Medio Ambiente

Mi experiencia como mamá sobre el uso de pañales ecológicos

Mi experiencia como mamá sobre el uso de pañales ecológicos - Medio Ambiente

Mi experiencia

Antes que nada quiero contarte que no soy vendedora de pañales ecológicos, ni quiero quebrar las fábricas de pañales, sólo que quisiera contarles mi vivencia con este artículo, pues me considero experta en el tema  (como mamá)  pues mi hija desde los 6 meses aproximadamente empezó a usar pañales llamados “ecológicos”, ahora tiene 4 años y medio y todavía los usa en las noches, por tanto conozco todo sobre ellos desde cómo están elaborados (pues averigüé y mucho antes de comprarlos), como cuidarlos, cuáles son más convenientes para la noche o el día según su material, hasta sus ventajas y desventajas desde mi perspectiva como usuaria indirecta y mi hija como usuaria directa.

¿Por qué mi hija los comenzó a usar?

Básicamente porque padecía una dermatitis en la parte baja de la espalda, justo donde iba el elástico del pañal desechable, hice todos los remedios tanto caseros, como los que mi pediatra me sugirió pero nada funcionaba, ungüentos, cremas antipañalitis, pañitos con infusión de caléndula, zumo de yerbabuena, periodos sin pañal que mejoraban su condición pero volvían cuando se los ponía, etc. Finalmente, el médico me sugirió que le pusiera pañales de tela, como los que usaban nuestras madres y abuelas, los compré pero no duraban mucho tiempo secos y siempre había accidentes, de otro lado me aterraba el uso del gancho que se usaba para fijarlos que en aquellos tiempos de las abuelas produjeron muchos accidentes de punción.

¿Cómo llegué a los pañales ecológicos?

Por accidente en realidad, paradójicamente andaba buscando una promoción de pañales desechables por Internet y al digital en el buscador, cuando te salen las búsquedas sugeridas vi pañales ecológicos, ¿pañales ecológicos? ¿Eso existe? me decía yo, pues para ese año 2014 por lo menos en mi país, eso era una novedad, así que me decidí a comprar uno sólo, pues precisamente por no ser tan populares eran costosos, lo probé con mi nena y ¡funcionó! Simplemente su irritación se disminuyó durante los periodos en que usaba su pañal de tela, por ello me decidí y compré un paquete de 10, que para mí fue suficiente para su uso diario, así no volver a alternar con desechables y me permitía no tener que lavar todos los días.

En conclusión, mi hija que ahora cuenta con 4 años, nunca más volvió a usar pañales desechables.

Escribe tus comentarios si tienes preguntas y con el mayor de los gustos te las contestaré.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

visore

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información