Política

Feminismo: vamos a aclararnos.



Feminismo: vamos a aclararnos. - Política

Quiero comenzar este escrito anticipando que lo que hay explicado aquí abajo en ningún momento busca ofender a nadie. Es, en su totalidad, mi opinión sobre el tema, no una imposición sobre el pensamiento que cada uno de vosotros tendréis personalmente. Lo único que voy a afirmar y es una verdad mundial es lo siguiente: el feminismo es un movimiento que busca la igualdad de la mujer con el hombre. Todo lo que oigáis o leáis que vaya en contra de esta premisa, amigos, no es feminismo. Habiendo aclarado esto, continuemos.

Realmente el artículo debería acabar aquí, porque si ya hemos establecido lo que es el feminismo, ¿qué vamos a decir de más? Pues mucho, porque por desgracia vivimos en el mundo del revés, donde lo bueno se retuerce y se considera malo, y lo malo es la mejor opción. He escuchado muchos argumentos en contra de este movimiento tan necesario, y me gustaría comentar algunos.

Muchos dicen que si el feminismo busca la igualdad entre géneros no debería llamarse feminismo, porque así ya se pone de lado de uno de los dos bandos. Esta afirmación podría ser correcta, pero hay un pequeño detalle, que no lo es tanto realmente, que hace que no tenga fuerza. Sí, el movimiento busca la igualdad, pero busca la igualdad de la mujer, que en miles de contextos y situaciones está desprotegida y se ve como inferior al hombre. Si fuera al revés, que fueran los hombres los que estuvieran desprotegidos y en una situación desfavorable, el movimiento entonces se llamaría virilismo o yo qué sé, un nombre adecuado al género que se está tratando defender. La cuestión es que en ninguno de los casos pretende poner a la mujer por encima del hombre, porque como he dicho con anterioridad, esas actividades no forman parte de este movimiento. El nombre viene acorde con lo que se quiere proteger.

Luego hay muchos otros que se quejan de las reivindicaciones que piden los feministas (los, sí, porque los hombres también pueden ser o son feministas, por lo que uso el género no marcado). En más de una ocasión he escuchado lo siguiente: «Mucha igualdad, mucha igualdad, pero las feministas solo se quejan del precio de los productos de higiene femenina, pero no de los de higiene masculina, como las cuchillas de afeitar. ¿Dónde está la igualdad ahí?». Bien, vayamos paso por paso. Para empezar, si hemos leído y entendido el párrafo anterior, esto se responde prácticamente solo, pero vale, pongamos por ejemplo el caso de las cuchillas que utilizamos todos casi a diario. Es cierto que igual las feministas no se han quejado de esto y que podrían haber aprovechado, pero ¿lo han hecho los hombres? ¿Han montado ellos una huelga o han querido reivindicarse en contra del precio de las cuchillas? Puede que algunos sí, pero ya os puedo decir yo que el que me dijo esto no ha movido un dedo ni por una causa ni por la otra. Las feministas podrían luchar por ello, ¿pero no tienen ya suficiente en el plato como para encima encargarse de más cosas? Esto igual lo veréis como una minucia, pero es un suma y sigue. Lo que quiero decir es que no se le puede echar la culpa a un colectivo que busca defender a la mujer y luchar por ella por cosas que ni siquiera tú haces. Entendedme, no quiero formar un debate ni ofender a nadie, como he dicho estoy segura de que hay muchos hombres que luchan por muchas cosas, pero con este argumento tengo esta respuesta.

 

Los hombres también son feministas.

 

