Literatura

Empezar de nuevo

Patrocinado


Empezar de nuevo - Literatura

Al fondo se escuchaba la voz de la cantante francesa Zaz con eblouie par la nuit” le gustaba mucho esa canción, tanto que la consideraba como la banda sonora de muchos momentos felices como tristes así como ahora, estaba acostada en la cama con la mirada perdida mientras recordaba como había sido su vida antes de ese día, no le gustaba hacerlo pero las imágenes venían a su mente una tras otra sin darle tregua a nada, era inevitable recordar aquellas risas, caricias, palabras, silencios,besos tiernos y apasionados,su manera de mirarla de hacerle el amor,de tocarla como lo hacia y todas esas sensaciones de aquellos días.

En ese momento sonó el teléfono vio que era su amiga Karen, no le contesto no tenia ganas de hablar con nadie hoy no, volvió a sonar, su amiga le dejo un mensaje:“ Hanna contesta…es para decirte que una amiga abrirá una tienda necesita a alguien de confianza que se quede a cargo le hable de ti, quiere verte…te espero mañana a las 8:00am en el café de siempre…Hanna la vida sigue…recuérdalo…te quiero”, respiro hondo y contó hasta tres le molestaba mucho escuchar cosas como“ Hanna la vida sigue, aun eres joven y bla bla bla” siempre lo mismo…

Es fácil para ustedes decirlo,ustedes no perdieron a la persona que amaban y no son ustedes los que ahora no saben como empezar de nuevo a pesar de este montón de sentimientos con los que hay días en los que no se, ¿como debería sentirme?dijo, a la pantalla de su teléfono como si pudiera escucharla, en el que tenia una imagen de fondo que le gustaba mucho y con la que se sentía identificada, se trataba de una frase de Gabriel García Márquez: “Es fácil recordar para quien tiene memoria es difícil olvidar para quien tiene corazón” .

Leyó el mensaje de nuevo unas cuantas veces más, la verdad necesitaba el trabajo necesitaba empezar por algo los demás no tenían la culpa de lo que le sucedió y menos Karen que era su amiga desde la escuela y la quería mucho siempre estaba pendiente de ella la llamaba casi todas las noches pero habían unas en las que Hanna no le contestaba como la de hoy por ejemplo, así que al final decidió responder el mensaje:“ esta bien, ahí estaré como un clavel…también te quiero” dejo el teléfono a un lado de la cama y como cada noche abrazo su perro de peluche y la camisa de el, que guardaba celosamente debajo de la almohada y nerviosa de si le daban o no el trabajo al cual iría mañana, cerro los ojos y pensó: “tal vez por mucho tiempo no logre estar bien quizás amanezca sintiéndome igual, pero haré algo diferente daré el primer paso, quizás no me lleve a ningún lado da igual ya no tengo nada que perder si no es mañana sera el día siguiente”.

 


4.67 - 3 votos

Patrocinado

Acerca del autor

albani guillent

1 comentario

Deja un comentario