Política

El enemigo de la clase trabajadora se llama “Ciudadanos”.

El enemigo de la clase trabajadora se llama “Ciudadanos”. - Política

Ciudadanos es un partido que ha andado a usar de una gran visibilidad mediática a partir de su rápido incremento no solo en Catalunya, sino igualmente en el excedente de España, como consecuencia de su clara animadversión hacia los partidos secesionistas catalanes liderados por el Pdecat, del cual el ex dirigente Puigdemont es su sentencia competencia. La axioma agitación se presenta en los climas en la confrontación entre Ciudadanos, por un banquillo, gran defensor de la unidad de la Patria Española, y el Pdecat, que hegemoniza el edificio secesionista, por el otro. Este supuesto problema entre insignias (la estelada por un asiento, y la borbónica por el otro) oculta, luego, un hecho que tan pronto como ha sido anunciación: en lección de políticas económicas los dos partidos aplican fórmulas casi equivalentes. Ciudadanos y el Pdecat pertenecen a la misma casta política, la progenie europea altruista. Es, puesto que, metódico y predecible que, como hace cualquier partido abundante, Ciudadanos (y incluso el Pdecat) hayan estado aplicando las mismas políticas económicas y sociales favorables al planeta empresarial que caracterizan a esta tradición política. En realidad, todos los partidos benevolentes actuales en Europa fueron colocados y/o apoyados por el universo empresarial a fin de blindar sus réditos. Y Ciudadanos es un claro prototipo de ello. Tal partido fue amparado por la realización de esplendor financiero, económico y político castellano como respuesta al surgimiento de Podemos y sus encrucijadas, surgimiento que por el genio contestatario de semejantes partidos alarmó al otorgamiento empresarial del país. Como adecuadamente dijo uno de los maduros banqueros del departamento, el Sr. Josep Oliu, líder del Banco de Sabadell, era apremiante inventar “una género de Podemos de derechas”. Y así fue como se impulsó a Ciudadanos, que predeciblemente ha narrado con un enorme asidero y visibilidad mediática, terminado de la enorme (y antidemocrática) influencia del universo empresarial (y en extremo en particular del orbe financiero) sobre los decanos medios de afirmación y persuasión del estado. Al origen de su sinceridad, Ciudadanos tuvo un privado atractivo electoral. Su friso en las cajas, luego, ha ampliado en extremo como consecuencia del desarrollo del alboroto secesionista en Catalunya que ha gestado, como respuesta, la movilización del nacionalismo españolista, y con ello el engorde electoral de este partido, el cual se definió, desde el empiece, como máximo protector de este tipo de nacionalismo centralista, uninacional y opuesto a la diversidad nacional del Estado español. En Catalunya, suburbios asalariados que votan a En Comú Podem en las selecciones legislativas a las Cortes Españolas, votan a Ciudadanos en las selecciones autonómicas como grosería frente al inmueble independentista, que controla los trastos de la Generalitat y sus medios, dirigido por Pdecat (disfrutar mi artículo “por qué la disertación trabajadora catalana cambia de testimonio en las disyuntivas españolas y catalanas”, Público, 19.01.18). El vuelco de escultura de Ciudadanos A fin de agradar el larguero de los extrarradios operarios, incluso de servirse su nacionalismo uninacional centralista, Ciudadanos está utilizando un dialecto y una novelística casi “obrerista”. En realidad es uno de los poquísimos partidos españoles que explícitamente habla y utiliza el dominio “clase trabajadora”. Su verbo, para versar a sus deseadas basas electorales, incluye siempre el señal de categoría trabajadora, presentándose como el defensor de los lucros de los concilios más indolentes de estas condiciones. El reciente discurso de Inés Arrimadas en el Parlament de Catalunya ejemplifica este énfasis en asuntos sociales, acorralado de una novelística obrerista. De ahí que haya expuesto una proposición de clase en las Cortes Españolas (la Ley en contra de la precariedad) que se presenta como la alternativa a unos de los viejos aprietos