Este caso probablemente sea el más conocido. Creo que hemos escuchado más de una vez el término «feminazi» que, si me preguntáis, me parece una palabra muy fuerte para relacionarla con este movimiento. «El feminismo es una basura, solo hay feminazis en él». De nuevo repito que, si hemos entendido el tercer párrafo, el uso de este neologismo desaparecería o no se relacionaría con el feminismo, pero como no es así vamos a analizarlo de una manera muy simple por si alguien todavía tiene alguna duda. , lleva «femi» de feminismo delante de nazi, simpatizantes del nazismo. No, estas personas no son feministas, y no puedo decir que no sean nazis porque eso no lo sé. ¿Cómo puedo saber que no son feministas pero no saber si son nazis? Nos remitimos al tercer párrafo de nuevo. «Pero bueno, aquí hay una feminazi que afirma ser feminista, ¿en qué quedamos?». No es feminista, por mucho que lo crea, si atenta contra la premisa con la que hemos empezado este texto. Ahora, hay que tener mucho ojo. ¿Qué consideramos feminazi? Hay muchos hombres y mujeres machistas (porque sí, hay mujeres machistas. ¿Contradictorio? Así va el mundo y su educación) que llaman feminazis a cualquier persona que defienda ciertos derechos muy lógicos, como el derecho al aborto o a ir por la calle tranquilas sin tener que escuchar según qué —de esto hablaré en la segunda parte que haga de este artículo. Así que tampoco podemos creernos todo lo que se dice por ahí, hay que tener juicio propio para saber qué está bien y qué no debería permitirse. El problema viene cuando lo que aclaman ciertas personas es extremista y está fuera de contexto, porque eso es lo que se hace eco y eclipsa las cosas buenas. Voy a poner dos ejemplos para explicar esto mejor, y lo voy a poner de dos bandos diferentes para que veáis que estoy intentando ser lo más imparcial posible y que no me pongo a favor de un lado o de otro (que quede claro que son hipotéticos casos, no estoy diciendo que ocurra una cosa ni la otra).

 

  • Tenemos un partido político de derechas cuyos militantes afirman que lo mejor que tiene España es la Iglesia y que, por lo tanto, se deberían retirar fondos económicos de sanidad y educación para invertirlos en ella. Sin embargo, el partido político jamás ha hecho tales afirmaciones y no actúa acorde con lo que dicen estas personas. ¿Significa esto necesariamente que dicho partido defiende esta postura? No.

 

  • Tenemos a un partido político de izquierdas cuyos militantes afirman que el problema de España es que los altos empresarios cobran demasiado y que debería quitárseles dinero de su salario para repartirlo al resto de trabajadores. Sin embargo, el partido político jamás ha hecho tales afirmaciones y no actúa acorde con lo que dicen estas personas. ¿Significa esto necesariamente que dicho partido defiende esta postura? No.

 

Entonces, tenemos un movimiento feminista que lucha por la mujer, pero hay quienes, dentro de él, actúan en discordancia con lo que promueve el colectivo. ¿Podemos condenar a este movimiento por lo que hacen o dicen ciertas personas? No.

Como sabéis, este tema es muy delicado y es por eso que quería arrojar un poco de luz al asunto, porque me entristece mucho ver cómo lo que debería ser compartido, importante y un ejemplo a seguir ha quedado, en muchas ocasiones, desacreditado y tildado de «extremista». Lo que es extremista es que haya mujeres acosadas por la sociedad que sufren a diario y que se le eche tierra encima al movimiento que busca romper con todas estas acciones retrógradas y que denigran a las mujeres.

No extenderé más esta publicación, sino que la continuaré en unos días con una segunda parte en la que hablaré del tema que he comentado antes de lo que pasa en las calles con las mujeres y de cómo la educación que recibe la sociedad tiene mucha culpa en lo que ocurre actualmente.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 46 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Wolfus

14 comentarios

  • ¿Cómo pueden decir que el derecho al aborto es lógico? ¿Y el derecho a nacer… Quién lo defiende? Jamás podremos tener derecho sobre un tercero, sobre un tercero tan solo tenemos obligaciones. No tenemos derecho a los hijos, tenemos la obligación de cuidarlos y de educarlos para que funcionen en el mundo como gente de bien. A excepción de las violaciones o de peligro de muerte de la madre debido al embarazo, los abortos no deben ser promovidos pues no pueden constituir un derecho. ¿Podría yo ejercer mi derecho a tu no existencia Wolfus? Supongo que no. Estoy en favor de la igualdad legal de los hombres y mujeres pero cuidado, hay líneas que deben cruzarse. Mucho del feminismo de hoy está sumamente confundido y es por ello que sufre tantos ataques pues sus bases ideológicas no son firmes o están equivocadas.

