Literatura

Estaba escrito



Estaba escrito - Literatura

Pasó sin darnos cuenta, sin saber que estaba pasando, sin esperarlo siquiera, sin planearlo por descabellado, de repente, en un instante. La cita fue la pauta para tanto amor como desplegamos. Sentados a una mesa, ante un café y una botella de agua, en esa cafetería abarrotada a esas horas de la mañana. El café se enfrió, el agua quizás se calentara, algunas palabras desordenadas, muchas miradas, sonrisas tímidas. Mis ojos invadidos por tu mirada, y mi piel erizada al percibir el mensaje de la tuya. Y fue así, tan de repente, cuando inundaste mis sentidos de todos tus encantos. Mientras tus manos sudaban y mi corazón latía desenfrenado.

Y así fue pasando el tiempo despiadado, y con él la mañana, entre miradas, sonrisas, y el brillo de tus ojos de cielo claro de verano. Me mordías por dentro con cada silencio. Me hacías el amor con cada mirada. Jamás creí posible tal regalo, conocerte y poder quererte tanto, pero así fue cuando llegaste, así fue como pasó, mágica mujer, estrella de mi universo. Partícula gemela. Acicate de mis deseos. La que me pica con su ironía y me mata de amor al mismo tiempo. Y qué más da, pensé en ese momento, si mañana no te recuerdo, si sólo eres el suspiro efímero de un hermoso sueño, tal vez esté dormido o me haya muerto.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 39 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

9 comentarios

  • Muchas veces malgastamos nuestro tiempo cultivando cosas insignificantes, pero si este tiempo no va acompañado de amor, no tiene finalmente ningún sentido perderlo, porque si no hay amor, al final del día lo que queda tras el ajetreo cotidiano es un profundo vacío.
    Bonito texto, amigo Aicrag. Romántico hasta la médula.

    10
    • Gracias, amigo Wallas, por dedicar un rato de tu tiempo a leerme y por tu comentario. Efectivamente, no tiene ningún sentido perder algo tan grande, fantástico, prodigioso, soberbio, admirable y fascinante como el amor.
      Un saludo.

      12
    • Las enseñanzas más hermosas, Muriel, las experiencias más trascendentales, se viven en el alma. Es verdad, es breve e intenso, pero, joder, qué fuerza… Ya me gustaría a mí vivir un instante así.

        • En el escalafón de valores siempre hay que destacar por encima de todo al amor, la sinceridad, la generosidad y la empatía. Pero además potenciados con la comprensión, el respeto, la libertad, la tolerancia, la alegría, el sacrificio, la entrega y el compromiso. Dijo Krishnamurti que, “cuando uno está atento a todo, se vuelve sensible, y ser sensible es tener una percepción interna de la belleza, es tener el sentido de la belleza.” ¿De qué sirven los valores si no se expresan para que todos puedan disfrutar de ellos?

        • Si todos fuéramos más conscientes del absurdo de la vida sin amor o sin sensibilidad; si comprendiéramos que somos simples marionetas dentro de un estúpido juego natural evolutivo, entonces habría un poco más de sensibilidad, y podríamos todos reírnos de la existencia vacía y de la soledad que conlleva no amar y ser amados.

        • Sin duda, Muriel, estoy contigo, quien escribe así debe ser muy especial. A mi ya me ha enamorado otra vez, primero cuando he leído «Tuyo» y ahora con este relato que derrocha amor y romanticismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información