Literatura

«Es un error traer nuevos seres humanos al mundo»: pensamiento antinatalista del filósofo David Benatar



«Es un error traer nuevos seres humanos al mundo»: pensamiento antinatalista del filósofo David Benatar - Literatura


«Es un error traer nuevos seres humanos al mundo»: pensamiento antinatalista del filósofo David Benatar.

El filósofo David Benatar es profesor de filosofía en la universidad del cabo, es conocido por abogar por el antinatalismo. Su libro Better Never to Have Beeen. «Mejor no haber nacido: el dolor de la existencia. Tambien conocido como «el filósofo más pesimista del mundo», por su convencimiento de que la vida es terrible y no merece en absoluto ser vivida.

Aquí dejare la entrevista de BBC mundo a David Benatar. Omití algunas cosas, ya que  saque lo que en mi opinión son las más interesantes.

¿Puede por favor explicarnos qué defiende la corriente filosófica conocida como antinatalismo?

El antinatalismo defiende que no se deberían traer nuevas personas al mundo.

¿Y por qué no?

Hay muchas buenas razones, me parece a mí, Una de las razones es que no se deberían dar vida a nuevas personas por el sufrimiento que esos individuos experimentarán.
Hay numerosos  argumentos al respecto pero uno de ellos es que hay mucho dolor y sufrimiento en la existencia humana, así que por eso mismo es un error traer nuevos seres al mundo.

Pero en la vida también hay cosas buenas…

Sí es cierto, también hay cosas buenas.
Pero la cuestión es si las cosas buenas valen la pena ante el dolor de las cosas malas.
Me parece que con frecuencia la gente olvida lo malas que son las cosas malas de la vida. Hay numerosas evidencias psicológicas de que la gente sobrestima su calidad de vida y piensa que es mejor de lo que en realidad es.

Otro error frecuente es pensar en el futuro y no darse cuenta de la cantidad de sufrimiento que muy probablemente tendrán al final de sus vidas.
Piense en cómo muere la gente, piense el cáncer, en las enfermedades, en las dolencias…
Hay mucho sufrimiento al final de la vida, mucho. Y a la gente eso con frecuencia se le olvida.

Pero si usted tiene razón y efectivamente la vida es tan terrible, a la gente siempre le queda el recurso de suicidarse, ¿no?

Sí pero el suicidio en primer lugar, tiene un coste que le ahorraría si  nunca llegarás a nacer. Si uno no nace, no llegase a existir nunca, evita las cosas malas de la vida sin ningún tipo de coste.
Suicidarse puede ser el menor de los males pero igual sigue siendo un mal, algo que está mal, la gente de hecho no quiere morir. Por eso, la mayoría continúa con su existencia, a pesar de que no les guste y de que èsta no sea buena.
Y otros de los costes del suicidio está también en el dolor y el sufrimiento que generan en la gente que dejas detrás de ti.

 

Pero los seres humanos estamos hechos para reproducirnos,  la reproducción es algo natural. ¿El antinatalismo no es por tanto algo contrario a la naturaleza?
No todo lo que es natural es bueno. Sufrir enfermedades, por ejemplo, es algo completamente natural. Y no porque sea natural se aconseja a la gente que deje de tratarse médicamente o someterse a operaciones.
La agresión es también una forma de expresión natural entre los seres humanos y otros animales, y no nos parece bien ceder ante ello o ante otro tipo de impulsos naturales. Lo que es natural o éticamente deseable o recomendable son cosas diferentes.

Entonces, ¿para usted el aborto es algo ética o moralmente defendible?
Sí, por supuesto. El antinatalismo defiende que es un error traer nuevas personas al mundo, y el aborto es uno delos medios para lograrlo.

Los seres humanos no somos los únicos que sufrimos, también hay muchos animales que llevan vidas muy malas. ¿Qué hacemos con ellos? ¿Los exterminamos para ahorrarles el dolor de la existencia?

Hay una enorme diferencia entre exterminar y extinguirse al morir. Exterminar es matar, y yo no estoy a favor de matar seres humanos ni de matar animales.
Tal vez hay algunas raras excepciones, algunos escenarios en los que podría contemplar. Pero, en general, no apoyo que se mate animales.
Pero estoy a favor de la extinción, uno de los modos de extinguirse es no dando vida a nuevos seres.
En el caso de los animales, hay muchos que crecen en libertad, que el ser humano no cría. Pero hay otros muchos que sí que los cría, como por ejemplo los animales de granja a los que criamos para matarlos y luego comernoslo.
Respecto a los animales de granja, y a los que estamos provocando un sufrimiento inenarrable y a los que estamos matando, yo dejaría de criarlos.
Nos podemos alimentar perfectamente sin ellos.

Y en lugar de extinguirnos, de dejar de traer hijos al mundo, ¿no podríamos mejorar el mundo para que la vida no fuera tan dura?

