Literatura

El Tiempo Y La Vida Como Juego De Inteligencia Y Sabiduría



El Tiempo Y La Vida Como Juego De Inteligencia Y Sabiduría - Literatura

 
El tiempo y la vida como juego de inteligencia y sabiduría
Todos nos hemos preguntado alguna vez sobre el tiempo y sus características o qué tanto es capaz de cambiar nuestra existencia en este mundo. Si bien es cierto el hombre vive en una incertidumbre constante sobre las cosas que lo rodean y existe un temor para la mayoría, el temor a que se acabe el tiempo y no se hayan logrado las metas propuestas, como dejar un legado, una huella para los que vienen u objetivos específicos de cada individuo. Cada quien ve la existencia y cuanto dura como un milagro o una condena. La vida es un tipo de laberinto y tablero de ajedrez que va ligado al tiempo, en el que podemos comprender todas las experiencias del hombre por etapas y eventos como en un juego de inteligencia y astucia. Por lo tanto, si somos capaces de entender la analogía, seremos capaces de entender la vida. Cada quien tiene distintos sufrimientos y alegrías a través de su existencia, ciertos caminos son más cortos que otros pero todos llegamos siempre al mismo fin, donde nuestro momento se acaba pero el tiempo sigue y quien no hace historia será condenado al olvido.

 

Desde el inicio del laberinto de la vida, el tiempo marca el comienzo de una travesía enredada donde cada curva que tenemos al frente es una decisión y debemos arriesgarnos a elegir alguna para saber si es la correcta, pero el temor que tenemos es que no lo sabremos hasta llegar a un punto donde ya no podamos pasar o nos devolvamos para iniciar otra vez, al igual que en la vida siempre tendremos muchos caminos y opciones, pero se elige uno, sea bueno o malo. Si continuamos el recorrido dentro del complejo laberinto, cada momento en el que nos crucemos con la indecisión de ver al frente varios caminos y no saber por dónde ir, pensaremos que es mayor la posibilidad de perder, pero el miedo no puede estancarnos y si tomamos la opción inadecuada hay que retroceder y seguir adelante porque el que se queda atrás pierde. Al cometer varios errores, a la mitad del camino muchos van a querer renunciar porque el laberinto es muy largo y difícil pero aquellos que persisten son los únicos que van a llegar a un final donde han pasado por todos los obstáculos y ya sabrán de memoria el acertijo para ganar, no importa si unos terminan más rápido que otros porque el que más se demoró y cometió fallos es el que de verdad puede decir como es el laberinto. Probablemente en este complejo juego los caminos de muchos se van a cruzar en alguna ramificación sea la correcta o no, la vida y el tiempo de los que están destinados siempre llegara al mismo punto y juntos podrán pasar el laberinto intercambiando su conocimiento de la vida para mejorar.

 

Dentro del laberinto, cada paso que des va a estar destinado por un cuadrado blanco y negro que representa la estabilidad del bien y el mal como un tablero de ajedrez, en donde cada movimiento es un pensamiento de ir por el camino blanco o dejarse llevar por el sendero del mal, la vida es una batalla muy difícil que para ganarla hay que ser inteligente e ir construyendo una estrategia dependiendo si se nace como peón o como rey. Si se es un peón,

 

la vida va a ser mucho más difícil pero la recompensa cuando llegues al final del tablero va a ser el paso de ser un peón a la elección de una nueva vida, como ser una reina. En el ajedrez como en la vida hay muchas batallas de ideologías y claramente hay unos que nacen con un camino más fácil dentro del laberinto, pero todos siempre deben tener la esperanza de derrotar a las fichas negras quienes representan los obstáculos de la vida. El tiempo es infinito como el juego del que hemos hablado y cada opción y movimientos marcan unos nuevos, hasta llegar a haber inagotables posibilidades para ganar o perder. Dentro de nuestra realidad también tenemos innumerables opciones que nos abren las puertas a otras, hasta no poder saber el fin de las distintas cosas y destinos, si cambiamos tan solo un evento del tiempo.

 

Finalmente, si somos capaces de entender ambas analogías, podremos ver más allá de la vida y conoceremos el propósito de la realidad en la que estamos inmersos. Porque para completar el laberinto debemos sobrepasar las incertidumbres, miedos y apariencias que nos engañan y nos impiden sobrepasar los obstáculos, antes del tiempo al que estamos destinados. El laberinto representa los problemas y los distintos senderos que vamos a recorrer en nuestro camino, que por medio de errores y victorias conoceremos al final del tiempo (la liberación del laberinto a una vida nueva) el camino adecuado que se debe recorrer y podremos luego pasar a otra etapa, porque el tiempo y la vida para muchos puede ser una condena y el sufrimiento del alma, como en aquel juego. Con el ajedrez podemos representar todas las luchas y nuestra estrategia para triunfar en la vida, además esta analogía nos permite evidenciar la luz y la sombra por medio de los colores, la luz demuestra la iluminación y sabiduría, mientras las negras exponen la ignorancia. Por lo tanto, el tablero es el camino de la vida que debemos decidir si tomar el ideal o nos dejamos llevar por los eventos de la oscuridad.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carlosarturocastro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información