Sociedad

EL verdadero problema del reggaetón. ¿Porque lo odiamos?



EL verdadero problema del reggaetón. ¿Porque lo odiamos? - Sociedad

EL verdadero problema del reggaetón. ¿Porque lo odiamos?

De ante mano les digo, cada quien está en su derecho de hacer lo que quiere con su vida. Cada quien está en su derecho de disfrutar las cosas que quiere y escuchar lo que quiera. Hasta ahora todo bien. Pero, el problema está en que a veces se abusa o se mal interpreta esta libertad y termina convirtiéndose en una justificación para el libertinaje.

Y a veces para que, asumimos que porque a mí me gusta algo le tiene que gustar a los demás. Así como a mí me gusta el chocolate, hay gente a la que no le gusta; y no sé cómo no les podrá gustar si es lo mejor del mundo, y pueden tener sus razones. Razones medicas, de salud, la dieta y el ejercicio o simplemente no les gusta y ya. Actualmente, y principalmente en toda Latinoamérica, como casi todos escuchan reggaetón, se asume que a todos nos gusta; y más errados no podrían estar.

Como diría el youtuber Auronplay: “las cosas como son”, y la cosa es que es una basura y lo siento si alguien se ofende, ¿pero porque se ofenderían por algo que no tiene valor? El problema de ese “movimiento”, porque música no se le puede llamar, no está en si en los intérpretes ni en las discográficas, aunque tienen la culpa en gran parte. El verdadero problema está en los individuos que escuchan reggaetón.

Y es que si nos ponemos a ver, ¿Quiénes son esos oyentes? y lo que diré es verdad: en su mayoría adolescentes de entre 12 y 17 años, provenientes de zonas marginales, de poca cultura, de poca educación, que adoptan el estereotipo que dicha música y sus intérpretes venden como una imagen a seguir y ellos la acoplan a su estilo de vida como el ideal a donde quieren llegar. ¿O me dirán a caso que han visto algún reguetonero hablando sobre cuidar el ambiente? ¿O respetar a las mujeres? ¿O a no consumir drogas? NO! es totalmente lo contrario.

Temas como el sexo (descrito de manera muy explícita y así ha sido siempre) consumo de drogas, libertinaje, machismo, y demás males sociales que a veces ignoramos, no son temas exclusivos de este “movimiento”. El Pop, el Hip Hop y el Rock, lidian con estos temas desde que nacieron. Por eso el odiar el reggaetón solo por hablar de sexo y drogas, no es que sea una razón relevante.

El problema está en que, los oyentes de este “genero” asumen que, como a ellos les gusta y suena en todas partes, asumen que a todos nos gusta y nos debe gustar; he allí el dilema. ¿A quién no le molesta que el vecino o los inquilinos pongan sus rolas de Daddy Yankee a todo volumen? Ellos ayudan a que la imposición de este mal social se haga más presente y solo perturba la calma que deberían gozar muchas sociedades modernas.

Pero sobre todo, es eso, la imposición, lo que hace que todos lo odiemos con mucha razón. Y es que así se nota la decadencia de nuestra sociedad actualmente, y así como dijo Ozzy Osbourne: “mientras hayan jóvenes enojados que no sepan contener sus emociones, el metal nunca morirá”, yo digo: “mientras hayan jóvenes sin educación y que no sepan controlar sus hormonas, seremos una sociedad decadente”. Porque me niego a declarar que eso jamás desaparezca.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Rebelde con causa

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.