Bueno, yo creo siempre estamos mejorando el mundo y que los que existimos debemos hacer todo lo que podamos para mejorarlo.
Pero es excesivamente optimista pensar que vamos a mejorar el mundo hasta eliminar el sufrimiento de él y poder tener hijos que no vayan a sentir el  dolor que lleva implícito vivir.
Pero incluso si pudiéramos, sería algo tan lejano en el futuro que implicaría muchas generaciones a las que se estaría ocasionando un enorme dolor por haberlas traído a este mundo. Y el sacrificar a varias generaciones en nombre del futuro me parece algo indecente.

 

Siendo la vida tan terrible, ¿Por qué cree usted que la gente decide tener hijos?

No lo sé. Mucha gente no piensa lo que significa tener hijos, simplemente los tiene. La mitad de los niños del planeta aproximadamente no son deseados. Hay gente que sí se lo piensa, y en esos casos la mayoría de los motivos que se dan para tener hijos son motivos basados en su propio interés: porque quieren que sus genes pasen alguien, porque quieren experimentar lo que es tener y criar un hijo… Hay incluso quien lo envuelve de alturismo, quién tiene hijos pensando en la comunidad, en satisfacer el deseo de sus padres de tener nietos.
Pero, en la mayoría de los casos, creo que la gente simplemente no se pregunta lo que verdaderamente significa tener un hijo. Y no se lo pregunta porque es algo tan común, tan habitual, que se da por descontado que hay tenerlos. Muy pocas personas se preguntan realmente sobre las cuestiones éticas que implica traer al mundo un ser humano.

 

Pero pongamos por ejemplo el caso de un niño que acaba de nacer y que va tener una buena vida, una vida plena y feliz. ¿No sería inmoral privarle de esa buena vida?

Bueno, ese niño podrá ser feliz en algunos momentos determinados, no se lo discuto. Pero cuando se trae un niño al mundo no se le trae sólo para esos momentos felices. Ese niños se hará viejo y sufrirá, enfermarà, morirá en el futuro. Tenemos que pensar en su vida al completo, no sólo los momentos agradables que vivirá.
Y luego piense: los niños son desagraciados muchas veces, sólo hay que fijarse en el mucho tiempo que pasan llorando los bebés, en la muchas decepciones y frustraciones que tienen que afrontar.
Pero incluso si hablamos de un niño genuinamente feliz podría ser un caso de lo que se llama » preferencias adaptivas».

Los padres, según su razonamiento, son responsables del sufrimiento que sus hijos van a sentir por haber decidido traerlos al mundo. ¿Son también responsables del sufrimiento de los hijos de sus hijos, y de los hijos que probablemente tendrán sus nietos y así sucesivamente?

En cierto modo sí, indirectamente. No es que tengan la responsabilidad completa, esa sólo les puede ser atribuida por tener a sus propios hijos.
Pero cuando alguien decide reproducirse, debe saber que está engendrando a potencias reproductores. Y si uno piensa en todas las generaciones que siguen a una desición reproductiva particular, se descuenta de la gran responsabilidad que eso conlleva.

¿Cree usted que su idea de que la gente deje de reproducirse y la especie humana se extinga tendrá éxito alguna vez?

No, no lo creo, al menos no a gran escala. Creo que habrá algunos individuos que decidan no procrear, de hecho ya conozco a bastantes de ellos. Pero considero que el antinatalismo puede tener éxito a pequeña escala.

 

¿Cuándo decidió usted abrazar el antinatalismo?

Siempre he pensado de manera parecida, lo que ocurre es que a lo largo de los años he desarrollado esas ideas.

 

En mi opinion si bien es cierto que vivir es demandante, que constantemente se debe estar saciando necesidades, también hay personas que le ven el lado positivo y bonito a la vida.
Yo por mi parte me identifico mucho con las ideas de este hombre mi admiración total y respeto ya que comparto muchas de ellas, pienso que muchas personas y me incluyo nos resulta más fácil adaptarnos al estilo de vida que tener que pensar en la posibilidad de morir.  Yo soy una de los muchos seres humanos que nacieron no deseados y por ello pienso en que antes de traer un bebé al mundo se debería tomar el tiempo de pensarlo, de pensar lo que esto conlleva a futuro.

¿CREE USTED QUE ESTE FILÓSOFO ES PESIMISTA O REALISTA?
COMENTEN
⬇️⬇️

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Pilar Scmith Naranjo

2 comentarios

  • Creo que tiene mucha razón en algunos puntos. Por ejemplo en el hecho de que traemos hijos al mundo sin pensar en lo que significa. La mayoría no nos cuestionamos si queremos o no tener hijos. Simplemente nos criaron para tenerlos y sentimos que es algo que tiene que ser así porque si. Hasta que los tienes y te das cuenta de la gran labor que tienes entre manos. Bueno, los y las que nos damos cuenta, porque casi todo el mundo vive la vida de forma mecanizada. Si realmente analizáramos y cuestionáramos el hecho de tener o no hijos, quizás el mundo fuese un lugar mejor. Si se aprobara el aborto y los hijos e hijas fuesen deseados, si existiese una excelente educación sexual, creo que el mundo fuese un lugar mejor. Es una gran responsabilidad la maternidad/paternidad y la gente se la toma a la ligera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.