Anuncios
Sociedad

Expatriado O Emigrante

Expatriado O Emigrante - Sociedad

¿Eres un expatriado o un emigrante cuando te mudas a un nuevo país?

Eres las dos cosas al mismo, pues ambas palabras significan lo mismo, aunque presentan una diferencia notable en el modo en que se asume la experiencia del viaje. La elección de un vocablo u otro puede parecer banal, pero denominarse o ser llamado emigrante en lugar de expatriado, o viceversa, implica mucho más que una casualidad lingüistica.

Un emigrante es el que llega, la relación se estable con el lugar de llegada, en el cual eres siempre un ser ajeno que pisa una tierra que no le pertenece. La emigración, erróneamente, se relaciona con la ilegalidad, pero también con la pobreza, con el que llega en busca de una vida mejor lejos de su tierra natal. Expatriado es una palabra que prefieren utilizar los europeos: un inglés en Madrid es un expatriado, no un emigrante. Un mexicano en Madrid es un emigrante, no un expatriado. Poco importa si ambos estudian, trabajan…el modo en que se imaginan y son vistos por los demás es diametralmente diferente.

La palabra expatriado establece un vínculo con la tierra natal, el país de origen: estoy fuera de mi patria, pero la llevo conmigo. El emigrante se pone en relación siempre con el país al que llega, el enfásis no está en sus orígenes, sino en su nueva condición de recién llegado. Emigrar supone despojarse de todo y convertirse en un extraño en nuevas tierras; expatriarse es alejarse de la tierra natural, poco importa adónde se vaya, un expatriado establece un vínculo con el país que lo vio nacer. Ante la palabra emigrante, la pregunta lógica  es ¿Y adónde emigras?; la palabra expatriado supone preguntarse: ¿expatriado de dónde, de dónde vienes?

Una comunidad de expatriados, así se llaman así mismos ingleses, franceses, holandeses…que viven en otros sitios diferentes a sus países de origen. Por el contrario, un africano, un latinoamericano que vive en tierras lejanas, pero sobre todo si vive en Europa o en Estados Unidos…no importa si llegó en barco u avión, si cruzó la frontera a pie, si ganó una beca de estudios o un contrato de trabajo, es un emigrante, sin más matices. Emigrante, convertido hoy en un ser ilegal, en un problema, en una crisis, en resumen, en un ser indeseable y sospechoso allí dónde llegue.

Y tú, ¿alguna vez te has pensado como un (posible) emigrante o expatriado?

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Tala Tasila

2 comentarios

  • Este es un tema muy controvertido, que da lugar a un extenso debate que no se lleva a cabo, porque siempre surgen los nacionalismos, la xenofobia, las disputas por los recursos naturales o las tradiciones.
    Desde pequeños nos inculcan unas ideas preestablecidas, creadas a partir de unas ideas de patriotismo, religión e historia. Las heredamos de generación en generación y sólo sirven para generar miedos infundados hacia el que es diferente a nosotros.
    Es cruel, es absurdo y debemos desechar ya de una vez esas tendencias y pensar por nosotros mismos.
    Es un buen planteamiento el que tú haces en tu artículo: “¿alguna vez te has pensado como un (posible) emigrante o expatriado?”. Tal vez si hiciéramos ese sencillo ejercicio, cambiaría el chip de muchas personas.
    Muy interesante punto de vista el que abordas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información