Política

España Es Racista



España Es Racista - Política

Desinformación, incultura, manipulación de la realidad, intereses creados, falta de fraternidad, ambición, son términos que pueden definir ciertas actitudes de un sector de la sociedad española frente a la población extranjera. Estamos viendo cómo nace y crece día a día un racismo aversivo en aquellos que no se consideran racistas.

Es repugnante cómo cada vez con más frecuencia escuchamos frases llenas de odio y desprecio contra personas por el simple hecho de no ser españolas, para luego añadir un deshonesto embuste como el de «yo no soy racista, pero…». ¿Pero qué? Hipócritas.

O esos graciosos que hacen bromas racistas como si no tuvieran consecuencias. Soy español, pero esta no es la España que yo sueño, ni la que mis padres y antes mis abuelos idearon para sus futuras generaciones. Esta es la España de la vergüenza. La España del nuevo Partido Popular, Cs y Vox, una España donde los fascistas aparecen desdoblados como salidos de debajo de las piedras. Donde los balcones se llenas de banderas que no representan a un país abierto, moderno y tolerante, sino a unos indeseables patanes opresores y racistas, con valores arcaicos donde la mujer no vale nada y donde el cacique dicta y manda.

El racismo es practicado por una gran parte de la sociedad española, blanca, de educación católica y de derechas. Pero esto no extraña, lo que hiere mi sensibilidad y la de muchos ciudadanos que como yo hemos recibido valores de igualdad y tolerancia, es el hecho de que hoy, las ideológicas políticas cada vez tienen menos eficacia científica, pues mucha gente que se define de izquierdas mantiene actitudes racistas también.

¿Qué nos está pasando? El racismo es un prejuicio practicado por esas mismas personas que muestran un odio exacerbado por los vascos o catalanes, más allá de la animadversión a todo lo que huela a “separatista” o a “terrorista”, calificativos disparatados que muchos españoles practican con los ciudadanos de estos pueblos históricos. Pero también se sitúan muy cerca de actitudes discriminatorias y segregacionistas como la homofobia o el machismo.

El sábado, una mujer y su hijo de cuatro años fueron expulsados de un autobús en Móstoles por la Policía Municipal a petición del conductor por exceso de aforo, a pesar de que había comprado el billete. Pero, claro, la mujer es de raza negra. La mujer, de Guinea Ecuatorial, vive en Camarena (Toledo) y quería desplazarse a Madrid para lo que compró un billete de ida y vuelta. Sin embargo, al subirse en el último autobús se encontró con que estaba lleno.

La mujer subió y se quedó dentro del mismo esperando que se les ofreciera una alternativa, al menos que se avisara a la empresa para que enviarán otro autobús. Un rato después llegó la Policía Municipal para bajarla a la fuerza.

No tiene sentido mantener el falso discurso de que en España no hay racismo, porque eso lo que hace es invisibilizar el problema, y cuando esto sucede lo único que conseguimos es hacer que se acreciente. Para dejar atrás el racismo debemos empezar por reconocerlo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.21 - 14 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

6 comentarios

  • La trampa que estos fascistas ponen está en hacernos creer que sólo la inmovilidad garantiza la seguridad, eso no es cierto, es una rotunda mentira, no es cierto que los inmigrantes traigan inseguridad, ni que vengan a robar el empleo, estoy completamente de acuerdo contigo Aicrag, la diversidad trae prosperidad y enriquecimiento cultural.
    Excelente artículo. A ver si empezamos a ver las cosas como son y no desde la perspectiva de unos intolerantes sin humanidad.
    Espero seguir leyendo tus textos, porque lo que necesitamos es concienciarnos de que la vida en común es más profunda y más hermosa.

    • Las empresas buscan hacer negocios con países capaces y versátiles, de ahí la importancia de diversificar en el marco de políticas de responsabilidad social. Para seguir reforzando las competencias fundamentales una nación es primordial abrir las fronteras. A muchos les puede parecer una locura, pero no es así. Nada más lejos de la realidad. El discurso liberal nos ha inculcado que las consecuencias de una decisión así serían catastróficas a nivel económico para el mercado laboral. Repito, nada más lejos de la realidad.
      Gracias por tu comentario Wallas, lo que hace falta es que la gente abra los ojos a la realidad, porque esta es muy diferente de lo que pretenden algunos.