    • Como he puesto en el texto al principio, lo que he escrito es mi opinión sobre el tema, está claro que hay gente que estará más de acuerdo o menos con lo que diga. Me sabe mal por la vida que se está formando, pero sigo considerando que el aborto es un derecho que no debería quitarse. Ese feto no ha hecho nada y tiene todo el derecho a vivir, es cierto, pero considero que las consecuencias de continuar un embarazo y tener un hijo cuando no es deseado tampoco es la solución, además de que estoy segura de que puede crear a la madre un trauma o serios problemas mentales. Si hay mujeres que no quieren abortar, me parece perfecto z están en su derecho, pero considero que las que sí quieren han de poder. Es mi humilde opinión, y respeto la tuya totalmente, pero no la comparto. De todos modos, te agradezco tu aportación.

      Saludos.

    • Deberíamos ser conscientes de una vez que no es sólo la derecha institucional la que tiene que preocuparnos, sino la propia idea de muchos hombres y mujeres que aún no son capaces de asumir de manera efectiva este derecho al aborto. Eso sí que es preocupante. Y ahí es donde el feminismo debería hacer más incidencia.

      • Desde luego cada uno piensa de la manera que piensa y no voy a meterme en eso, pero sí defenderé mi opinión. A mí personalmente no me preocupa que haya gente que no crea en el aborto porque puedo llegar a entender su postura; lo que sí me preocuparía sería que no aceptaran las ideas del resto, porque no solo se ha de tener en cuenta la futura vida del feto, sino la de los padres también, que va a cambiar enormemente con su llegada.

        Gracias por tu aportación.

        Saludos.

  • Por alguna razón, cada vez me doy más cuenta que hay una cierta tendencia entre los varones que rondan los 50 y los sobrepasan de ver a la mujer como a un florero social con la cual creen tener derecho a increparla, al menos con la mirada, de creerla más inofensiva que un hombre y menos útil en según qué aspectos. Son muy amables si te consideran guapa, pero te ignoran si no es así. No quiero ofender a nadie, claramente no lo hacen todos. Pero hay una predisposición así que decrece en las generaciones más jóvenes. Me imagino que todo es debido al lastre de educación que arrastran por haberse criado en otro régimen, en el cual la mujer servía para traer hijos al mundo y poco más.
    Esperemos que vaya cambiando todo eso con el tiempo y para las generaciones más jóvenes ese concepto machista comience a ser un mero recuerdo, aunque todavía hay trabajo por hacer.

  • Por alguna razón, cada vez me doy más cuenta de que los varones que alcanzan una edad de 50 años y la superan tienen en sus cimientos educativos el considerar a la mujer como un decorado social que no les supone una amenaza o una rival y, en cambio, solo la ven como algo gracioso al que mirar si les gusta o el pasar de ella si no la consideran guapa. No quiero que nadie se dé por ofendido, claramente no lo hacen todos, pero hay cierta tendencia que no veo en generaciones más jóvenes, aquellos que nacieron con otro tipo de régimen y,que por lo tanto, mantienen más el respeto hacia la mujer.
    Esperemos que para los jóvenes de las siguientes generaciones el machismo comience a ser un recuerdo, aunque todavía hay mucho trabajo por delante.

    • Como he opinado en otro comentario, considero que en personas mayores esta postura se da más debido a la influencia del pasado, porque no todo el mundo ha sabido adaptarse a los cambios que ha habido. Pero déjame decirte, al menos yo sí veo esta actitud en los más jóvenes, no en tanta abundancia, pero existe. No hace falta más que pasearse por los comentarios de las redes sociales con según qué publicaciones para darse cuenta de ello.

      Gracias por tu aportación.

      Saludos.

      • Es cierto, wolfus, sorprendentemente hay jóvenes que apoyan el concepto de feminazi, y no tienen que ser de VOX, los he conocido. Pero también los hay de pocos años que apoyan esas teorías machistas, aunque es más de boquilla, por lo que escuchan en sus casas. El comportamiento y la actitud ha ido cambiando progresivamente en general.

