Política

El womansplaining y la histeria (nota interesante)

El womansplaining y la histeria (nota interesante) - Política

La Wikipedia define el Mansplaining como el acto de explicar algo a alguien, especialmente un hombre a una mujer de forma paternalista o condescendiente. Las feministas lo definen como un acto heteropatriarcal que busca pisotear el orgullo de la mujer y humillarla en público con el fin último de demostrar la superioridad del hombre y bla bla bla.  En español el neologismo es traducido como machoexplicación o condescendencia machista.

Dicen las feministas, reporteros progres e ideólogos del feminismo que el mansplaining se da muy a menudo y que suele se da cuando un hombre le explica algo a una mujer sin tener en cuenta que ella sabe más sobre el tema que él. Ahora, creo que pocos hemos escuchado del caso contrario. Es decir, el caso en el que la mujer quiere salir de sabionda a corregir lo que el hombre ha dicho o a darle la interpretación que ella considera correcta. De hecho no hemos oído del womansplaining o de algo como la hembraexplicación.

Tanto los medios de comunicación como las universidad hablan y explican mucho sobre la masculinidad toxica y sus características. Ya no se habla de personas toxicas sino masculino toxico. Obviamente los afeminados para establishment moderno no es toxico y las mujeres tampoco. Solo los hombres masculinos. Pero ¿Qué tal si las mujeres y especialmente las feministas fueran personas toxicas? O mejor aún ¿Qué pasa si existiera de causalidad algo parecido al mansplaining en versión rosa? Pues sí… Hoy en estos párrafos quiero hablar del womansplaining.

Hay mucha gente que tiene miedo, literalmente tienen terror de hablar de este asunto porque existe una persecución real a todo aquel que no esté de acuerdo con el discurso establecido pero yo hoy me tomo el atrevimiento de explicar un poco de qué se trata este comportamiento toxico proveniente específicamente de las mujeres en general aunque mayormente en feministas modernas.

Las mujeres hablan sobre los hombres todo el tiempo y suelen ser crueles al respecto menospreciando las cualidades masculinas y haciendo burlas de como enfrentamos las cosas. Estamos acostumbrados y a la mayoría no nos importa. Creemos que es parte de la personalidad de las mujeres el buscar defectos en los hombres para quejarse o burlarse. Las escenas de esas comedias románticas en las que las mujeres se reúnen a beber un trago o lo que sea para hablar de los hombres que tienen, de los que desean tener y de los que ya no quieren se parecen mucho a lo que pasa en la vida real. En los jardines de prescolar las maestras se juntan a la hora del almuerzo para hablar de penes. Es cosa de costumbre supongo y creo que no ha habido problemas por eso más allá de que una chica le haga caso a otra cuando le aconseja que le sea infiel a su pareja.

Cuando una mujer acusa a un hombre de mansplaining sucede algo interesante y es que ella, interrumpe al hombre de manera salvaje para dar la interpretación de lo que este dice y demostrar que es ella la que realmente sabe, aunque no sepa nada. Pongo por ejemplo al abogado Onetto y su momento tenso con una tal Zuleika:

El abogado Onetto comienza diciendo: El 96% de las denuncias de violación terminan en condena, por lo tanto la justicia no favorece a los hombres. Los únicos casos en los cuales se valora como prueba dirimente el testimonio de la víctima son los casos en los cuales media la violencia de genero.

Apenas Onetto da su argumentos de abogado experto con datos salta la tal Zuleika (digo la tal porque no la conocía) gritando: Hola hola hola, discúlpame porque estás diciendo una barbaridad y a lo mejor la gente te cree. Yo hablo con 100 mujeres por día.

Onetto: Te pido por favor que no me ataques.

Zuleika continúa: 100 mujeres por día víctimas de violencia.

Onetto: No me ataques por favor.

Zuelika: Resulta que no hay 96% de violadores que estén condenados, o sea, hablemos con seriedad. Sobretodo vos que sos como dijiste un hombre de derecho. Muchas gracias.

Onetto: Perdón pero ¿con quién hablo?

Zuleica (bien altanera) responde: Zuelika Esnal es mi nombre. Actriz argentina del colectivo de actriz de Argentina.

