Literatura

ESTOY MUERTA EN VIDA



ESTOY MUERTA EN VIDA - Literatura

CAP. 1  ESTOY MUERTA EN VIDA

 

¿Y qué significa esta frase? Quizás es que estoy enferma a punto de morir?, quizás es que estoy conectada a una máquina de respiración artificial?, quizás es que estoy encerrada en la cárcel por haber hecho algo muy incorrecto?

Nada de todo esto es cierto, pero me encuentro como si estuviera así. No tengo nada por lo cual alegrarme, mi vida es lo más sencilla, aburrida, artificial, absurda y todos los adjetivos que queráis o se os ocurran.

 

No puedo seguir viviendo así y sin embargo no puedo cambiar nada por mis circunstancias pésimas. Digo pésima ya que la vida de una persona se compone de muchos detalles que aunque sean pequeños van llenando la vida, (lo que llamamos vida), sinónimo de respiración, de mantener la vida que hay en nuestras células para que sigan su curso, se multipliquen y vuelvan a multiplicarse.

 

Si miro mi vida anterior de cómo yo la recuerdo, (y no recuerdo mucho, pues no daba importancia a lo que tenía y tenía corta edad), veo una persona apoyada en sus padres, al lado de ellos, contenta y satisfecha de tenerlos a mi lado, apoyándome en ellos, sobre todo en mi padre, (que es la figura que como polo opuesto nos entendemos más), que todo lo que él decía era “perfecto” para mi, por haber vivido su vida y pasado sus sufrimientos de la época de la carencia y luego de la época de una vida normal por un logro de un trabajo duro de las décadas de los 60’ y 70’.

 

Sigo mirando cada día a la vida pasada, de cómo estábamos, cómo era nuestra vida, sencilla, sin complicaciones y comparando a cómo estamos ahora. Supuestamente con más adelantos, tecnología, electrodomésticos que hacen la vida más fácil y nos gastamos físicamente mucho menos por no hacer tanto esfuerzo.

 

Mi vida, por lo que veo ahora, mi vida como persona se terminó cuando, (a quien cuido ahora se resbaló y cayó al suelo. Yo no lo sabía, pero ese fue el principio del fin mío. Cuidados normales se fueron convirtiendo en volver a casa en cuanto se terminaba el trabajo, pues al vivir lejos del hogar acudía el viernes por la tarde y me  volvía el domingo por la noche, fines de semana y fiestas. Aunque hubo tiempo en que viví más lejos y en otro tiempo más cerca, siempre volvía en el tiempo que supuestamente era para mi, para mis relaciones de persona. De hecho nunca tuve algo que se pueda describir como más allá de unas conversaciones con vecinos, familiares o amigos que se alargaran por x tiempo y que dieran a alguna amistad más allá de lo normal. Mi vida giró en ese tiempo en que trabajaba en torno a la persona enferma, (que aunque no estaba tan enferma como ahora nunca se me ha permitido hacer nada más, siempre con restricciones).

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elivianv

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información