Literatura

ENSAYO: LOS CELOS ENFERMIZOS

ENSAYO: LOS CELOS ENFERMIZOS - Literatura

Los celos enfermizos

Los celos son emociones naturales que pueden llegar a tener rasgos positivos como negativos.
Se tratan de malestares producto de un estimulo de nuestro cerebro, que recibió alguna señal que lo provoco. Generalmente son causados por el enamoramiento y ocurren con frecuencia en las parejas, más que nada en aquellas consideradas “parejas tóxicas” y se basa en acciones que causan inestabilidad en esa relación.
Los celos no son nada nuevo, nada lo que se haya escuchado o alguna vez experimentado. Es algo que se da con mucha frecuencia en las parejas y es algo muy preocupante.
Experimentamos los celos a través de la percepción, lo vivido, lo cotidiano o acciones que no son comunes en nuestras parejas.
En mi ensayo voy a argumentar sobre los celos en las parejas, con el propósito de dar a conocer que son las que más los experimentan y no le hacen bien a ninguno de los dos integrantes de la relación.
El celo actuá como estimulo amenazador en las relaciones, el cual obliga al cuerpo a ponerse en situación de alerta, el objeto causante de los celos es alguien del cual se piensa que pone o podría poner en riesgo la relación.
Las personas celosas suelen ser demasiado egoístas y desconfiadas porque desean ser amadas de manera incondicional y suelen demandar constantemente aprobación de su pareja.
El sujeto celoso de la relación comienza a tener pensamientos de engaño y señales de alerta ante un «tercero» en discordia en la relación (en la mayoría de los casos inexistente). El celoso no puede controlar estos sentimientos y la persona se vuelve más insegura y muy vigilante, generando reacciones agresivas o las famosas “escenas de celos”.
Con el paso del tiempo, esos celos se vuelven enfermizos, pasamos de los celos “comunes” a tener aptitudes que no son común en una pareja, el sujeto se comporta de modo violento, es controlador, acosador, etc.
Si en una pareja los celos son permanentes, estos tienden a desgastar la relación afectiva porque además de los sentimientos de engaño y la desconfianza, surge el reproche, el reclamo, la exigencia de ser querido, las preguntas, actitudes que no son nada buenas en la relación y que molestan al otro sujeto, como dice un viejo y conocido refrán “Cuando el hombre es celoso, molesta; cuando no lo es, irrita”.
A largo plazo, la persona insegura o «celosa» ya no puede controlar más esos sentimientos e intensifica sus actitudes, es decir, incorpora los interrogatorios como parte de la rutina, se vuelve más controladora de lo que era, esta constantemente vigiando su pareja, pierde totalmente la confianza y poco a poco la relación se ve perjudicada por estas actitudes al punto de terminar la pareja, esto puede ser tanto en buenos como en malos términos.
Ahora voy a hablar de los celos y la cultura popular, ya que fueron tratados desde distintas áreas, para comprobarlo, voy a citar algunos ejemplos:
En literatura, la tragedia “Otelo” de Shakespeare es una de las tantas obras literarias que toca el tema de los celos, en ella el protagonista Otelo asesina a su amada Desdemona tras la sospecha de que le era infiel pero en realidad no era así.
También, varios dramaturgos dieron su opinión sobre los celos como Miguel de Cervantes Saavedra quien dijo “Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta”.
La música también nos invita a apreciar el tema de los celos a través de la letra de sus canciones, para dar un ejemplo de tantos, voy a citar un fragmento de la canción “Crimen” de Gustavo Cerati – “Mi ego va a estallar, ahí donde no estas, oh los celos otra vez… ¿Qué otra cosa puedo hacer?, sino olvido moriré” haciendo referencia a los celos que sentía de ver a su pareja con otra persona y no poder tolerarlo argumentando que eso lo estaba matando.
Una posible solución a los celos enfermizos es terminar la relación por el bien de ambos o plantear el problema y buscar una solución entre los dos sujetos.
Para cerrar mi ensayo, concluyo que los celos no son sanos y que la estabilidad y confianza de la relación se pierde al experimentarlos. Lo que debemos hacer es disfrutar de la relación y no estar inseguros y ser egoístas de nosotros mismos. Caso contrario, si la relación no funciona debido a los celos, esa relación debería finalizar y si terminan en buenos términos, debemos quedarnos con lo mejor que vivimos con esa persona durante ese período de tiempo, más allá de como haya sido el desenlace de la pareja. Debemos vivir y dejar vivir y no estar pendientes de los demás.

Fuente imagen de portada: https://lamenteesmaravillosa.com/como-superar-los-celos-en-las-relaciones-de-pareja/

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

juan2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.