Onetto: ¿Saben cómo se llama lo que ustedes están haciendo? Justicia por mano propia y venganza. Ustedes, o se someten al estado de derecho…

Zuelika vuelve a interrumpir: ¿Vos sos un hombre de derecho? Antes empezá a mostrar el título de Abogado porque lo que estás diciendo es una barbaridad. ¿Vos sabés lo que es justicia por mano propia?

Onetto: La fortaleza de tu agravio demuestra la debilidad de tu argumento.

Como podemos ver Zuelika quien es una actriz, interrumpió de foma grosera y arbitraria a un abogado experto para explicarle asuntos de derecho. Cabe destacar que a Onetto se le empezó a conocer como El Abogado Nivel dios por su alta capacidad para ejercer su oficio, pero ese no es el único caso. Podemos ver cualquier intervención feminista en la tv o en youtube y todo es womansplaining que no es lo mismo que aquello que llaman mansplaining ya que el womansplaining viene  con agresividad, violencia e insultos incluidos.

Definición de womansplaining: La mujer en un intento desesperado de recuperar el control o mantenerlo recurre a mentiras y artimañas engañosas de cualquier tipo. Es cuando la mujer lanza un ataque porque simplemente no les gusta lo que la otra persona dice tal como el encuentro de Onetto con Zuleika.

Es cuando una mujer pierde completamente el control sobre una situación y comienza a gritar a todo pulmón. Algo que puedes ver en cualquier intervención de una feminista, en cualquier debate de una feminista, en cualquier discurso o manifestación. Las feministas son las reinas de womansplaining.

El womansplaining no solo es cuando una mujer se pone histérica frente a un hombre sino que también sucede cuando una mujer se pone histérica frente a otra mujer. Sucede muy a menudo y no es algo para tomar a la ligera. El womansplaining en esta sociedad ginocentrista tiene terribles consecuencias.

Si algo sabemos de las mujeres es que son definitivamente más emocionales que los hombres. Para la gente más moderna lo que digo es machista y sexista pero no, realmente las mujeres son más emocionales y es algo comprobado. Quienes conocemos mujeres más honestas hemos oído más de una vez como ellas preferirían tener un poco más de control sobre sus emociones y ser más racionales a la hora de tomar decisiones como hacen los hombres.  Hay libros sobre el tema de pensar como hombres, libros dedicados a las mujeres.

No es sexista decir que las mujeres pueden llegar a ponerse muy irracionales, los hombres también se ponen irracionales y le dan golpes a la pared cuando se sienten desafiados; es normal que muchas veces respondamos de manera primitiva ante algunas circunstancias pero en esto las mujeres siempre han estado muy en el top.  Es difícil mantener una conversación racional con una mujer, ellas ponen las emociones primero… Prefieren conversaciones ligeras y felices pasando de temas como perritos y marcas de ropa hasta restaurantes y ciudades bonitas mientras los hombres son más de hablar de ideas. Somos más dados al debate y de allí que al ver los enfrentamientos entre feministas y expertos, sean las feministas las que pierdan el control y hablen de lo que ellas supuestamente han visto mientras los hombres hablen de ciencia y datos.

Antes había un término medico llamado HISTERIA, un término acuñado por Hipócrates hace más de 2500 años. Hipócrates creía que las mujeres sufrían de histeria debido a la mucha tensión sexual en sus cuerpos, resultado de reprimir sus deseos o durar mucho para dejar de ser vírgenes o simplemente eran feas para los estándares de la época. Ellas necesitaban sexo pero solo lo podían tener en los límites de un matrimonio.

La histeria viene del griego Hystera cuyo significado es UTERO. Desde q980 el termino medico Histeria fue removido de los libros de la Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, porque hay gente que de verdad cree que este desorden es substancialmente sexista. Las mentes modernas llegan a esta conclusión porque la mayoría de sus definiciones provienen de sociedades patriarcales y todo el concepto da a entender que las mujeres necesitan a los hombres para ser felices, lo cual para los más evolucionados del siglo XXI semejante afirmación es una herejía digna de la guillotina.