que tiene la calidad trabajadora ahora en España: la precariedad. Su finalidad es nada a excepción de que lapidar los arreglos temporales y sustituirlos por entendimientos fijos. Según beatitud oferta, todos los pactos pasarían a ser convenios objetivos, aumentando así la defensa de los trabajadores, pues la indemnización por despido pasaría en su proposición de 12 a 20 viajes por año actuado. Es decir, que cuando el patrón despidiera a un trabajador que tiene ya un convenio temporal, tendría que pagarle (si tal estima se aprobara en las Cortes) el caudal similar a 20 viajes por año laboreado en emplazamiento de 12 plazos, como hoy. Si este trabajador afuera hogaño un trabajador temporal, ganaría con tal oferta ocho (20-12) viajes por año bregado, lo cual, por otra parte de auxiliar al trabajador temporal, frenaría que el patrón lo despidiera, puesto que le sería más oneroso hacerlo que hoy. Hasta aquí lo que Ciudadanos dice proyectar. A primera traza, por ende, tal proposición parece una medida que favorecerá a los trabajadores temporales, que tienen este tipo de entendimientos porque no pueden atinar ajetreos fijos. Podría, puesto que, ser un hueco delante, no obstante no resolvería el agobio de la precariedad, puesto que la proposición no aborda otras razones y consecuencias de esta precariedad. Lo que Ciudadanos no recepción en la mejora de su clase Lo que no se entrevista sobre tal oferta de Ciudadanos es que esta tiene que disfrutar no solo con los ya establecidos como acuerdos temporales, sino además con los pactos inmediatamente restringidos como fijos. Y para estos últimos arreglos la oferta es que cobren como indemnización los mismos momentos que recibirían los entendimientos temporales, en otras palabras, 20 términos por año laboreado. Y ello significa que felicidad proposición tiene dos enormes paces a los patrones: uno es que en motivo de tener que restablecer 33 viajes cuando despiden a un trabajador fijo, como tienen que obrar ya, tendrían que pagarle solo 20 viajes por año cuando la legislación se aprobara; y el otro gran presente es que la proposición de carta hace mucho más comprensible, en representación con hoy, que el patrón despida a un trabajador fijo. Es suficiente que el patrón considere que el puesto de sufrimiento no es fatal, o que debe evolucionar, o que duplica el labor de otro trabajador, o “lo que fuera” para que él despida al trabajador. En otras palabras, el patrón puede argumentar cualquier lugar (evolucionar su organización empresarial, su acción, su proposición de artículos y/o retretes, su consecución de noticias tecnologías, su cambio de clientes, o del mercado, etc., etc.) para botar al trabajador. Lean la instrucción y lo verán: “se considerará que la amortización estará justificada cuando las representaciones desempeñadas por el puesto de forcejeo no respondan a una pobreza de quehacer de talante estructural y permanente interiormente de la acción frecuente de la sucursal. En todo caso, se entenderá que no responden a bonanza indigencia los puestos de encargo cuyas representaciones hubiesen devenido innecesarias o redundantes con las que estos puestos de forcejeo […] o como salido de cambios en el efecto social de la entidad o en su táctica empresarial, en su red organizativa, en su acción, en su proposición de géneros o beneficios o en la canción de su cabás de clientes o suministradores, o a resultas de la perseverancia de una distinción tecnológica o de alternaciones significativas del mercado”. Tal legislación afectaría incluso a los “trabajadores públicos de las pagadurías y de agencias públicas”. Como adecuadamente ha aconsejado Lola Santillana, secretaria de Empleo de Ccoo, la oferta de Ciudadanos “es una animalada [puesto que] supone encajar en nuestra jurisprudencia el despido libre sin causa”. Es lo que la gran patronal ha gustado siempre: el máximo de flacidez para honor jubilar al trabajador cuando quiera. Así de claro. Cómo incentiva Ciudadanos a los patrones para que no despidan Como asimismo se hizo con las variaciones oficiales del gobierno Psoe y del gobierno Pp, estas sincrónicas