Salud

En busca del Elixir (I) El Jugo Verde. Puede salvar tu vida.



En busca del Elixir (I) El Jugo Verde. Puede salvar tu vida. - Salud

Desde siempre los seres humanos han estado buscando algo que los mantenga jóvenes el mayor tiempo posible, además de que proporcione una salud perfecta, un elixir de la eterna juventud. ¿Es posible algo así? pues seguramente, el tiempo y los avances científicos tienen la última palabra, pero sí se sabe que hay una serie de alimentos, suplementos alimenticios y hábitos que pueden contribuir a una extensión de la juventud y de la duración vida en óptimas condiciones de salud. Voy a llamarle a todo esto «el Elixir». Desde hace años estoy investigando y utilizando los conocimientos en beneficio propio y de todos aquellos que quieren mejorar su salud.

Todo lo que escribiré en estos artículos está probado por mi en primera persona. Jamás recomiendo nada a nadie que yo no haya probado y no utilice.

Comencemos por lo primero, el Jugo Verde. Sólamente con este jugo su salud experimentará una mejoría más que notable. Hay artículos en los que se relatan casos en los que el jugo verde salva vidas.

Hay muchas personas que por las mañanas toman zumos de frutas pensando que es algo muy saludable. Pero es sabido que no es así, los zumos de frutas no son saludables, ciertamente tienen vitaminas, pero su principal inconveniente es su elevado contenido en una variedad de glucosa que es la fructosa. Al no tener la fibra de la fruta, esa fructosa entra rápidamente en la sangre, produciendo picos altos de glucosa, con lo que dispara la subida de la insulina. El efecto sobre el hígado de beber zumos de fruta es similar al que tiene el alcohol, y ya no digamos si aún encima son zumos azucarados.

Hay una alternativa muy saludable a los zumos de fruta, que conlleva multitud de beneficios a la salud, sin perjuicio alguno, no contiene glucosa y tiene muchas más vitaminas y minerales que los zumos de fruta, y es el llamado JUGO VERDE. Ideal para tomar por las mañanas, para que sea lo PRIMERO en tomar por la mañana. Este jugo verde se hace en una licuadora y se bebe nada más terminar de hacerlo para que sus propiedades antioxidantes estén intactas.

Se hace en una licuadora y no en una batidora para que sea todo líquido y así, en ayunas, entre rápidamente en el organismo. Es casi como recibir una infusión intravenosa de vitaminas, minerales y enzimas, debido a que van directamente al cuerpo sin necesidad de ser descompuestas. Ya que hacer jugos es esencialmente «una fuente principal» de nutrientes vivos, no es de extrañar que puedan producir beneficios rápidos y profundos en la salud.

Con tomar un vaso grande de medio litro todas las mañanas ya llega, luego hay que tomar una alimentación equilibrada, hacer ejercicio, etc. El jugo verde no sustituye a una dieta rica y variada. Las verduras deben de lavarse, yo las roció también con vinagre de manzana diluido en agua para una mejor desinfección, y luego las seco.

Hay varios tipos de jugo verde, y yo voy a poner aquí el que utilizo, así que puedo dar testimonio en primera persona de sus efectos. Tomo un vaso de medio litro de este jugo, que consta de ocho elementos: jengibre, rábanos, pimiento rojo, pepino, brócoli, apio, puerro y zanahoria. Veamos qué hacen:

1) JENGIBRE. Echar en la licuadora un trozo del tamaño del dedo gordo. Las propiedades del jugo de jengibre para la salud son innumerables, ya que el jengibre aporta beneficios de múltiples maneras al organismo y ofrece un impulso al sistema inmune, además de contribuir con vitaminas y minerales entre otros grandes beneficios. Tiene potasio, vitamina B-3 (niacina), fósforo, vitamina C, etc. Impulsa el sistema inmunológico y te mantiene alejado de gripes y catarros, además es un antibiótico natural. También es antiinflamatorio. Previene contra el cáncer, según varios estudios. Previene el alzheimer, ralentiza la muerte de células cerebrales. Estimula el apetito. Ayuda a los músculos a recuperarse más rápido y eficazmente. Mantiene en equilibrio la glucosa en la sangre. Ayuda a perder grasa del vientre, siendo extremadamente útil para perder peso extra en un tiempo muy corto y es aún más eficaz que numerosos medicamentos y suplementos que se ofrecen en el mercado, que están cargados con productos químicos. Previene la artritis y la artrosis. Etc.