En la actualidad continúa la discusión sobre si la mujer es más feliz persiguiendo sus objetivos profesionales que le permitirán demostrar cuan independiente es o aceptar su naturaleza femenina manado a un hombre y teniendo hijos.

Los síntomas de la histeria se mueven en un espectro amplio que incluye convulsiones o parálisis pero para distinguir la histeria de la epilepsia los griegos acotan que esta se distingue claramente por los movimientos anormales del útero en el cuerpo. Lo que sucede es que el útero identifica aquellos humores estancados como algo venenosos y se inquieta buscando emigrar. Estos humores se acumulan debido a una vida sexual inadecuada, lo que incluye la falta de relaciones desde luego. Galen en la antigua Roma también creía que los hombres que acumulan mucho semen sufren síntomas de histeria. Los hombres que lo viven o lo han vivido pueden dar testimonio de lo agresivos que se pueden poner.

Para el Psiquiatra Henry Murphy la histeria se define como un cambio en las condiciones socio-económicas y culturales que causa una variedad de síntomas como: culparse mucho, tener baja autoestima y sentirse impotente. Personalmente debo decir que me ha tocado vivir el tener mucho tiempo sin sexo al mismo tiempo que en mi país llegaba el hambre y la guerra para luego tener que salir a un país extraño cuya cultura choca con la mía. Es horrible y sí… hay culpa, crees que todo lo malo que te pasa es pos tu causa, que no vales nada, que no mereces la vida y que no tienes el poder de hacer absolutamente nada mientras gritas deseando que todo explote alrededor.  Puedo decir que entiendo parte del desorden emocional y la locura que experimenta una feminista y cualquier mujer que pierde los estribos por deporte.

La histeria viene cuando pasas de un lugar físico o emocional que te parece placentero y cómodo a otro lugar que encuentras particularmente hostil, sucede cuando todos tus esfuerzos terminan en la basura y cuando no alcanzas lo que quieres.

En la actualidad mucha gente experimenta estos síntomas debido a que todos perseguimos metas difíciles de lograr a corto plazo. Todo el mundo quiere libertad financiera en unos pocos meses, auto del año y cosas para mirar sobre el hombro a los demás. Esto es por supuesto algo que se ve mayormente en occidente o en las civilizaciones occidentalizadas. Henry Murphy escribía en 1978 que en Asia y en África estos síntomas eran muy raros excepto en las personas más influenciadas por occidente.

Bajo la premisa de que todos podemos obtener todo lo que queremos y las fotos en Instagram de aquellos que van alcanzando sus metas sentimos la presión de esforzarnos más, nos sentimos peor y nos culpamos de todo. De allí que muchos al no lograr sus grandes sueños por su cuenta comienzan a militar en grupos que pretenden hacer que el Estado les consiga todo lo que anhelan en sus delicados corazoncitos tal como hacen los grupos feministas que creen que pueden tener dinero del Estado, la atención de todos, vivir sin reglas, tener sexo irresponsable, abortos, todo. Ellas no pueden hacer nada de eso solas, son unas inútiles y fracasados; es por eso que usan frecuentemente del womansplaining para quedar “bien” aunque lo realmente hacen es el ridículo.

Podemos ver el womansplaining incluso más acentuado cuando el hombre al frente de la mujer no es blanco, alto y rubio. Las mujeres, actualmente sin importar cuál sea su raza o cuan poco agracia sea su apariencia ven al hombre moreno, asiático o indio como un acosador hostil, como un bruto y un inferior de poco valor. La hipergamia no solo se refleja cuando buscan a la mejor potencial pareja sexual sino cuando atacan y humillan a aquellos que consideran de menos valor.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.60 - 20 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Conservador Intelectual

1 comentario

  • Para «womansplaining» el caso de la todavía, horror, profesora y concejal Aurelia Vera. Yo trabajé diez años de profesor, y la mera idea de adoctrinar a los alumnos en ideologías políticas me parece una barbaridad; un atropello claro. Si además se adoctrina en feminismo, peor. Debería ser suspendida de empleo y sueldo y expedientada, ha cruzado la línea roja que ningún docente debe siquiera pisar. Y que sea concejal con el apoyo de tres partidos que no se reunen con Vox porque es «extremo» ya me parece nauseabundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.