Ciencia

Qué está pasando en el volcán Kilauea

Qué está pasando en el volcán Kilauea - Ciencia

Desde hace unos 35 años el volcán Kilauea se encuentra en erupción. Sin embargo, desde finales del pasado abril comenzó un nuevo episodio en esta larga erupción en la mayor isla de Hawái.

El día 30 de abril, la laguna de lava del cráter Puʻu ʻŌʻō sufrió un brusco descenso debido a un colapso en el interior del cráter. Durante los días siguientes multitud de terremotos de magnitud menor comenzaron a afectar a zonas próximas, hasta que el día 3 de mayo un seísmo de magnitud 5 sacudió la isla. A su vez, se abrieron grietas en la zona oriental, en una región denominada Leilani Estates, donde viven cientos de personas. Poco después la lava comenzaba a fluir de esas grietas e inmediatamente se ordenaba la evacuación de cientos de personas. Además, al día siguiente se producía un terremoto de magnitud 6’9 relacionado con este proceso eruptivo. Este movimiento telúrico ha sido el mayor que ha tenido lugar en Hawái en los últimos 40 años.

Durante los días siguientes el magma consiguió abrirse camino hasta la superficie y salir a través de otras fisuras. Hasta el día de hoy al menos 20 fisuras se han abierto en la zona de Leilani, mientras la lava fluye entre árboles y casas. Decenas de viviendas han sido destruidas y unas 2.ooo personas fueron evacuadas.

El día 17 de mayo, además, se produjo una fuerte explosión en el cráter del Kilauea que lanzó cenizas hasta una altura de 10 kilómetros, según información del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). La explosión estuvo precedida por varios terremotos de magnitud menor con epicentro en la cima del volcán. Esta explosión había sido prevista poco antes por los científicos del USGS, que habían evacuado previamente las instalaciones que tienen en las cercanías del cráter.

La explosión de cenizas obligó a activar una alerta a las comunidades cercanas para que tomaran precauciones ante la posible caída de cenizas. También permanece activa una alerta de color rojo para la aviación, debido a la ceniza que expulsa el volcán. Esto significa que los aviones no pueden acercarse a la zona, ya que las cenizas pueden afectar a sus motores. Mientras tanto, la lava continúa fluyendo en la zona de Leilani sin prisa pero sin pausa y la naturaleza nos da otra lección.

Créditos de las imágenes: USGS

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.44 - 9 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dani Ramos

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información