2) RÁBANOS. El jugo de rábano es un gran desintoxicante del cuerpo. Actúa para limpiar los riñones, la vejiga, la próstata, los testículos y la vía digestiva, eliminando virus, toxinas y otros agentes causantes de enfermedades. Además, los rábanos desintoxican el hígado y la vesícula biliar, lo que ayuda a liberar las enzimas que los defienden de varios tipos de infecciones. Debido a su alto contenido de vitaminas A y C, zinc y fósforo, el jugo de rábano es buenísimo para la piel. También es diurético.

3) PIMIENTO ROJO. Tiene un alto contenido de vitamina C, mucho más que las naranjas. Ayuda en la cicatrización y fortalece el sistema inmunológico defendiendo al organismo frente al ataque de virus. Además la presencia de la vitamina C en grandes cantidades ayuda a la absorción del hierro de los alimentos, con lo cual contribuye a evitar la anemia. Tiene un alto contenido de antioxidantes, por lo que impide el desarrollo de células cancerígenas; promueve la producción de colágeno y ayuda a la absorción del calcio en las personas mayores. Esto contribuye a evitar el deterioro de las células y previene el alzheimer. Por su alto contenido de flavonoides, ayuda a aliviar problemas de circulación. Además previene hemorragias internas o externas. Estimula el apetito, disminuye los gases y desintoxica el intestino.

4) PEPINO. Es depurativo. Reduce las grasas, hidrata, reduce el riesgo de cáncer, regula el PH de la sangre, protege del sol, etc. El pepino posee una gran concentración de vitaminas C, A, E y del complejo B (B1, B2, B3). Todas estas ellas son necesarias para mantener una piel, huesos, ojos y tejidos saludables en el cuerpo. El pepino cuenta con minerales beneficiosos para el cuerpo, como el magnesio, el calcio o el fósforo pero, sin duda, destaca por su aporte de potasio. Este ayuda al cuerpo en las funciones vitales, fortalece el metabolismo, regula el contenido de agua en las células y mantiene en normalidad la actividad de los órganos y sistemas.

5) BRÓCOLI. Se utiliza el tallo para licuar, ya que la flor da poco jugo y es mejor comerla. Es antienvejecimiento, anticancerígeno, desintoxicante, protege el corazón, los huesos y los ojos ¿quién da más?. El jugo de brócoli es rico en hierro, vitamina B-9 o folato (necesaria para la producción de ADN), riboflavina o vitamina B-2, vitamina K, que es la vitamina de la coagulación de la sangre, ya que ayuda a que tu sangre se coagule; sin ella, puedes sufrir de un sangrado anormal y dificultad para la cicatrización de las heridas y contusiones; también es necesaria para ayudarle a tu cuerpo a absorber el calcio, por lo que es importante para mantener los huesos y los dientes fuertes. Los compuestos azufrados que contiene, como el sulforafano, son eficaces frente a la helicobacter pylori, causante de úlcera gástrica y de algunos tipos de cáncer gástrico. Además, es rico en calcio, sobre todo en la parte del tronco, que es la que usamos en el jugo.

