Literatura

FE EN UNA SEÑAL DE ESPERANZA



FE EN UNA SEÑAL DE ESPERANZA - Literatura

Yo no odiaba, pero ustedes me llevaron a odiarlos, es uno de los pensamientos que más han torturado mi mente en las últimas semanas, esa frase la cual vi en uno de esos grupos depresivos llenos de personas que creen no encajar en la sociedad, las personas que por tener pocos amigos y un par de problemas creen poder considerarse especiales y entrar en ese grupo el cual la sociedad o el primer individuo que lo inicio decidió llamar ¨emo¨, son solo seres estúpidos, eso son reflejados ante mis ojos, antes dependía de ellos, en el pasado, aun lo hago de una forma tan literal que creo que si estuviera en un estado diferente al que estoy actualmente, ya me hubiese alejado de esta repugnante sociedad, hubiese lastimado y humillado a más de la mitad de las personas que suelo encontrarme al abrir la puerta de mi habitación, o la de mi casa para para simplemente dar un paseo, es un deseo el cual empezó hace un par de semanas, desde que empezó el odio, desde que abrí los ojos, desde que empecé a ver en realidad a las personas, ese deseo ahora que lo pienso, por más obvio que resulte es algo que nunca en mi vida pude hacer, hubiese cavado mi propia tumba al hacerlo, jaa¡¡ que dicho tan literal, me siento estúpido, a veces me pregunto si seguir escribiendo estas notas tiene algún sentido, es como hablar con mi mente, pero las palabras son nada más que las marcas de grafito que dejo marcadas en el papel de esta libreta, y los odios pues, no son nada más que el papel, no espero que esto sea publicado o reconocido algún día, todo lo contrario es algo que despreciaría con todo mi corazón y mi sentido de la racionalidad, sé que si llegase a ser así seria leído por persona que desprecio, personas que criticarían mi pensamiento, al pensar en ello veo en mi mente a mi muy estúpida familia, esa familia que me lo dio todo pensando que así sería feliz, pero que como todas las familias,( supongo yo ) no tuvieron la capacidad de dejarme elegir lo que quería ser, pensar, ni siquiera el cómo actual y al notar un ligero cambio en mí, en mis actos, en mi vida, decidieron enviarme con un mal nacido psicólogo, ese despreciable ser que solo tiene la finalidad de criticar nuestro actos, hacernos pensar que lo que hacemos está mal, buscando que generemos un cambio en nosotros mismos para complacer a las personas que no les agrada que seamos diferentes, a aquel persona que encuentre esta libreta, le pido tres cosas, la primera, criticate pero más que nada no seas como la sociedad, se diferente, hay quienes dicen q todos somos diferentes, va¡¡¡ eso es pura mierda, solo analiza, piensa en lo que busca el ser humano, sus deseo, sus actitudes, y veras la verdad, busca ser especial¡¡¡, yo soy especial pero no por las razones que me gustaría, moriré de hambre, es la verdad, ese será el final de mi miserable vida, pero no me arrepiento de nada, solo quiero que esta libreta sea encontrada por alguien diferente, alguien que desee un cambio, no uno de esos malditos hipócritas, como esos seres despreciables que se hacen llamar amigos, como ese infeliz que inicio mi muerte, ese llamado ¨pirobo¨(término usado actualmente) que creía que podía jugar con las mujeres por satisfacer su placer, porque creía que eso lo haría más hombre, lo recuerdo bien, era fuerte pero estúpido, manipula ble, pero amado por su dinero, creído y mentiroso, pero infantil para mí, era un ser exigente pero a la vez conformista, perezoso, hasta imbécil, pues siempre creció entre lujos los cuales nunca mereció, era muy distinto a aquel hombre amable, ese hombre que parecía ser serio pero buscaba el bien para quienes considerase lo mereciera, ese buen hombre que me dio un regalo inesperado, ese libro con esa nota, fue extraño, pero no lo veía infeliz, tenía un objetivo, era todo lo contraria de ese miserable ser que se hacía llamar amigo, creo que eso fue lo que genero un agrado de mi parte a su ser, al querido lector, palabras las cuales ley en aquel libro pero considero muy técnicas para mí, comparte todo lo que aprendas con aquellos que lo merezcan, puede que te resulte aburrido leer esto, lo sé, es tedioso, estúpido, incluso, puede que pienses ¨porque ha de importarme todo esto, la vida de un ser miserable que no ha de haber tenido ni para comer¨ pues te aclarare algo, algo relacionado al pasado, un pasado para nada lejano, yo moriré de hambre es verdad, pero no será generado por falta de recursos, al contrario, tengo bastantes lujos, dije que era especial, y eso es la verdad, nací con algo, no puedo llamarlo poder por qué no lo veo como uno, ni virus o enfermedad por que no puedo clasificar lo como algo genético, yo siempre lo vi como una maldición, nunca sufrí hambre, pero tampoco podía consumir alimentos comunes, ningún alimento en general, soy un fenómeno lo sé, siempre me alimente de felicidad, de ahí parte mi muerte, si felicidad, eso no significaba que quitara felicidad, simplemente la felicidad de los demás me llenaba como si mi