Cine y Televisión

Élite, O Cómo Las Series Españolas Se Transforman En Droga Pura

Élite, O Cómo Las Series Españolas Se Transforman En Droga Pura - Cine y Televisión

Desde que conocí la primera serie española, mi vida es la de una drogadicta: sale una, la miro obsesivamente, abstinencia, la vuelvo a mirar. Repítase cuántas veces sea necesario hasta que salga una nueva serie. En este caso, Élite.

Élite aterrizó en Netflix el 5 de octubre, y confirmó una vez más mi teoría de que las series españolas son droga. En realidad es una teoría robada porque cuando mi amiga me introdujo al mundo este me dijo, como si se tratara del dealer que te da un poquito para que después le compres, “las series españolas son merca”. Y no se equivocó.

Vamos a ver qué trae Élite.

Un cóctel peligroso.

Si viste algunas series como Big Little Lies o Gossip Girl, es inevitable que Élite te las recuerde. A la primera por cómo se relata la historia. A la segunda por el enfrentamiento entre la frivolidad de la clase alta y la gente pobre que no quiere ser como ellos. La verdad, un cóctel bastante peligroso teniendo en cuenta que está lleno de elementos que vimos una y mil veces.

Samuel, Nadia y Cristian, tres estudiantes de un Instituto Público, reciben una beca para estudiar en el prestigioso colegio Las Encinas, el lugar de donde salen “los líderes del mundo”. El motivo de la beca es porque se derrumba su Instituto y, para subsanar el error -como si se pudiera-, la constructora decide realizar el acto benéfico. Al momento de llegar, se empiezan a entrecruzar con estos chicos de clase alta que les dejan muy en claro que no quieren que estén allí.

Claro que este cambio de vida trae problemas varios que nos preguntamos cómo se resuelven, pero el mayor interrogante es el que abre la serie: ¿Por qué Samuel tiene sangre en las manos? ¿Quién está muerto? ¿Qué desencadenó esta muerte? Muchas preguntas que los chicos te van a ir contestando capítulo a capítulo.

Que sí, que no.

La serie me gustó mucho, pero para no faltar a la verdad (y desde mi humilde lugar, claro) tiene mucho cliché de policial sencillito y resoluciones de guión un poco agarradas de los pelos. De todas maneras, mi curiosidad pudo más y seguía poniendo “siguiente capítulo”. Porque quería ver cómo terminaba todo y porque la intriga es la mejor amiga de los seriéfilos.

Voy a destacar la diversidad de tramas. Cuando empecé dije que era una mezcla de varias series. Porque, entre otras, se asemeja a Gossip Girl sobre todo en el mundo que se plantea. Bien, Gossip Girl creo que no hubiera mostrado tanta diversidad de tramas ni se hubiera animado a hablar de HIV, entre otras temáticas.

Si a todo esto sumamos la presencia del talento joven, algunos muy conocidos gracias a La Casa de Papel, encontramos un combo bastante agradable y que se agradece.

Vean Élite, les prometo que vale la pena y que tiene un montón de detalles lindos en cada una de las historias. De paso, me pueden contar si la vieron y si les pareció una buena elección. Nos leemos!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mauge Sologuestúa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información