se presentan como necesarias para flexibilizar el mercado escolar, siendo, verdaderamente, la madre máximo de su enorme deterioro. Una de las primeras medidas que Ciudadanos hizo cuando apareció en las Cortes Españolas fue conciliar comparables rectificaciones gremiales, que han cumplido un perjuicio enorme al paz y estatura de vitalidad de la ley trabajadora. Tales modificaciones favorecieron altamente al orbe empresarial, traduciéndose en un enorme cambio de sus subvenciones a orilla de un gran declive de las haciendas del encargo. Las utilidades del caudal en absoluto habían alargado unos niveles tan altos y las utilidades del sufrimiento unos grados tan bajos como ha existido durante estos años de supuesta explosiones (admirar mi portafolio Ataque a la democracia y al paz. Crítica al intelecto económico dominante, Anagrama 2015). La agresiva y nefasto afluencia empresarial que ahora ocurrió con las correcciones oficiales de Zapatero y Rajoy alcanzaría su zénit con la autorización de tal lealtad, puesto que destruiría la corta permanencia oficial real en el mercado oficial, el más deteriorado de la Ue-28 (observar mi artículo “españa es el pueblo de la Unión Europea con peores naturalezas de trabajo”, Público, 22.02.18). Ciudadanos es consciente de ello, ya que adelanta una opcional alternativa al aprieto difundido por tal constitución. Frente al enorme acrecentamiento de la fragilidad e inconsistencia sindical que su oferta acarrearía, Ciudadanos propone retribuir (dándoles caudal) a las cometidas que no despidan. Aquellas que hicieran estrecha vuelta en su validación profesional recibirían muletas y subsidios del Estado. Esta ronda de acabar el acabose que crearían es espejo de su cuestionario de prolongar siempre buenas compromisos con la patronal. Como perfectamente dice Nacho Álvarez, maestro económico de Podemos, frente al “bonus” que ofrece Ciudadanos, debería asegurar un “malus”, a través de la multa fiscal por excesiva vuelta. Lo que está claro es que la ley oferta por Ciudadanos acentuaría también más el deterioro del mercado de compromiso y empeoraría la precariedad y los bajos sueldos, puesto que precarizaría los arreglos fijos, también de no apechar un gran divisor de otras instrucciones de la precariedad, como es el establecimiento de falsos autosuficientes, con millones de trabajadores que han testado de estar entoldados por el Estatuto de los trabajadores y las regulaciones profesionales al valer a ser amados como independientes, siendo entonces el derecho mercantil, en sitio del oficial, el que cubre su sufrimiento, con la ausencia de derecho que ello implica. A todo ello Ciudadanos no dice siquiera pío, pues favorece el surgimiento de este proceso. Por qué continúa creciendo Ciudadanos Una de las máximos razones del desarrollo de Ciudadanos es el enorme desprestigio del Partido Popular (labrado en gran parte por su sistemática corrupción), así como el nacionalismo españolista, radial y de talante monárquico borbónico (que se opone a defunción a cualquier ofuscación opción de una España plurinacional, policéntrica y republicana), de los naranjas, cardinal para permanecer el maridaje entre mando económico y financiero por un costado, y permiso político-mediático por el otro, y que ha granado espectacularmente como consecuencia del desarrollo del secesionismo en Catalunya. Ello explica que la colección trabajadora catalana –de lengua castellana en su generalidad- vote a Ciudadanos como demanda hacia el independentismo, juicio que va terminantemente en contra de sus beneficios de clase, puesto que la tenacidad de comparables políticas liberales está teniendo unas consecuencias bastante negaciones sobre la jaez de carrera y el paz de tal aula que la jurisprudencia proposición sobre la precariedad acentuaría. Nunca por lo que precede se había visitado más redondamente la explotación de la enseña borbónica española para acaudillar los tesones de los clanes empresariales que apoyan a Ciudadanos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DavidFedz

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información