  • Los migrantes de países menos desarrollados, por Dios, contribuyen a la economía realizando trabajos que los » blanquitos» o nativos no quieren realizar. Además, ya se olvidaron del gran saqueo que España y otros países donde hoy los migrantes llegan por millones, hizo a partir de la Edad Moderna, con sus viajes de descubrimiento y conquista. De hecho, con el perdón de muchos españoles de este foro, en parte el retraso o subdesarrollo de América Latina y otras naciones subdesarrolladas se debe a España. Entonces, porque hacer tanto ruido por algo que ustedes hicieron en el pasado con América Latina y lo hicieron con violencia y despojo?.los migrantes de ahora a sus países, sólo quieren trabajar decentemente y no conquistar y matar, como lo hicieron los conquistadores de antaño.

    • El pro­ble­ma de la mi­gra­ción es uno de los desa­fíos que la hu­ma­ni­dad de­be­ afrontar para mejorar el fu­tu­ro. La mi­gra­ción es una reali­dad que ayu­da­ a fo­men­tar las re­la­cio­nes hu­ma­nas, crea nue­vos víncu­los de co­la­bo­ra­ción y re­fuerza el in­ter­cam­bio de co­no­ci­mien­to y cul­tu­ra, aparte del en­ri­que­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Como bien dices, Sergitus, también com­pen­sa la escasez la­bo­ral del país para ciertos empleos. Los españoles sabemos lo que es esto, y cuando nuestros abuelos tuvieron que salir de España por la represión fascista del dictador Franco, fueron los pueblos hermanos de iberoamérica quienes les acogieron. Ya ves, amigo, hay gente en mi país que me avergüenza, claro que seguramente sus abuelos no tuvieron que irse de este país, seguro que estaban en el bando opresor.
      Gracias por tu comentario.

  • Con esa acusación de «racista» para todo aquel que no apoye políticas migratorias fomentadas por la ONU y las izquierdas internacionales, estás apoyando un mundo sin fronteras, que pregona el multiculturalismo, haciendo caso omiso al daño que podría generar el shock de insertar gente de sociedades muy distintas en occidente. Si querés entregar la soberanía de tu país y tus fronteras, y dejarla a merced de la ONU, andate a Suecia, que el gobierno feminista está yendo por ese camino. Así les está yendo también, averigua un poco al respecto y te darás cuenta.

    1
    5
    • Ser un país multicultural crea una incontable riqueza humana que debemos aprender a valorar. Esto no debería ser motivo de discriminación ni de conflicto; por el contrario, debería ser un elemento unificador capaz de integrar la vida desde diversos puntos de vista y perspectivas evolucionadas y modernas para hacerla más compleja y más rica. Valorar la diversidad y respetar al otro es educación de calidad.
      Los males y beneficios de las fronteras están en la condición humana.
      Es un hecho que los pueblos cambian, se modernizan, se adaptan y aprenden mediante la comunicación y el intercambio, mientras que el aislamiento y la incomunicación favorecen la esterilidad, producen estancamiento e incluso más, si me apuras, retroceso.
      Dejemos que los gobiernos, la Unión Europea y la ONU hagan y cumplan lo que está en sus programas y declaraciones solemnes. Yo sólo he expuesto un hecho, eres tú quien de ello ha hecho callo. Por mi parte confío más en el ciudadano de a pie que en los organismos. Se trata de ser exigentes con los políticos cuando llega la ocasión. La crítica si es constructiva nunca es mala, arranquemos pues a los poderosos esa máscara asquerosa de cinismo. Dejemos de ver el mundo desde nuestro egoísmo, nuestros intereses y nuestro propio bienestar. Defendamos nuestros valores, pero aceptemos los valores de los demás cuando no vayan contra la razón ni la ley natural. En definitiva, se trata de ser intolerantes, pero con aquellos que son intolerantes ya sean neonazis con cabeza rapada, islamistas fanáticos con turbante o izquierdistas declarados. Porque lo primero es la dignidad humana sin imposición de ideología alguna.

      5
      1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información