Salud

Eyaculación femenina ¿Mito o realidad?



Eyaculación femenina ¿Mito o realidad? - Salud

 

Eyaculación femenina ¿Mito o realidad?

En las películas pornográficas es corriente visualizar una escena, muy cotizada por el público de este tipo de películas, en la que la eyaculación femenina gana protagonismo. Un brote de líquido como una fuente acompañado de gemidos, temblores y convulsiones, que pronto nos hacen saber que está teniendo un orgasmo.
El orgasmo es algo corriente en la vida real, fuera del cine, pero ¿Y la eyaculación femenina?
Es más difícil que en el cine, y de hecho, sigue habiendo controversia en la comunidad científica sobre la realidad de este hecho.

Si tuviésemos que definir lo que puede ser una eyaculación femenina diríamos que se trata de un parafenómeno de la respuesta sexual femenina, de la misma manera que ocurre con la sudoración o la contracción muscular intensa del suelo pélvico en el momento del orgasmo, según indican algunos sexólogos.

Sin embargo, la imagen fantasiosa del cine, en la que dicha eyaculación ocurre en grandes cantidades, con expulsiones en chorro de un líquido transparente que puede llenar un vaso, es poco corriente, pero no inexistente. Se piensa que en los casos poco frecuentes en los que una mujer eyacula gran cantidad, se puede deber a causas congénitas, en las que las glándulas son mas grandes y generan mayor cantidad, pero nunca como en el cine.

¿En qué consiste el líquido de la eyaculación femenina?

Se piensa que el líquido se va acumulando, generando, a medida de ocurre la excitación en la mujer, y es precisamente con el orgasmo cuando las contracciones vaginales ayudan a expulsar la secreción.

Se cree que este líquido se genera en el lugar en el que algunos denominan «la próstata femenina”, que está compuesta por las glándulas uretrales, parauretrales y el conducto de Skene.
Por tanto, este líquido no es orina ni lubricante, y es inoloro, incoloro e insípido.

Se trata de un líquido acuoso, con una composición similar al de los hombres, que está compuesto principalmente de fosfatasa ácida prostática y glucosa. Se diferencia del flujo vaginal en que sólo se expulsa durante las relaciones sexuales muy placenteras, digamos en el orgasmo.

¿Cómo conseguir la eyaculación femenina?

Estimulando la zona parauretral. Aunque no hay métodos concretos para conseguirlo, se piensa que cuanto mas se estimule la zona parauretral, y mas se excite, mas fácil será obtener un orgasmo que vaya acompañado de la tan ansiada eyaculación femenina.
El lugar donde se localiza, paralelo a la vagina, a unos dos centímetros de la entrada de la vagina, y que suele asociarse precisamente con la zona del punto G.

Si eres capaz de excitar el punto G, serás capaz de conseguir un orgasmo con eyaculación femenina.

Aunque se piensa que es posible eyuacular sin tener un orgasmo, se sabe que es poco frecuente y que la eyaculación femenina es mas intensa cuanto mas intenso es el orgasmo.

¿Qué se siente?

La sensación transmitida por las mujeres que han conseguido una eyaculación femenina con orgasmo es la de tener ganas de hacer pis en ese mismo momento. De hecho, algunas mujeres piensan que están orinando durante las relaciones, o después de las mismas.

Si la mujer no frena esas ganas de orinar, por miedo a orinarse, conseguirá la eyaculación. Peor en la mayoría de casos frenan esa sensación.

Por último, todas las mujeres son capaces de generar una eyaculación, aunque la mayoría no son conscientes de ello, y no saben cómo conseguirlo. En algunos casos, el líquido de la eyaculación se dirige hacia la vegiga, y luego se expulsará junto con la orina sin nisiquiera saberlo la mujer. A esto se le denomina eyaculación femenina hacia adentro.

Si te ha gustado el artículo, por favor comparte y difunde.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 42 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

neoriders

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.