Anuncios
Viajes y ocio

¿existen Sólo 12 Notas Musicales?

¿existen Sólo 12 Notas Musicales? - Viajes y ocio

Si al leer el título del artículo pensaste:

“Espera, según yo son solo 7. Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si”.

Entonces debo empezar aclarando ese punto.

Los nombres de las notas musicales son 12, y son: Do, Do#, Re, Re#, Mi, Fa, Fa#, Sol, Sol#, La, La# Si.

Cada nota, si la tocas en un piano, una guitarra, un violín, un saxofón, un programa de computadora, o en lo que más te guste, tiene un sonido diferente. Desde Do hasta Si.

Pero, aquí la pregunta es, ¿Sólo son esas notas?

Recordemos que cuando termina una escala cromática en la nota Si, empieza la que sigue con Do de nuevo. Y así se repite una y otra vez, desde el sonido más grave que dé el instrumento hasta el más agudo.

Para explicar esto usemos el piano, ya que es quizá el instrumento más fácil de tocar (hablo de solo hacer que reproduzca un sonido, no de ser en él un auténtico Chopin), y además tiene 7 octavas, por lo que será más fácil explicar el punto del artículo.

Un paréntesis, una octava contiene precisamente las 12 notas musicales, de Do a Si.

Bien. Para explicarlo vamos a dejar el Do de lado y usaremos la nota La. ¿Por qué? Porque es la nota que se recomienda usar para afinar los instrumentos, además, los valores de su frecuencia son números enteros.

El primer La que aparece en el piano, que es también la primera nota que aparece, es La0. Esta nota tiene una frecuencia de 27.5 Hz. La que sigue, una octava después, es La1, con una frecuencia de 55 Hz, que es exactamente el doble de la frecuencia de la primera. La frecuencia sigue aumentando en el doble de su valor hasta La7, tal como muestra la siguiente lista:

A0 : 27.5 Hz

A1 : 55 Hz

A2 : 110 Hz

A3 : 220 Hz

A4 : 440 Hz

A5 : 880 Hz

A6 : 1760 Hz

A7 : 3520 Hz.

Ahora, se supone que en el caso del piano el sonido se produce por la vibración de una cuerda al ser golpeada con un martillo mediante un mecanismo mecánico. Entre más gruesa sea la cuerda, oscilará más, por lo cual la frecuencia será menor y el sonido será más grave. Si la cuerda es más delgada, entonces oscilará menos y el sonido será más agudo debido a la alta frecuencia.

Pero, sí a cada nota La le corresponde una cuerda de diferente grosor, y por tanto una frecuencia diferente, ¿es el mismo sonido? Por supuesto que no. El simple hecho de que una sea más aguda y otra más grave ya es suficiente para saber que no es el mismo sonido.

Es más, la nota que sigue después de La es La#, y la frecuencia de La#4 es de 932.328 Hz. Esto es más de 50 Hz por encima de La4. Esto nos quiere decir que entre La4 y La#4 hay al menos otras 50 frecuencias, o sea 50 sonidos. ¿Por qué esos no se usan?

Pues todo tiene que ver con el cerebro. El cerebro humano, por alguna razón que no se tocará aquí, reconoce algunas frecuencias como agradables, y otras como molestas. No es lo mismo escuchar una nota La4 de un piano que un gis raspando en un pizarrón.

Pero, ¿entonces como están divididas las notas? Pues, entre cada una de las 12 notas musicales hay exactamente 100 cents. Un cent equivale a una centésima de tono temperado. Así que, lo que nuestros oídos escuchan tiene un orden. Quizá por eso nos suena bien.

Regresando a las diferentes notas de La, como dije, entre nota y nota hay una diferencia del doble de Hz. Esto no es un incremento lineal, es un incremento exponencial. En una gráfica el aumento se vería así.

Por alguna razón, esta diferencia exponencial entre cada nota hace que todas suenen “iguales” a nuestros oídos.

Si tocas una nota, por ejemplo, La3 en un piano, y tocas, al mismo tiempo, un Do4, escucharás una clara disonancia. Sin embargo, si tocas La3 y La4 juntas escucharás que el sonido parece ser el mismo. Esto tiene que ver con la fisiología del oído humano y con como el cerebro procesa los sonidos.

Y esto mismo sucede con todas las demás notas. Tomemos como ejemplo esa La#4, cuya frecuencia es 932.328 Hz. Pues la frecuencia de la nota que le sigue a una octava de distancia, es decir, La#5, es de 1864.64 Hz. Justo el doble. Y justo así ocurre con las otras 10 notas.

Entonces pues, no, no son solo 12 notas musicales, son muchísimas, cuyo límite solo queda establecido por la frecuencia más baja y más alta que pueda captar nuestros oídos. Sin embargo, gracias a esa forma que tenemos de escucharlas, y a las hermosas matemáticas, podemos decir que solo tenemos 12 notas que se repiten en un ciclo.

Ahora, para formar acordes, donde un acorde simple es una nota más su tercera (mayor o menor) y su quinta justa (por ejemplo Do mayor donde se tocan Do, Mi, Sol al mismo tiempo), también están implicadas las matemáticas y el cómo nuestro cerebro procesa los sonidos. Pero esa, es otra historia.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.20 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Khanarual

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información