Economía

Estafas laborales, ¿cómo reconocerlas?



Estafas laborales, ¿cómo reconocerlas? - Economía

Todos decimos: no eso nunca me va a pasar a mí, a mi nunca me van a estafar, soy demasiado inteligente como para que algo como eso me suceda, estoy muy bien preparada para poder notar cuando algo es cierto y cuando algo es falso, les podrá suceder a otros, pero a mi jamás. Al menos, era lo que yo decía, veía como algo imposible que alguien logrará estafarme mientras intentaba conseguir trabajo, lo cierto es que lo hicieron, perdí $200.00 pesos mexicanos en manos de embaucadores.

Esa cantidad, $200.00 pesos mexicanos, equivalen, dependiendo del tipo de cambio, a $10.71 dólares o a €9.66 euros, puede parecer una cantidad pequeña, pero ninguna cantidad es insignificante cuando te la roban. Para mi fortuna, a mi únicamente me estafaron $200.00 pesos, pero hubo a quien le robaron cerca de $8000.00 pesos, lo que equivale a €386 euros o $422 dólares. Si tenemos en cuenta que en el sitio donde me estafaron, había cerca de 40 personas, si al menos la mitad de esas personas cayeron en la mentira, los estafadores se llevaron cerca de $160 000.00 pesos, lo que es igual a $8573 dólares o €7730 euros. ¿Ya no parece una cantidad tan insignificante, verdad?

Para evitar que este tipo de estafas laborales, bastante comunes, te sucedan a ti, abordaré en este artículo tres puntos, quiénes son las personas a las que estafan, cómo saber que una oferta de trabajo es una estafa y qué hacer cuando lo descubres.

¿Quiénes son las personas a las que estafan? En pocas palabras, personas desesperadas y necesitadas. Suena muy mal cuando se lee, pero es la verdad. Aquella persona que necesite dinero urgentemente, que haya estado meses desempleada, que esté llena de deudas y sienta que no encuentra una solución a sus problemas y que estos la están asfixiando, es un blanco muy fácil. Si además agregamos que la persona sea nueva en el campo de la búsqueda de trabajo, ya sea recién egresada de la escuela o alguien que tuvo que abandonar sus estudios o los abandonó porque quiso, la probabilidad de caer en una estafa incrementa. También, como fue mi caso, personas tristes, confundidas o cuya vida haya dado un vuelco de 180º de la noche a la mañana, sin darles oportunidad de reaccionar, se pueden ver envueltas en este tipo de circunstancias. En pocas palabras, personas que estén pasando por una mala racha personal, profesional, familiar o laboral son a quienes las estafas laborales más las pueden perjudicar.

¿Cómo saber que una oferta de trabajo es una estafa?

-Si algo suena demasiado maravilloso, es muy probable que no sea verdad.

-Te ofrecen salarios muy superiores a los sueldos normales de la zona, por realizar un trabajo sumamente sencillo, ya sea contestar teléfonos, archivar documentos o hacer publicaciones en redes sociales.

-Las personas que te reclutan no te dan a conocer su nombre completo ni el puesto que ocupan dentro de la empresa.

-El sitio donde te citan a trabajar se encuentra en remodelación y no ves ningún logo o cártel de la empresa, ni a personas trabajando en el lugar.

-Te piden que no hables con las demás personas que acuden a la plática de inducción del empleo, no te permiten socializar o compartir datos personales ni, mucho menos, intercambiar teléfonos.

-Te dan discursos grandilocuentes de cómo tú eres una persona destinada para el éxito, pero que no has tenido las oportunidades que mereces y que ellos te van a brindar.

-Te informan que vas a necesitar pasar por una prueba antes de lograr conseguir el empleo. Y la prueba involucra dinero, ya sea que tengas que vender o comprar algo.

-Te enseñan cómo debes de pedir prestado dinero a tus familiares y amigos para dárselos a ellos, para poder «apartar» tu contrato, pues hay pocos contratos y si no aprovechas la oportunidad, te arrepentirás el resto de tu vida.

-No te explican con claridad cuál es la descripción de la vacante que vas a ocupar.

-Te piden dinero. Esta es la mayor señal de alerta. Ninguna empresa para contratarte te pide que les des dinero. Nunca. Jamás. En el momento en que las frases, «pago único», «apartar contrato»o «mostrar tu motivación» aparezcan para solicitar dinero de tu parte, corre, es una estafa.

¿Qué hacer cuando descubres que estás a punto de ser víctima de una estafa?

Cuando yo descubrí que mi oferta laboral era una estafa y la persona que estaba dándome la plática de inducción al empleo, un mentiroso que se quería quedar con mi dinero, estaba en una sala repleta de personas entusiasmadas, porque creían que acababan de conseguir el trabajo de sus sueños. Quizás, si te encuentras en la misma situación, quieras desenmascarar a los estafadores delante de todos, pero eso no es una buena idea, por las siguientes razones, esas personas son ladrones y no sabes qué más estén dispuestos a hacer con tal de mantener a flote su fraude. Lo que yo te aconsejo es que no digas nada, te retires del lugar, no vuelvas la vista hacia atrás y aprendas de tus errores. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marysol G.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información