Sociedad

¿Es la cultura moneda de cambio en la era digital?



¿Es la cultura moneda de cambio en la era digital? - Sociedad

La cultura cómo institución en México.

En 1988, Carlos Salinas decidió poner un post-it sobre las leyes constitutivas de el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Y así, asumiendo las responsabilidades culturales por las que hasta ese momento respondía la SEP fue creado el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Adscrito a esta institución pero a su vez independiente de ella.

A partir de 1996 la coordinación para la preservación de recintos históricos pasó a formar parte de las actividades de el CONACULTA, tendiendo al INAH completamente bajo la coordinación de esta misma.

El ambiente político y cultural no es muy diferente del se tenía en esa época, el gobierno poco serio, la cultura usada como mero escaparate y la imagen del político por los suelos con la única diferencia de que el mexicano es ahora libre de expresarse, de buscar maneras de manifestarse y de mostrar lo inconforme que ha estado desde que México es Méjico.

Vasconcelos dijo una vez “La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral” y los artistas e intelectuales de las ultimas generaciones se han esforzado por que su creación permita esto y que la sociedad se vea involucrada junto a ellos en estas manifestaciones artísticas y culturales que conllevan a una sociedad mas saludable y compleja, por lo tanto mas avanzada.

Desde su creación el CONACULTA y en especifico el FONCA han apoyado a que estos mismos puedan mantener la producción en el país, en las áreas de literatura, plástica, visual, música y cine. Sin embargo esto no ha permeado a la sociedad y la producción artística en México sigue siendo una industria de auto-consumo.

En el programa “Opiniones Encontradas” de Exelsior TV el escritor Maruan Soto comentó “La cultura no son papas fritas, no puedes llenar de espectaculares y esperar que la gente consuma cultura” (Soto, 2015) es por eso que es necesario, revisar la historia y las políticas

culturales de nuestro país para que la mecánica con la que se trabaja en este ámbito pueda funcionar.

Eduardo Hernández me contó que platicando con Galeano comentó que la secretaria hará las mismas actividades que el CONACULTA y que es pronto para hacer un juicio y saber si esta modificará los procesos en los cuales se genera y consume.
Si bien el cambio de institución generará gastos que en materia de política podrían ser de gran importancia aun habría que esperar a que se den los primeros sucesos para así saber en que dirección apuntar tanto como creadores como gestores e intelectuales así como académicos e investigadores.

Estuve platicando con Alejandro Zaragozí, que es un compositor español que reside actualmente en León el menciono que no hay mas que esperar, que la cultura en México en cuanto a producción ha tenido avances importantes pero que es tiempo de generar programas para el consumo.

En lo personal solo puedo concluir que es tiempo de que la iniciativa independiente busque sus propias políticas y procesos, genere sus propios programas y busque la manera de tener un acercamiento al publico que en otros lados de mundo manteniendo a La Secretaría De Cultura en un papel y esta a su vez adaptarse a la forma en la que se genera y difunde la cultura por si misma. Aun así habría que esperar un par de años para poder tener un criterio solido de si esta nueva secretaría es lo que fue en su tiempo en CONACULTA o si, apartándola de la política será un paso a delante en el desarrollo de este país.

La cultura cómo activo económico.

“Ahora es habitual, que los procesos culturales sean examinados en relación con inversiones, mercados y consumos.” (Garcia Canclini & Piedras Feria, 2008) esto nos hace ver que el entorno cultural se mueve a través de la economía, y que la cultura tiene un papel dentro de los modelos económicos. No solo en los modelos de consumo, sí no también en factor que le da un valor monetario a ciertos servicios o bienes. La producción artística es vista por quienes la apoyan, cómo una potencial inversión, más que por el aporte al patrimonio cultural ya sea privado o público.

Con la entrada de nuevas tecnologías, hemos ido modificando nuestros patrones de consumo. Cada vez somos más consientes de que consumimos, para qué lo consumimos y también de que manera lo hacemos. También las interfaces nuevas y el uso de las redes sociales han influenciado la forma en la que nos relacionamos con la cultura, los museos más importantes del mundo tienen cuentas de Instagram, Facebook y Twitter y es a través de estos que difunden una gran parte de su información.