6) APIO. Mejora la salud del corazón, beneficia la circulación, previene el cáncer, protege la piel, desintoxica el organismo, es antiinflamatorio, aumenta las defensas, regula el sueño, reduce la hipertensión, es antigripal y anticatarral, reduce el colesterol, disminuye la glucemia, ayuda a perder peso en caso de sobrepeso, etc. El jugo de apio tiene vitaminas B-1, B-2, B-3, B-6, C, K, ácido pantoténico, y nos aporta calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc.

7) PUERRO. Echar en la licuadora un trozo del tamaño del dedo pulgar ya que tiene un sabor algo irritante. Entre sus minerales destaca el potasio, el calcio, el fósforo y el magnesio (18 mg). Y, en menor cantidad, aparte del azufre, se encuentra el hierro y oligoelementos como el selenio, el manganeso y el silicio. Respecto a sus vitaminas, sobresale la vitamina C y la E, así como vitaminas del grupo B: folatos y vitamina B6, importantes para los sistemas nervioso e inmunitario. Los compuestos azufrados que están detrás de las virtudes del ajo y de la cebolla para mejorar la circulación, resistir las infecciones y prevenir el cáncer. El aceite esencial del puerro es expulsado en parte por los pulmones, lo que tiene un beneficioso efecto microbicida en resfriados o bronquitis. Asimismo, la presencia de sustancias mucilaginosas y expectorantes contribuye a mejorar faringitis, laringitis, afonías y bronquitis. Al ser alcalinizante y diurético debido a la elevada presencia de potasio y baja en sodio, comer esta hortaliza en casos de reumatismo, artritis o gota puede ayudar a las articulaciones inflamadas. Por sus cualidades diuréticas, ayuda a disminuir la tensión arterial elevada. Asimismo, la aliína -el principio activo que también contienen el ajo y la cebolla- contribuye a reducir el colesterol sanguíneo, especialmente el llamado «malo» o LDH. Previene la formación de varices y otros trastornos venosos por su beneficiosa acción sobre los vasos sanguíneos (preserva su flexibilidad) y sus propiedades fibrinolíticas (fluidifica la sangre, lo que evita la formación de trombos). Ayuda a combatir la presencia de hongos y bacterias patógenas gracias a sus sustancias microbicidas. La fibra y el mucílago también estimulan el tránsito intestinal, lo que alivia el estreñimiento y evita flatulencias.

8) ZANAHORIA. Mejora la digestión, mejora la vista, protege los huesos, aumenta las defensas, desintoxica el hígado, aumenta el metabolismo. Su jugo es rico en betacarotenos y luteína, necesarios para la salud de la retina, es decir que la zanahoria actúa como un complemento para mantener una visión saludable y es muy buena para mejorar la visión nocturna; también previene el daño solar. El jugo de zanahoria es uno de los desintoxicantes más recomendados por médicos naturistas, ya que ayuda a eliminar toxinas, principalmente si se consume en ayunas, con lo que se ayuda a regularizar la función de hígado y evitar la acumulación de grasa y mejorar la digestión. Su contenido de vitamina K, potasio y calcio hacen a las zanahorias un aliado para mantener la salud ósea. La zanahoria contiene flúor de forma natural, lo que ayuda a mantener en buen estado los dientes, evitando la adhesión de bacterias y previene la aparición de caries. Además, elimina cálculos renales, relaja el sistema nervioso, es anticancerígeno y disminuye la gastritis.

Un beneficio importante es que esta combinación de jugos proporciona un agua estructurada, ya que el agua de los vegetales es agua estructurada (agua viviente), que es diferente al agua regular, su fórmula es H3O2 en vez de H2O. ¡El agua de los vegetales es la mejor calidad de agua que se puede beber!. Su hidratación es profunda y es lo más recomendable para el desayuno, pues al dormir el organismo se deshidrata. El agua estructurada entra en las células y proporciona energía a las mitocondrias.

Tome este jugo verde todos los días y verá sus beneficios en muy poco tiempo. Vale la pena.

Si te ha gustado este artículo, por favor, valóralo. Gracias.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carlos Dominguez Regueira

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.