Literatura

Ella Y La Imagen

Ella Y La Imagen - Literatura

Él y ella se miran a pesar del tiempo y la rutina. Ella lo mira a ratos, él la observa disimulando la trayectoria de su mirada, pero siempre cae en sus ojos. A ella no le importa cuando eso ocurre porque ella también lo busca con su mirada en todas las tardes del sol. Él piensa que ella lo mira incluso cuando está viendo esa película que él quiso que ella viera. Ella mientras visiona sabe que él la imagina mirándola en el film, en cambio él se imagina que ella lo imagina dentro de la película. Y entonces él se siente un personaje que ella quisiera conocer, mientras que ella anhela que llegue el día siguiente para que él se encuentre con esos ojos que lo esperan y el divertimento continúe su curso. Cuando él llega tarde, las menos de las veces, ella tiene en sus ojos el alma de la ausencia de él. Cuando tarde ella llega, las más de las veces, él mira esa butaca vacía y la imagina con todas sus fuerzas para que sus ojos no noten esa ausencia y cuando ella por fin aparece, le basta con sincronizar la imagen perfecta que imagina con la de ella que toma su lugar. Ellos se siguen mirando mientras las tardes del sol pasan y pasan ante sus ojos y la pantalla emite imágenes para que ella esté sumida en la trama y él en la imagen de ella. Sin embargo, una tarde, porque todas las tardes son una sola, él se da cuenta que ella de alguna forma siempre ha estado en el film, como si supiera de antemano que él la miraría desde fuera de la pantalla y que en ese universo único y total, ella es parte de lo inalcanzable, de ese espacio infinito y secreto que rompe las barreras de lo real. El por un instante la mira con ternura e imagina la única imagen posible, la del movimiento. Ya casi al final cuando los días se acaban él quiere regalarle a ella un acervo de imágenes de ella con fragmentos de todos los films de las tardes del sol. Ella lo imaginaba, mientras que él descubre que necesita volcar en una última imagen absoluta toda la esencia de su conexión con ella. Intuyendo ella, desde entonces lo espera, lo espera, lo espera al borde de la pantalla.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

yogiqrosawa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información