Sin embargo el poco entendimiento de las diferencias entre educar, informar y comunicar a la hora de desarrollar programas o estrategias ha evitado que se pueda romper la división entre los entes “cultos” y los “incultos”.
Es preocupante que se tenga tan poco entendimiento de lo que es la cultura y se crea que es algo que se le puede entregar a alguien o bien que se puede comprar en Amazon con americana express.

La cultura cómo objeto de consumo.

Canclini y Piedras mencionan “A las dificultades que plantea para un desarrollo cultural diversificado e innovador la deficiente relación entre educación y cultura , se agrega el modo en el que fue reorganizando la participación pública y privada en los medios de comunicación.” y nos preguntamos ¿por qué se consume más futbol? O ¿por qué se consumen más telenovelas? cuando las preguntas que deberíamos de estar haciendo son ¿qué políticas culturales se están creando para que haya más diversidad en los contenidos que se presentan en los medios masivos de comunicación? Y ¿Siguiendo los intereses de quién es que se escogen los contenidos que se presentan? En el mismo texto los autores nos comentan, “Jürgen Habermas y Benedict Anderson han demostrado la influencia de los periódicos en la formación de la ciudadanía,(…) También el radio y el cine contribuyeron a configurar la sociedad de masas (…) en la segunda mitad del siglo XX”. (Garcia Canclini & Piedras Feria, 2008). Entonces, ¿no sería desde ese medio que se puede crear una relación entre la

ciudadanía y la manera en la que esta se relaciona con su cultura? ¿No sería a través de este canal que se puede desarrollar una identidad que se sepa parte de los movimientos culturales de la sociedad a la que pertenece y por lo tanto también de las expresiones artísticas de esta? ¿cuál es el papel del Estado? “La debilidad de los últimos gobiernos ha sido notoria, sobre todo respecto a la legislación” (Garcia Canclini & Piedras Feria, 2008) estos no han logrado desarrollar estrategias que promuevan y apoyen la producción, hay muchos programas pero es necesario hacer un inventario de que es lo que se está apoyando y de que manera el producto resultante va a aportar al patrimonio cultural del país.

Cultura y Tecnología.

Según colambres (Colombres, 1991) la cultura consiste en ese conjunto de manifestaciones de nuestra conciencia las cuales hemos imitado de otro ser humano y que no está programado en nuestro instinto natural con el que todos nacemos. (Agazzi, 1996, p.95) La tecnología se comprende como la técnica que es determinada por procesos científicos y lógicos y que tienen como fin el solucionar una problemática. “Actualmente, la progresiva y creciente integración de las tecnologías de la información en las diversas actividades humanas está generando nuevos problemas de adaptación en todos los ámbitos culturales y el surgimiento de nuevos campos del saber en los que convergen conocimientos de distintas disciplinas que estudian áreas de la naturaleza o la sociedad.” (Gómez; Ureña, 2014). En cada etapa de la historia humana en la que ha habido un avance tecnológico se ha presentado una modificación en el comportamiento de las sociedades, siempre ha sido de preocupación para los teóricos el comprender la mecánica de estos cambios. Desde la invención de la imprenta que hizo que la lectura se extendiera un poco más allá que en los monasterios y que causo que los mayores de la época consideraran en ella un peligro para la sociedad al distraer de el trabajo y a las personas que decidían leer por ocio, pasando por el periódico que tuvo prácticamente la misma respuesta hasta las nuevas tecnologías como las redes sociales y los dispositivos móviles de información. Sin ir a más el uso de herramientas tecnológicas modifican el comportamiento de ente cultural y es necesario que se realice una observación para determinar las repercusiones sociales que tendrá una de las áreas en las que más avances tecnológicos ha habido en la última década des en la de la comunicación. Los formatos y los mecanismos, así como los protocolos y los dispositivos evolucionan en cuestión de meses. Esto ha causado que la línea entre el emisor y el receptor sea cada ves más difusa. Y también ha democratizado la capacidad el usuario promedio para transmitir un mensaje y llegar a algún publico de mediano o gran tamaño. La relación mensajero a y mensajero b es ahora horizontal y en cierto grado equitativa, sin embargo esto ha provocado que el ruido contextual y de código-medio se incremente. La sociedad deberá crear una serie de protocolos y sistemas nuevos en los cuales basarse para poder mantener la comunicación y el intercambio de manera fluida y clara.