alimento fuese simplemente ver ese sentimiento, lo sé, suena estúpido, pero mi familia se dio cuenta, yo lo note con el paso del tiempo,  nunca vi lagrimas caer por el rostro de mi madre, padre o mi hermana, siempre vi una sonrisa, ellos siempre mantuvieron una sonrisa deslumbrante que se reflejaba en el espejo del final del largo pasillo de mi casa, cuando veía dolor, sufrimiento, sentía impotencia, me faltaban las fuerzas, como aquel que siente los síntomas del inicio de una enfermedad, en mis primeros años de vida no fue algo que me afectara, antes de los diez años disfrutaba incluso el ver el movimiento de las nubes, luego de ello, estuve preso, mis padres tomaron precauciones, era complicado pero sigo siendo su hijo y era normal que buscaran mi bien, no lo note en su momento, pero ellos me prohibieron las redes sociales, las salidas, aprendí a vivir así, no tenía problema con eso, tenía televisión, videojuegos, películas, incluso unos juguetes extraños, tenía una piscina, nunca me falto entretenimiento, pero ninguna de esas paredes podía alejarme del todo del mundo exterior, no por siempre, hace 5 semanas escuche un sonido, una risa, venia del exterior, quise ver que era, obviamente mis padres no lo permitieron, dijeron que no conocía el peligro que me rodeaba, que en mi casa estaba seguro, discutimos por 3 días, todo se tornó infeliz, empecé a enfermar, me torne pálido con más pasaban las horas, mi madre como cualquier otra busco una solución, al no encontrarla me pregunto.
-¿enserio quieres salir?
-sí, (le respondí con una sonrisa inocente)
no paso mucho antes de que me explicara mi condición, y el por qué creía que no debía salir, pero decidí confiar en el mundo, en las personas, tuve fe que sería feliz rodeado de más jóvenes, y que ellos serían felices estando conmigo.
Salí y vi risas, (fue extraño lo admito) no sabía que teníamos vecinos, pero vi a un hombre jugado con su hijo, y vi como este sonreía al pasar tiempo con su padre, (no entendí por qué mi madre tenía miedo de que conociera el mundo), no era del todo hermoso pero no era infeliz, me gustaba salir a un parque el cual no se encuentra lejos de este lugar, el lugar donde estará esta libreta, está a menos de 2 cuadras, podrás reconocerlo sin problema, me gustaba ir y sentarme en una banquita de madera un poco vieja, veía muchos chicos jugar fútbol, no veía tristeza en sus rostros, hay conocí un chico, un ser el cual mencione con anterioridad, salía con el muy seguido, era un poco excesivo incluso, salíamos diario, de esas salidas conocí una chica, era alegre y tenía siempre ánimos de jugar y hacer muchas estupideces, siempre la vi como alguien agradable y hasta el día de hoy lo único que puedo juzgar de ella es que decía ser amiga, ser sincera, pero como todos, mentía, solo le preocupaba una persona, y no le importaba el daño que le causaba a las personas, solía hablar con ella, de su tristeza, pues se sentía sola, era estúpido, siempre estuve para ella, pero nunca le importo, eso solo genero odio de mi parte, y me di cuenta que por más estúpido que fuese, solo estaba cavando mi propia tumba, conviví con muchos jóvenes, sin notarlo cada día estaba más débil, hasta que llego un punto en el cual no pude evitar sentir un dolor en el pecho, un ardor en mi garganta, y fuertes dolores en mis huesos y órganos, no pude imaginar cómo sería el estado en el cual estaría mi familia si me vieran en esa situación y empeorando con el tiempo,  tal vez no podría mejorar, por ende, decidí irme, a una casa la cual está a la venta desde hace mucho pero nadie acepta comprarla por los repugnantes seres que habitan por estos lados, personas despreciables sin contar que es una zona sumamente peligrosa en las noches, como todo lugar solo que aquí es más notorio que en el resto, no entendí por qué enfermaba, no veía sufrimiento, no veía lágrimas, no notaba el dolor, pero hace unas semanas reflexione, y vi la verdad, termine aquel libro que me regalaron, y ley muchos más, vi el mundo con otros ojos, quería vivir, generar un cambio, pero no pude hacerlo, tenía un límite físico, una barrera que no podía destruir, vi el mundo y a quienes me rodeaban, mis recuerdos y vi muchas cosas que no había visto con anterioridad, ¨ese no veía dolor¨ era una frase hipócrita de mi yo pasado, pues podía ver muchos niños jugando con sus familias en aquel parque, pero toda esa felicidad junta no tenían la capacidad de superar las lágrimas y el dolor emocional que sentía aquel niño que pasaba día tras día fuera del parque, solo, viendo jugar a los demás niños con envidia, con tristeza en lo más profundo de su corazón al crecer sin un padre, las personas que han crecido sin uno sabrán las grandes diferencias que genera eso en una familia, una de pocos recursos al menos, logre ver el corazón destrozado de aquellos jóvenes que veían a las personas que amaban, en su gran parte, chicos que veían chicas volverse putas lentamente por preferir chicos orgullosos, chicos despreciables faltos de neuronas que solo tenían sexo para ofrecerles.

