Literatura

En Sus Zapatos

En Sus Zapatos - Literatura

Hoy está siendo un día difícil. Esta mañana, Marta no quiso vestirse y Alba se negó a desayunar. Llegamos tarde al colegio y, cómo no, también al trabajo. En toda la mañana he conseguido concentrarme. Estos zapatos nuevos me están matando. ¿Dejé tendida la lavadora? No sé qué voy a hacer cuando llegue la hora de recoger a las niñas del colegio. Tengo el tiempo justo para llegar a casa, preparar rápidamente algo de comer, nutritivo y sano, por supuesto, y volver corriendo a la oficina. ¿Lo conseguiré? Sé que nadie apuesta por mí. Todos piensan que, dada mi nueva situación, terminaré renunciando a mi faceta profesional para poder llegar a la personal. Que no voy a ser capaz de conciliar trabajo y familia. ¿Que tú también lo estás pensando ? Pues que sepas que me niego. Voy a conseguirlo. A toda costa.
Qué tortura. Pienso en cómo era mi vida hasta ayer. No es que mi trabajo anterior fuera mucho mejor que este, para nada. Por eso pienso que son estos zapatos nuevos. Seguro. O el encargarme de la casa. O ir de acá para allá con las niñas a todas horas. ¡Espera! Casi me olvido que hoy hay extraescolares. No sé hacerlo. Definitivamente.
¿Cómo le irá a mi mujer? Seguro que mejor que a mí. Mis botas son mucho más cómodas. Está claro que he saliendo perdiendo con este juego de intercambio de papeles. Ahora entiendo que mujeres y hombres nunca seremos iguales. Vaya si lo entiendo. No mientras las obliguemos a llevar estos horribles zapatos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.62 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

CarmenAndrey

2 comentarios

  • Está claro q podemos intercambiar roles pero nos cuesta un plus más llevarlos adelante (a mujeres y hombres).

    Será fisiológico, reparto pelín diferente en cada parte cerebral, lo que sea, pero se ponga como se ponga la gente, no somos iguales.
    Eso sí, en derechos, sueldos y en todo lo q nos rodea debemos ser tratados por igual.

    Pero lo mejor de todo: no hay mujer igual a otra ni hombre idéntico a otro…. más razón si cabe a ser tratados por igual en esta jungla.

    Por cierto, igual de importante son los deberes…que por supuesto doy por llevados a cabo por todos en mi comentario.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información