Política

Estados Unidos le tiene miedo a este hombre y no a Maduro.



Estados Unidos le tiene miedo a este hombre y no a Maduro. - Política

 

La mayoría de la opinión pública internacional, en especial la del continente americano, cree que Estados Unidos tiene mucho temor de Venezuela y de Cuba, y si bien es cierto que tiene preocupación por ambos países en especial por Venezuela, debido a sus grandes reservas de petróleo, esto se distancia mucho de la realidad.  Estados Unidos tiene mucho temor, pero de otro país de América Latina, un país que es un gigante dormido, se llama Brasil. Así que vamos a analizar que posee el país carioca que puede inclinar la balanza de poder en el propio patio trasero de U.S.A.

El primer elemento de poder que posee Brasil no es su gran amazonia, ni sus grandes cultivos de soya y de café, sino su gente. Brasil es poderoso por su gente dinámica, además son más de 208 millones de personas dentro de uno de los territorios más grande del mundo, lo que lo convierte en un gran mercado, y eso no es poca cosa, a ese ritmo Brasil para el año 2050 tendrá una población de 239 millones, en cambio la de Estados Unidos será superior pero en franco decrecimiento.

Cuando hablamos de gente dinámica dentro de ese territorio, estamos hablando de personas nacionalistas, con deseo de desarrollar su propia tecnología de vanguardia, eso sin importar sin son de derecha, progresistas o de izquierda. Brasil tiene grandes científicos en tecnología espacial y nuclear, en informática, inteligencia artificial, medicina, arquitectura, agricultura y ganadería, genética, textil, deporte, espectáculo, cultura y sociedad. Tiene un gran empuje en la economía mundial junto a países como la India y Sudáfrica, convirtiéndose en una potencia “emergente” a nivel mundial. Solo Brasil le puede hacer peso a EE.UU; solo este gigante dormido es capaz de hacer que los gobiernos progresistas y de izquierda de Latinoamérica se alineen en uno solo. Ya esto había ocurrido tan solo unos años atrás con la llegada del ex presidente Luis Ignacio Lula da Silva quién ayudó de manera significativa a que los gobiernos de los fallecidos Hugo Chávez y Néstor Kitchner se alinearan para hacer frente al presidente Bush hijo con todo su poderío imperial. Y luego llegaron Evo, Correa, Lugo entre otros.

EE.UU. le tiene terror a Lula da Silva.

Sí existe alguien que no debe llegar al poder en Brasil, es Lula da Silva, un hombre de gran carisma, capaz de aglutinar las mayorías desfavorecidas y convertirlas en una fuerza inexpugnable. Este líder, además, demostró ser un presidente que gobierna para los pobres, pero que jamás puso a perder a la fuerza capitalista de su propio país. Con Lula, el sector empresarial jamás tuvo un crecimiento económico como dentro de su mandato. Lula en menos de una década logró ampliar la infraestructura nacional con el logro de ser sede de unos Juegos Olímpicos y después una Copa FIFA. Y es precisamente este equilibrio entre una clase desfavorecida y una clase empresarial, lo que puede convertir a Brasil en una nación capaz de hacer frente a cualquier imperio. Esto se puede evidenciar en las marcas nacionales que compiten con ventaja—debido a su calidad y bajos precios—contra las trasnacionales norteamericanas y europeas, es decir, Brasil cada vez se convierte en una nación que no puedes chantajear con préstamos del FMI o con determinados componentes esenciales de empresas norteamericanas, porque cada vez ellos fabrican sus propios componentes para la industria nacional.

Brasil también tiene un enorme potencial militar que solo está desarrollado al mínimo. Con una población tan numerosa, pudiera tener una fuerza de más de un millón de soldados, pero solo tiene apenas 334.500 efectivos militares, muy por debajo de Colombia, quien tiene casi 450.000 efectivos. Intereses de afuera quieren mantener a la fuerza armada brasileña solo como una fuerza de orden público, capaz de responder ante cualquier disturbio social en contra de los intereses de estatus quo; es decir, una fuerza pretoriana, no capaz de defenderse de una posible invasión extranjera.  Estados Unidos está al tanto de lo dicho anteriormente, por eso quiere tener un gobierno títere, un gobierno que privilegie los productos internacionales sobre los nacionales, un gobierno que mantenga una fuerza armada débil, un gobierno que elimine la creatividad tecnológica nacional y promueva la dependencia tecnológica extranjera.

Soldados brasileros.

Por otro lado, Brasil es el corazón de la biodervidad del mundo, y con una reserva de agua dulce casi infinita, <<y ya creo que todos sabemos que las futuras guerras serán por agua dulce>>. Este país está siendo conducido con urgencia—por intereses extranjeros—a la mediocridad, al tercer mundo, a ser condenado al subdesarrollo; de lo contrario, el nuevo eje de poder estará en el norte, estará en el sur, con una constelación de países libres, como Venezuela, Ecuador y Bolivia que son reservas energéticas y de minerales de las más grandes del mundo, puesto al servicio del gran mercado industrial de Brasil, y que están allí, compartiendo fronteras.

 

Lula es tratado como el hombre más peligros de Brasil y tal vez del mundo.

Lula escoltado por una fuerza especial de EE.UU.

Lula y su nieto cuando estaba vivo.

Cuesta creer que un hombre como Lula sea tratado como el hombre más peligroso del mundo, pero es así, no hace mucho al ex presidente se le concedió permiso para asistir al funeral de su nieto , y fue custodiado por una gran cantidad de militares y policías, además por un grupo de fuerzas especiales de la policía Miami-USA, los cuales estuvieron como primer cordón de seguridad y fuertemente armados, muy al estilo de Hollywood .

Recientemente, en una entrevista para RT Noticias, Lula da Silva declaró alunas palabras que reflejan el poder de una nación reflejada en un solo hombre como su líder o representante ante al mundo, y que desde luego, la fuerza en esas palabras hablan de un hombre muy peligroso para los intereses de USA, cito:

“…el mundo no puede ser tomado como rehén por la política estadounidense, la locura de Trump, la locura de un presidente estadounidense que cree que puede invadir cualquier país, matar a cualquier presidente, ¿sabe? ¡Alguien necesita detenerlo! Y Brasil puede detenerlo. Brasil tiene tamaño para eso, tiene grandeza para eso, tiene fronteras con diez países de América del Sur».

Brasil sí puede detener todo esa locura imperial, pero por ahora tendremos a otro Nelson Mandela privado de libertad, solo la fuerza de la opinión pública y la presión de militares y empresarios leales a Brasil, podrán sacar a Lula de la cárcel.

Tengan cuidado, no despierten a un gigante.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

PedroSZ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información