Elecciones 28A: España frente al independentismo

Elecciones 28A: España frente al independentismo -

Cuando Hitler, con la firma del pacto de Múnich en 1938, jugó con el miedo de Europa, Francia y Reino Unido creyeron equivocadamente haber desactivado los ánimos belicistas de aquel. Luego, fue Churchill, en un momento muy oscuro para su país, cuando convenció a sus compatriotas que por muy mal o contrarias que vengan las cosas, no se puede ceder ni capitular ante el chantaje, la extorsión la amenaza o la coacción.

España está seria y gravemente amenazada por una vorágine de independentismo tan desenfrenado que nunca va a cesar hasta que consiga romper la integridad territorial de nuestro país. En tal sentido, los resultados de las próximas elecciones serán decisivos para saber quién pone freno a la ofensiva separatista que se anuncia.

La anterior inacción del muy inepto de Rajoy trajo como consecuencia la aparición de un Sánchez bastante condicionado por el independentismo, a la vez que sirvió para que los separatistas se crecieran y al no plantarles cara se reforzara incluso hasta su prestigio considerando que estaban en el buen camino e hizo más improbable que hubiese intentos de moderarles en el futuro.

Si analizamos la última encuesta del CIS con los resultados de las elecciones de 2016, comprobamos que los votos fluctúan y varían en demasía.

En 2016 el PP obtuvo 137 escaños frente a los 76, en la horquilla más favorable que es la que elegiremos para nuestra reflexión, del CIS de marzo de 2019. ¿Dónde se han ido esos 61 escaños de diferencia?

-19 escaños a Ciudadanos
-37 escaños a VOX
-5 escaños al PSOE

Respecto al PSOE, siguiendo la misma comparativa, en 2016 obtuvo 85 escaños frente a los 138 del referido CIS. ¿De dónde han salido esos 53 escaños a su favor?.

-30 escaños de Podemos
-5 escaños del PP
-18 escaños: no se sabe, pues ni se obtienen de ERC ni del PNV ni mucho menos de Cs que incrementa sus escaños a 51 frente a los 32 que obtuvo en 2016.

Así las cosas, con este panorama de patente inestabilidad política, perjudicial para el mundo del trabajo y de la economía, para la inversión y el empleo, las opciones que quedan ante el voto son únicas: o el centro derecha o la izquierda condicionada por el independentismo catalán y el separatismo vasco. Y la pregunta aparece de inmediato:

¿Está Sánchez en condiciones de garantizar la inviolable unidad de España?

Obviamente, el pacto PSOE-Cs sí lo haría, por ello Rivera tiene, patriótica y obligatoriamente, que dejar una ventana abierta al PSOE, única forma de que nuestro país no esté a merced de las veleidades de los secesionistas.

Quizá el voto indeciso cambie la situación, voto que de existir y dar por hecho que vaya a votar -es fundamental su participación mayoritaria- debe concentrar su motivación no por la diferencia entre bloques de izquierda y centro derecha, sino en el más importante de frenar el separatismo y se garantice la unidad de España, algo que en estos momentos solo el centro derecha puede hacerlo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.25 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

antoniosc

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.