Ciencia

¿es He Jiankui Un Científico Incomprendido?

¿es He Jiankui Un Científico Incomprendido? - Ciencia

Llevamos toda la semana asombrados con la noticia de la que este lunes se hacía eco la revista Technology Review: el científico chino He Jiankui aseveraba que había creado los primeros seres humanos modificados genéticamente de la historia. Las bebés, que nacieron a primeros de este mes, habrían sido modificadas siendo embriones para ser después implantadas en el útero de su madre.

La intención de Jiankui era impedir que las niñas desarrollaran el SIDA en algún momento de su vida, puesto que su padre es seropositivo. No obstante, la comunidad científica se muestra muy tajante con la ausencia de ética de este experimento con el agravante de las potenciales complicaciones de salud que podrían derivarse de dicha manipulación.

Recordemos que el Convenio del Consejo de Europa, suscrito en Oviedo en el año 2000, vela por la protección de los derechos humanos y por la dignidad del ser humano ante la aplicación de la medicina. En consecuencia, las herramientas destinadas a la edición genética (CRSIPR) únicamente deben aplicarse persiguiendo fines diagnóstico-preventivos o terapéuticos en embriones ya nacidos, nunca con la premeditación de manipular e implantar a posteriori, que es precisamente lo que He Jiankui ha hecho.

No obstante, la veracidad de su experimento está en entredicho en todas las direcciones. Las autoridades chinas ya han iniciado una investigación oficial para esclarecer esta cuestión, ya que en el caso de que la modificación genética se confirme habría incurrido en un delito. En palabras del viceministro de Ciencia y Tecnología, Xu Nanping, la manipulación del genoma humano está prohibida en China desde el año 2003.

Las contrariedades no quedan ahí. Todas las instituciones, personalidades o empresas en las que, supuestamente,  se habría apoyado He Jiankui para materializar su proyecto se han desvincluado de él. La universidad en la que impartía clases, la de Ciencias y Tecnología de Shenzhen, no ha tardado en manifestar que las pruebas no se llevaron a cabo en sus instalaciones y que el científico habría violado con su comportamiento los códigos de conducta y la ética académica del centro.

El Hospital HarMoniCare de Shenzhen ha negado la hipótesis del nacimiento de las niñas en sus instalaciones y afirma que Jiankui habría falsificado la firma del comité de ética para recabar el permiso necesario y emprender su experimento. Por si esto no fuera suficiente, su profesor de universidad, Stephen Quake, a quien Jiankui consideraba su asesor científico en una de sus empresas de ingeniería genética, se desmarca de su pupilo por lo que califica una locura.

Sin el beneplácito de la comunidad científica y con serias dudas sobre la eticidad de este hecho, hay quienes no se sorprenden de que algo así haya ocurrido en China. Hipocresia o no, queda patente que una vez más carecemos de los controles necesarios para experimentar con los humanos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Miren Azurmendi

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información