Al lector de esto, le pido mire su alrededor, que no se limite a ver a quienes conoce, las personas con las que charla, le pido, como segunda cosa, se ponga en los zapatos de aquel chico que desprecia la humanidad, aquel que no se dedica a ir a fiestas y buscar placer, y en vez de ello busca leer un libro y dedicar poemas, aquel que busca hacer felices a los demás sin importar cuan rechazado y diferente sea de la humanidad, te pido mires el corazón, soy infeliz, y eso no es malo, eso es lo que me da esperanzas aunque sean mínimas de generar un cambio futuro en alguna persona y dejar un legado, un legado que cambie la miserable sociedad en la cual están destinadas a crecer almas jóvenes e inocentes las cuales serán corrompidas como lo fue mi corazón en el pasado, almas que crecerán para darse cuenta que el suicidio será la mejor opción, al lector de esto, le pido por ultimo busque un cambio, y deje una huella, un símbolo, que permita ver al mundo que aún hay esperanza, que aún puede cambiar para bien.

Fin.
Grite
– ESAS FUERON LAS ULTIMAS PALABRAS DE AQUEL DUEÑO ORIGINAL DE ESTA LIBRETA¡¡¡
Al terminar de leer los últimos deseos, las últimas palabras de esa persona la cual no pude conocer, de esa persona la cual lamento no poder cumplir sus últimos deseos junto a mi pequeño grupo conformado por 4 personas, pues lo intente pero no encontré esperanza en este mundo corrompido, los mire, parados en aquella orilla con orgullo reflejado en sus rostros, deje caer el micrófono, dando la señal.

Saltamos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Drako

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información