Sociedad

El Verano Cansa

El Verano Cansa - Sociedad

Estoy pensando que me he cansado de tanto verano. El verano cansa. Miras a tu alrededor y ves familias peleadas. En la playa las mujeres miran a los maridos con odio y los maridos miran al más allá del mes de agosto con los ojos puestos en el culo de la vecina de tumbona que no es su santa, por supuesto. Yo estoy odiando el verano. Me canso de mí y me canso de los que me rodean. Hasta me empiezan a molestar los niños gritones de los vecinos. Antes no gritaban, ahora, deben estar cansados del calor de agosto, y gritan más.

Dicen que los matrimonios se divorcian tras las vacaciones del verano. Yo me divorciaría este mes de agosto. Quiero divorciarme de la palabra familia, de la tribu, de los que no quiero ni nombrar. Odio la palabra familia. Estoy pensando en hacer las maletas y huir sola a las playas de Cádiz. Allí podré ganarme la vida vendiendo mis poesías a los turistas enamorados y podré alegrarme los días paseando sola por las playas que se llenan de pateras de inmigrantes que llegan buscando el paraíso europeo.

¿Y si pillo una patera de los inmigrantes, llamados refugiados también, y huyo a sus países? Me vienen ganas. Dejaría lejos la palabra familia. Me imagino cruzando desiertos, llegando a Nairobi, buscando casita, sonriendo entre vecinos y vecinas negras que me verán rara con mi piel blanca y que tal vez me digan bienvenida. Yo les diré que los prefiero a la palabra familia, a este verano que me cansa, a este agosto de herencias de abuelos. Les diré que mi único sueño es salir a pasear tranquila sin recibir llamadas de abogados, de peritos, de notarios, de familiares que odio y que me odian.

El verano me está cansando mucho. Comprendo que los divorcios aumenten en verano. Yo también estoy divorciandome: me divorcio de la familia de mi madre. No sé cuando firmaremos el papel o si llegaremos a los tribunales para que nos divorcie un juez. Me voy de esa familia con las manos limpias. Pero no quiero pensar en familia, herencia, odios. Sólo quiero soñar como sueñan los que cruzan en patera el estrecho. Y si sueño no sé si haría el camino contrario. Empiezo a pensar que en el África profunda viviría más tranquila porque estaría lejos de la puñetera familia de mi madre.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Scarlett2000

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información