Salud

Eutanasia y Eugenesia ¿Problema ético?



Eutanasia y Eugenesia ¿Problema ético? - Salud

Sirva el presente análisis para una reflexión y postura personal, hablaremos desde el término aunque muchos lo conozcan desde la práctica.

Al hablar de Eutanasia quizás lo primero que podemos tener en mente es hablar de la muerte asistida o en otros términos una manera buena de morir, sin embargo, veremos el origen del término eutanasia, y nos encontramos que “Deriva de las voces griegas: eu y thanos que significan buena muerte”[1] aquí apuntamos principalmente para validar el concepto sobre personas que sufren una enfermedad, no obstante, es válido preguntar hasta qué punto el hombre puede dar una decisión al respecto o cómo el hombre tiene la certeza para decidir acerca de la vida de otro hombre, ese es nuestro tema fundamental más allá de la investigación y conceptualización. Al respecto, Olga González citando a Roxin en la revista de investigación expone “Para posibilitarle una muerte humanamente digna en correspondencia con sus propias convecciones”[2] esta es la justificación del autor para la eutanasia, sin embargo, es importante destacar lo que hemos expuesto y es que cada lector haga su propio análisis. Por otro lado, en la misma revista en la que nos apoyamos se cita a Gonzalo Higuera y este dice acerca de la eutanasia que “Abrevia una vida para evitar grandes dolores y molestias al paciente”[3] hay que destacar que el autor agrega que es a petición de familiares, amigos, el mismo o terceras personas pero a nuestro parecer agrega una palabra que desmonta el contexto de su concepto y esta es “abrevia”, consideramos que es esta palabra porque, acorta, elimina o aniquila la vida y la acompaña con el supuesto salir del dolor, es la justificación para igual aplicar la eutanasia y que quede de buen parecer, es por eso que “La organización mundial de la salud define lacónicamente la eutanasia como la acción del médico que causa deliberadamente la muerte del paciente”[4] de manera que hasta ahora nuestras reflexiones no se hacen subjetivas sino que apoyados por la OMS reafirmamos nuestra postura objetiva en busca de lectores críticos.
De este modo apoyados en la RAE dentro de la revista encontramos una contextualización de Bacon sobre la eutanasia, y él piensa que es “El acortamiento voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable, para poner fin a sus sufrimientos”[5]. A propósito de esto, es importante analizar de quién es la acción voluntaria, porque si hablamos de una enfermedad terminal probablemente la persona se encuentre postrada y limitada para decidir, o ¿qué pasaría si la persona tiene ansias de vivir aún en el sufrimiento, pero su familia bajo el “para que no sufra más” aplica la eutanasia? ¿Acaso hay libertad y voluntad de decidir la muerte del otro? ¿cómo se logra experimentar que el otro ya no quiere vivir porque sufre? Apoyados por el trabajo de Javier Vega pareciera que los enfermos terminales se convierten en estorbo para el centro hospitalario y para los que “deben cuidar de él directamente”, ante eso entonces la mejor opción es la eutanasia, una muerte asistida para aliviar el dolor, pero el trasfondo es también para que aquel que por enfermedad va a morir y ya no hay nada que hacer no siga generando gastos ni ocupe lugares que para otros pueden ser valiosos, insistimos a propósito de este comentario en una reflexión personal por parte de lector alejada de nuestro conceptos, solamente pretendemos motivar para que se pueda generar la reflexión. Finalmente, Vega expone “aunque sea con el consentimiento de la víctima, la eutanasia es siempre provocada por otras personas; es un homicidio con unas características determinadas”[6] se hacen fuerte y resuenan estas palabras de Vega pero entonces, ¿la eutanasia es una buena muerte o un método de escapar ante la realidad del   sufrimiento propio y de otras personas? Son muchos los avances jurídicos que se han dado, pero a nuestro punto de vista han sido válidos porque es presentada bajo el disfraz y no con la realidad de lo que se quiere, que no ha de ser otro que salir de la responsabilidad que se tiene con aquellas personas que lo último que le queda es morir, pero que con la eutanasia se decide cuando muere, así pues, sirva de objeto de reflexión cada cita y análisis copiado, para adquirir postura ética frente a temas que se presentan como necesarios e dispensables e incluso objetos de gran valor pero que en el trasfondo van en contra de los principios básicos del ser humano.