        • Imagino que en mucha medida se debe a no tener la información adecuada. Como he dicho en otro comentario, no es necesario ser de un partido político u otro para ser feminista, así como no es necesario tampoco ser de un partido u otro para no serlo. Lo dicho, no es una cuestión de política de izquierdas o derechas, sino de la gente.

          No te preocupes por el comentario duplicado, ¡mejor que sobre que no que falte!

          Saludos y gracias por la nueva aportación.

  • ¿Es cierto lo que se decia en la cancion de aquel grupo valenciano de chicas, de cuyo nombre no me acuerdo, de que «los amigos de tus amigos son mis amigos»? Entonces, si esto es cierto, ¿cual es la doctrina mas machista que existe, en la actualidad? Sin ningun genero de duda, el Islam, que reduce a la mujer a ser de segunda categoria, cuya existencia se justifica en tanto en cuanto sirve para satisfacer al hombre y para traer hijos al mundo; que sale de la patria potestad de su padre para entrar en la de su marido, o en la de un hermano, en caso de que fuera soltera y de que su padre hubiera fallecido. Y, ¿que partidos son los que apoyan la difusion, la propagacion del Islam y la afluencia de inmigrantes musulmanes a Europa? pues los partidos de izquierda; los partidos que esgrimen la bandera del feminismo y que tachan a otros partidos de «machismo» y de pretender una involucion en cuanto a los avances conseguidos por las mujeres en materia de igualdad de derechos respecto a los hombres.
    ¡Las eternas contradicciones de la izquierda!

    • Estoy de acuerdo en lo que dices de que en culturas como el Islam la mujer está muy oprimida y no muy bien valorada, siendo sus derechos prácticamente ejercidos por los hombres de su entorno. Lo que no entiendo es por qué hay que mencionar que la izquierda hace tal o cual y tacha a la derecha (si no es izquierda es derecha, no hay mucho más en España) de tal o cual.

      Yo no quiero entrar en debate de lo que hace uno y otro, y si he mencionado en el artículo a los partidos políticos ha sido para esclarecer un ejemplo. Por lo que has dicho al principio, entiendo que estás a favor de que las mujeres seamos seres independientes de los hombres, así como los hombres de las mujeres, por lo que puedo deducir entonces que, si eso es cierto, estás a favor del feminismo. Así como lo entiendo yo, no es necesario ser de un partido u otro para querer que la mujer esté a la misma altura del hombre, basta con ser persona. El feminismo puede ser promulgado por un partido u otro (como he querido ejemplificar en el texto, lo que se haga o se diga que vaya en contra de una idea no significa que por ello se tenga que manchar la esencia de esa idea), pero no es una política de izquierdas o derechas. Como asunto público, es una política del ciudadano, y es en eso en lo que yo me quería centrar. Aun así, agradezco tu aportación. Está claro que todos tenemos opiniones diferentes y yo he dejado claro que no pretendo imponer nada a nadie.

      Saludos.

  • Así es, tanto desde la familia, como en el ámbito educativo, existen varios temas que no son tratados debidamente a causa del rechazo a la educación sexual en las escuelas como parte del currículo educacional, y es que hay que entender que no se trata de sexualizar aspectos íntimos de la persona, se trata de abrir un debate sobre la discriminación de género, sobre los estereotipos, la violencia sexual, etc. Esta creencia trasnochada de que un sexo es inferior o superior al otro genera una actitud intolerante que hay que erradicar.
    Toda idea de superioridad es heredera del pensamiento intolerante, refleja el rechazo a lo que es diferente del varón, y así sólo vulneramos los derechos básicos y la dignidad de toda una sociedad y por ende del ser humano. He tocado este tema en alguno de mis artículos, y he creado polémica. Comprobarás que hay mucha gente aún que no entiende el paralelismo entre feminismo e igualdad. Estaré atento a tu segunda entrega.

    10
    • Desde luego, en personas mayores estas actitudes se ven por el arrastre del pasado, y en jóvenes, tal y como comentas, con la educación. Al fin y al cabo, esta es un pilar fundamental en la vida y formación de una persona. Es por eso que decidí ir poco a poco y dejar el artículo aquí, para no sobrecargarlo.

      Gracias por el comentario.

      Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.