El papel de la plataforma de Instagram entre los millenials y la sociedad actual.

El ser humano promedio es principalmente visual, el estímulo al que más presta atención es al de la vista, y es a través del que interpreta en mundo. Joan Elies Adell Pitchard declara en su libro Representación y cultura audiovisual en la sociedad contemporánea que “…el grado de realidad que supuestamente se atribuye a ciertas imágenes, como la pintura figurativa o la fotografía, no es consustancial a las mismas imágenes, sino que es el resultado de una convención. Siempre hay mediación entre la imagen y su referente, hay una subjetividad que construye o interpreta su significado según unas codificaciones culturales y unas preferencias individuales.” (Adell Pitarch, 2004)

Es por esto que plataformas como lo son Facebook, Instagram e inclusive en el último año Snapchat han creado un nexo entre los individuos de manera tal que el millenial (ver glosario) promedio no concibe el mundo sin estos nuevos medios.

El papel de Instagram en un mundo tan visual como en el que vivimos ha sido clave en los últimos años para creadores como cineastas, modelos, músicos, fotógrafos y numerosos enterprendeurs (ver glosario) que buscan reforzar, crear o difundir su imagen corporativa. Es una de las herramientas de edición y distribución fotográfica de más fácil acceso y esto ha creado una plataforma que ha democratizado la estética comercial y el impacto que puede tener un usuario.

Numerosas marcas internacionales y personas del ámbito público han tomado esta aplicación para difundir su mensaje y su trabajo, así como para conectar con su audiencia.

En una época tan individualista cómo en la que vivimos, la capacidad de conectar y comunicarse con las personas de manera singular es fundamental para cualquier clase de proyecto que tenga como objetivo el llegar o alcanzar al sector joven y urbano. Es por esto que las redes sociales han tomado un papel primordial haciéndose parte de la comunidad que es formada alrededor de un producto o de un ente que pretende conectar con la comunidad sustituyendo los medios tradicionales de transmisión, pasando a una relación comunicativa la cual busca retroalimentar de ambos lados (publico receptor- ente emisor) y así democratizando los procesos por los cuales se producen eventos en el ámbito cultural. Si bien este mecanismo está enfocado principalmente en un sector privilegiado, occidental y joven, este ha logrado permear diferentes estratos sociales e inclusive generaciones que se van agregando al mundo virtual (web 2.0/html5).

El papel de las redes sociales en las instituciones culturales.

Para tener un pleno entendimiento del papel de la institución en la sociedad es necesario aclarar el concepto de “Institución Cultural”
Según la RAE institución se define cómo “Establecimiento o fundación de algo.” 9 ((Dle.rae.es, 2016). Sin embargo, en su tercera acepción nos indica que una institución es un “organismo que desempeña una función de interés público, especialmente benéfico o docente.” (ídem) Esto nos da a entender que una institución cultural, es la encargada de administrar, promover y difundir todo lo relacionado con lo cultural dentro de un grupo social, o un conjunto de varios grupos que conforman una sociedad diversa cómo lo es la sociedad mexicana.

Las instituciones culturales, al ser un representante de la cultura de una comunidad buscan tener un acercamiento a cada miembro de ella. Es por eso que estas han optado por utilizar nuevos medios para poder llegar a tener un panorama claro y constantemente actualizado del estado de cada grupo. En los últimos años la cantidad de estrategias que emplean el uso de estos medios se ha multiplicado de manera exponencial y esto ha generado que se realicen un sin fin de estudios al respecto, en el área de la antropología, psicología, sociología y

diversas ramas de estudios culturales que se enfocan en la manera en la que los individuos se relacionan y se expresan, así cómo la percepción que tienen de sí y de sus con pares.

El papel de Instagram en los museos.

El museo al ser una institución cultural y poseer una imagen corporativa y generar una identidad en la comunidad a la que pertenece, tiene como deber el mantener una relación con sus asistentes y con las personas de su entorno. Es por esto, y debido a que la principal manera en la que es interpretada los elementos expuestos en ellos es por la vista, que han optado en su mayoría por mantener una cuenta de Instagram. Pasa así poder difundir la obra y promocionar una relación museo-público.

