.

Hoy en día estas aplicaciones ha provocado una sociedad intercultural; apoyados de formas múltiples, con vínculos más débiles “fuerza de los vínculos débiles” (Ascher, François, 2001, pag.41).

Donde el lazo más fuerte es el tener lazos más débiles con 500 personas que un lazo fuerte y estable con 3 personas.

Un proceso demasiado fácil, y sin la necesidad de que ellos te obligarán ser esclavo del consumismo la sociedad optó por volverse esclavo de estos.

La ciencia, el dinero, el marketing, la tecnología… son cuantificables, por lo tanto, se impone como verdadero, mientras que la lógica, la razón y la filosofía no son cuantificables, por lo tanto es mentira.

Estas apps son versiones demasiado blandas a simple vista y es así como deben de funcionar para alinear a los trabajadores y controlar la razón (lógica) a favor de la productividad.

Ahora, en este nuevo milenio el vació de la condición posmoderna deja un vacío para permitir que el placer corporal (drogas y sexo) sea la única brújula moral, ética y “lógica” para escapar de los problemas reales. Creando una nueva masa posmoderna sometida al mazo del placer -ya que entre más variables se controle; se vende la ilusión de que todo será mejor-. Confundiendo la felicidad y la realidad con el bienestar y la realidad imaginaria del mundo virtualizado.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.29 - 17 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Luis1598

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.