Literatura

En Mi Hecatombe

En Mi Hecatombe - Literatura

Un sollozo lleno de languidez se escapa de mi boca, aun por mas esfuerzos que hiciera por retenerlos, son ineludibles; de una manera indiscreta he llegado hasta este extremo, en mi agujero miserable, consumiendo vitalidad, drenando mi paciencia, refugiado en un abismo, derrotado; lo acepto y me aproximo ante el, quizás en este lugar pueda encontrar algún consuelo, una armonía en este inmenso vacío, es simplemente patético … Temeroso, por mas solitario que estuviera, solo puedo sentir cobardía, una angustiosa mezcla de miedo y desesperación, aunque no comprendo como estoy aquí, sin fuerzas, sin ánimos, sin voluntad, solo … Debe ser una prueba. Tiene que serlo, si no no habría explicación de como sigo aquí, de otra manera, no podría seguir adelante. Y en mi instante mas sombrío, lacrimoso y fetal, sigo manteniendo una leve esperanza, ante este fastidioso camino que he elegido; aunque si el estropicio y lo destrozado se juntaran, si no hubiera recompensa la cual recolectar, si no hubieran aspiraciones a sanar, seguramente ya no estaría, ya me habría marchado.

En el frío y oscuro pesar de la noche, la luna se asoma con sigilo, luciendo su cuerpo entero y su luminosidad. Tan llena, tan radiante, como lo fui alguna vez, aunque de ello solo queden recuerdos borrosos … Aquella luz no me pertenece. Pasan sobre mi, un millar de reflejos de luces, luces que me dejan boquiabierto, conmueven al cielo con su reluciente fulgor sin fin, y consigo traen la resurrección de los desesperanzados; que seria de nosotros sin ella, solo esbirros sin vida, a la deriva, en la espera de otra semejante. Y mientras saco mi cabeza al exterior, no me cabe la menor duda, no debo titubear, ni vacilar en este momento, antes de que sea tarde. No quiero seguir en esta oquedad, no quiero seguir nutriendo y calmando este infame narcisismo, es mi responsabilidad acabar con esto, debo cumplir mi cometido, crucificar este ego antes de que sea demasiado tarde, salir de este lugar tan nocivo, tan ofuscado, tan cínico. Dejar que aquella luz pase, que haga tacto en mi, quizá pueda de alguna manera volver… solo deja que pase … que traigan consigo aquella esperanza y razón que infunde su presencia … solo deja, antes de consumirme …

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Tomás Silva

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información