Por otro lado, tenemos también el término eugenesia que en griego significa buen nacer o nacer bien[1] es la contraposición de la eutanasia y por ende se hace objeto para nuestra reflexión, por lo que es oportuno preguntarnos ¿y a que se refiere buen nacer?. Cabe destacar que el término eugenesia fue acuñado por el científico Galton a mediados de 1883 para designar con ella la ciencia que va a permitir la modificación, los rasgos hereditarios en la especie humana[2]. La eugenesia apoyada en Galton tiene su fuente en teorías evolucionista, no cree en lo gradual del hombre sino más bien que este sufrió mutaciones[3] aquí juega un papel fundamental la inteligencia, ya que a través de la eugenesia se considera que el niño se determina tanto físicamente como intelectualmente, de manera que se hace esta aplicación determinante[4] entiéndase por determinante, que otro es capaz de manipular los rasgos físicos e intelectuales del ser, se hace manipulable según las querencias de una familia determinada o del individuo.

Dentro de la eugenesia existen dos bandos elementales, estos tenían un enfoque dentro de la ciencia y persiguen ciertas características; uno de ellos eran los biometristas, que buscaban “el tratamiento estadístico de los datos”[5] estos tenían el enfoque en rasgos de altura, y parece muy interesante hasta donde llega esta ciencia que incluso es capaz de calcular la medida de aquel que va a nacer; por otro lado, nos encontramos con el segundo bando llamado los mendelianos o genetistas, estos tienen como principal objetivo, la experimentación, es decir, la hibridación[6], la mezcla entre lo uno y lo otro y se logra mediante la ciencia en relación a lo que se quiere. Este tema tiene gran valor porque pareciera que el hombre se hace lo que quiere, es decir, lo diseña y mediante la eugenesia logra conseguir lo que ha pensado o como lo ha visto a través de pantallas, téngase en cuenta además que esta ciencia nace también como un proceso de experimento para dar respuesta a un tema racial, afirma Castro al respecto “Lo relevante es que su principal legado fue una justificación del racismo”[7] este supuesto estuvo disfrazado por siglo en el tema de la ciencia o experimentación, pero realmente no deja de ser una respuesta a fines de la época, ahora bien, así como logramos hacer un reflexión acerca de la eutanasia es también válido entonces hacerlo de la eugenesia y es qué ¿hasta qué punto el hombre puede determinar características físicas e intelectuales de otro hombre? Ya no es el hombre que decide la muerte sino el hombre que prepara el nacimiento de un nuevo hombre, pero que a su vez este viene determinado por el como yo lo quiero o como me gustaría, a nuestro parecer no hay libertad porque ya se encuentra determinado, es un patrón y por ende va estar enraizado a una forma de ser que no le pertenece. La eugenesia se puede vender fácil porque es la comodidad de tener un hijo con ciertas características que incluso entre la madre y el padre no existen y se hace atrayente, pero la reflexión puede centrarse en la manipulación hereditaria, manipulación genética, manipulación física e intelectual, es romper los rasgos naturales o procedimientos naturales, es coartar el desarrollo personal de ese individuo, limitarlo en un crecimiento individual, es decirle a través de esta ciencia el modo por donde debe mantenerse, por lo que entonces preguntamos ¿hay libertad? Ante la pregunta exponemos una definición acerca de eugenesia diciendo que “Es la ciencia que se ocupa de todas las influencias que mejoran las cualidades innatas de una raza y también de aquellas que las desarrollan hasta un máximo provecho”[8] con esta conceptualización queremos solamente levantar un alerta al término influencias y mejoran, a nuestro entender es impositivo por lo que entonces se perdería de vista la palabra libertad y entonces, ¿eutanasia y libertad se complementan en el mismo fin? Es la pregunta que pretendemos que el lector responda de acuerdo a las reflexiones que hemos presentado acerca del tema.

[1]Cfr.Castro, 68.

[2]Cfr. Castro, 69.

[3]Cfr.Castro, 69.

[4]Cfr. Castro, 69.

[5]Castro, 70.

[6]Cfr. Castro, 70.

[7]Castro, 70.

[8]Eugenesia, 6.

[1]Eutanasia,461.

[2]Eutanasia,461.

[3]Eutanasia,462.

[4]Eutanasia,462.

[5]Eutanasia,462.

[6]Vega, 68.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Reynaldo Antonio Moya Angileri

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información