Política

EPN “SINÓNIMO DE IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN”



EPN “SINÓNIMO DE IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN” - Política

 

El sexenio presidencial de Enrique Peña Nieto quedará marcado en la historia por la impunidad y corrupción, por el compadrazgo, por los escándalos y sin duda, por el aumento desmedido en la violencia que nunca supo controlar y contener.

Después de que el PRI (Partido Revolucionario Institucional), quedará relegado durante 12 años por la alternancia en el poder, todos pensaban que se había debilitado por los malos gobiernos, y que jamás regresaría, sin embargo por ser un político joven con nuevas ideas, de una corriente de cambio en el partido, y sobre todo porque el PAN (Partido Acción Nacional), no supo aprovechar la oportunidad y estar a la altura de las circunstancias, con gobiernos medrosos y poco prácticos que crearon una expectativa muy alta, y como comenté no supieron aprovechar, Peña Nieto vio una oportunidad magnífica para rebautizar al nuevo PRI, y comenzar a trabajar desde que era gobernador del Estado de México, su objetivo, convertirse en presidente de México.

Enrique Peña Nieto nació en el seno de una familia con larga tradición en la política; su bisabuelo, Severiano Peña, fue alcalde de la villa de Acambay en cuatro ocasiones entre 1914 y 1923; un primo hermano de su padre, Alfredo del Mazo González, fue gobernador del Estado de México. También un pariente algo más lejano de su madre fue gobernador del Estado de México, me refiero a Arturo Montiel Rojas. Durante su etapa de educación secundaria, se había interesado por la política: en 1981 llegó a colaborar como repartidor de panfletos electorales en la campaña del candidato Alfredo del Mazo González. Se afilió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1984, el mismo año de su ingreso en la universidad.

Una vez que ganó las elecciones presidenciales prometió un cambio radical para México, con reformas estructurales en materia educativa, financiera, energética, de telecomunicaciones y hacendaria etc., tan es así que la revista “TIME” le dedicó una portada bajo la leyenda “Salvando a México”, en alusión a todo lo anterior, sin embargo hasta la fecha no han servido de mucho y solo han beneficiado a su grupo cercano,  a sus cuates empresarios, sin llegar a tener un impacto positivo en la sociedad mexicana, todo lo contrario hubo aumento en los energéticos (gasolina, electricidad, gas), en cuanto a la reforma hacendaria no fue ni siquiera un instrumento para una mejor recaudación fiscal, por el contrario; se condonaron impuestos a grandes empresas, hubo conflicto con los maestros por la reforma educativa, porque más bien parecía una reforma laboral, es decir, un desastre mayúsculo que se salió de control.

Por si esto fuera poco, el sello característico durante su sexenio de manera especial fueron los casos de corrupción y la impunidad en exceso, no prevaleció el Estado de Derecho, todo fue corrupción, conflictos de interés, negocios multimillonarios, favoritismo a proveedores y empresas consentidas como Grupo Higa el contratista favorito del sexenio peñista, contratado para diversas obras de infraestructura, Grupo México dedicado a la minería, Grupo Fármacos Especializados para el gasto de medicamentos que ganó 106 mil mdp del periodo  2012 a 2018 por contratos de adjudicación directa. También dio entrada a las españolas OHL, Elecnor, Aldesa, por mencionar algunas que se cuadraban para obtener un beneficio mutuo.

Para controlar todo este esquema de corrupción también tuvo que tener a sus más cercanos y confiables colaboradores, que hoy parecen derrumbarse y caer, como es el caso de Emilio Lozoya Austin, exdirector de PEMEX, la petrolera mexicana que en algún momento fue la empresa productiva más rentable del estado, y que sin embargo Lozoya acabo por destruirla dejándola en la quibra por los malos manejos y actos de corrupción, como la compra de plantas chatarra de fertilizantes y agronitrogenados por 500 mdd y recibiendo sobornos por 10 mmd por parte de Odebretch, para financiar la campaña política de Peña Nieto. Por lo pronto Emilio Lozoya permanece prófugo de la justica y por lo que se sabe de las investigaciones se encuentra en Alemania, situación lamentable al no enfrentar a la justicia y esconderse como un cobarde.

Durante el sexenio de Peña Nieto fueron muchos los funcionarios federales y estatales que se beneficiaron hasta el hartazgo con dinero mal habido, como mencione el primero tendría que ser Emilio Lozoya, sin embargo existen muchos más: Gerardo Ruiz Esparza exsecretario de Comunicaciones y Transportes, José Antonio Meade y Luis Miranda Nava  en la Secretaría de Desarrollo Social, en relación al desvío de recursos de la llamada estafa maestra, en la cual y por primera vez se inicia un proceso y se encuentra en la cárcel  a un Exsecretario(a) de Estado, me refiero a Rosario Robles Berlanga, a los exgobernadores Javier Duarte (preso), que se robó el presupuesto del Estado de Veracruz durante su mandato, Roberto Borge (preso), César Duarte de Chihuahua prófugo, Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y así podría seguir la interminable lista.

A pesar de los traspiés del actual presidente López Obrador, habría que agradecer que está cumpliendo su promesa de combatir la corrupción con las acciones emprendidas por la Fiscalía General de la República. Las investigaciones en curso habrán de traducirse en el fin de la impunidad y la corrupción. Todo apunta hacia una sola dirección, al expresidente Enrique Peña Nieto.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.93 - 28 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Juan Carlos Chavez Diaz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información