Sociedad

Filosofía Como Elemento Invaluable

Filosofía Como Elemento Invaluable - Sociedad

El término «filosofía» procede del griego φιλοσοφία. Siendo sus componentes léxicos φιλος (philos: amor) y σοφος (sofos: sabiduría). Lo anterior se traduce como «amor a la sabiduría».

Su significado (según la Real Academia Española) es: «conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano».

Se trata de una disciplina que funge como un elemento clave en nuestras ciencias. Entonces surgen las interrogantes: ¿cómo una disciplina influye en la ciencia, al ser elementos distintos?, ¿acaso la disciplina no es «menos» que una ciencia?, ¿no debería ser al revés?

Por «disciplina» nos referimos a: doctrina o regla de enseñanza impuesta por un maestro a sus discípulos. Esto, a su vez, nos lleva a definir «doctrina»: conjunto de ideas, enseñanzas o principios basado en un sistema de creencias y que es defendido por un movimiento religioso, ideológico, político, etc.

Lo anterior usualmente nos lleva a la creencia de que una disciplina y/o doctrina tiene una validez menor a la de una ciencia. ¿Por qué?

Viene a mi mente el «positivismo», término acuñado por Auguste Comte. Esta postura se caracteriza por rechazar todo concepto que no esté comprobado. El surgimiento del positivismo constituye un parteaguas en la historia, ya que (en parte) motivó la génesis de la formalidad científica, en el sentido de que fueron establecidos criterios específicos que dieran validez a los conocimientos que, previo, eran considerados propios de las disciplinas y/o doctrinas.

En la actualidad, el pensamiento humano se caracteriza por su énfasis en la «razón» (haciendo alusión al raciocinio). También observamos la tendencia a considerar que el conocimiento científico es el único válido, minimizando el valor del pensamiento per se (característico de la filosofía).

«Es la búsqueda de la verdad, no la posesión de la verdad lo que da valor a la filosofía.» Karl Jaspers

La filosofía plantea interrogantes que buscan descifrar el sentido y la esencia de la vida, el hombre, el universo… además, indaga en las posibles causas de un fenómeno: al igual que la ciencia. He aquí su punto de unión.

La curiosidad es inherente al ser humano y ello ha motivado grandes descubrimientos en múltiples ámbitos.

La filosofía es la madre de todas las ciencias. La observación e hipótesis (dos primeras etapas del método científico) parten de ella. La ciencia ha añadido las últimas tres (experimentación, teoría, ley) con el objetivo de que el conocimiento sea no solo observable, sino medible y cuantificable.

La relevancia, permanencia y pertinencia de la filosofía reside en que sus tintes de pensamiento tiñen todo lo que nos rodea, tanto en el factor diacrónico como sincrónico de la historia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

crisbell

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información