El marketing digital y las expresiones culturales y/o artísticas.

Los comportamientos de consumo, hoy en día están ligados a la construcción virtual que los individuos realizan de sí mismos, esto los conduce de tal manera que un fenómeno cultural puede ser viralizado (ver glosario) y consumido por millones de personas alrededor del mundo. Es por medio de esto canales que cada institución cultural, ya sea un artista, una galería, un foro o un colectivo, etcétera, puede promover el consumo de su trabajo, y puede disuadir al publico de adquirir el bien cultural que estos generan.

Es muy común hoy en día que estas instituciones hagan uso de los formatos y las tendencias que están siendo virales en ese momento para llamar la atención de posibles clientes. Para entender esto es importante que estos fenómenos son efímeros y su relevancia puede durar apenas un par de horas. Es por esto que el trabajo del comunity manager (ver glosario) es el de observar estos fenómenos e inmediatamente generar una respuesta. Es su tarea generar el contenido y ligar el valor cultural del momentum con el del producto que se pretende promocionar.

Conclusión: los modelos de consumo se han mantenido, sin embargo los medios digitales han modificado la manera en la que son presentadas ante la gente los productos y las

expresiones culturales y que valor se les dan, sin embargo esto debe hacernos preguntarnos de que lado se ha democratizado la visibilidad de la cultura y a que sectores se sigue dejando fuera, ocultos a la percepción de todo el país y del mundo y que estrategias se desarrollarán para corregir esto y quien será el encargado de llevarlas a cabo.

Glosario:
Millenial: Perteneciente al nuevo milenio; generación “Y”. La Generación Millennials define a los nacidos entre 1981 y 1995, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica antes de la crisis). (Gutiérrez-Rubí and Gutiérrez-Rubí, 2016)
Enterprendeur: Anglicismo; emprendedor, que planea, promueve y establece una empresa. Viralizado: De viral, contenido compartido en serie y exponencialmente por los usuarios de una red social.
Comunity Manager: Persona encargada de administrar las cuentas de redes sociales de una empresa o institución.
Momentum: Espacio de tiempo corto en el que un evento es sumamente visible por los usuarios de internet.

 

Bibliografía

Garcia Canclini, N., & Piedras Feria, E. (2008). Las industrias culturales y el desarrollo de México. México: Siglo Veintiuno.
Soto, M. (08 de Septiembre de 2015). Nueva Secretaría de Cultura pone en riesgo sindicato de Conaculta. Opiniones Encontradas. (H. Musacchio, Entrevistador)

(Cultura) “Es decir, toda clase de comportamiento aprendido.”
(Tecnología:) “…forma (y desarrollo histórico) de la técnica que se basa estructuralmente en la existencia de la ciencia»

Gómez, J., & Ureña, R. J. (2014). Cultura y tecnología. Revista de Occidente, (395), 17-29. Un nuevo espectro recorre el mundo: las nuevas tecnologías. A su conjuro ambivalente se concitan los temores y se alumbran las esperanzas de nuestras sociedades en crisis. Se debate su contenido específico y se desconocen en buena medida sus efectos precisos, pero apenas nadie pone en duda su importancia histórica y el cambio cualitativo que introducen en nuestro modo de producir, de gestionar, de consumir y de morir» (Castell, 1986, 13)

“La mayoría de los medios de comunicación, convierten al usuario casi exclusivamente en un receptor de mensajes elaborados por otros, no posibilitando la interferencia con el mensaje diseñado, y teniendo que ser observado y analizado en la secuencia prevista por su autor. Por el contrario, las NT permiten que el usuario, no sólo pueda elaborar mensajes, cuestión por

otra parte también realizable con otras tecnologías más tradicionales, sino también, y es lo importante, decidir la secuencia de información a seguir, establecer el ritmo, cantidad y profundización de la i formación que se desea …” (Cabero Almenara, 1996)5
Adell Pitarch, J. (2004). Representación y cultura audiovisual en la sociedad contemporánea. 1st ed. Barcelona: Editorial UOC, p.149.

Dle.rae.es. (2016). DLE: institución – Diccionario de la lengua española- Edición del Tricentenario. [online] Disponible en : http://dle.rae.es/?id=LnOUwtU [consultado el 29 Nov. 2016].

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Leo Rangel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.