Medio Ambiente

Cómo fotografiar bien a tu mascota

Cómo fotografiar bien a tu mascota - Medio Ambiente

Todo el mundo quiere compartir fotos y vídeos de sus mascotas, el día a día, los momentos de juego, vacaciones, paseos por el campo…pero son animales y se mueven, corren, ignoran la cámara o incluso no les gusta cuando intentas hacerles una foto como tú quieres. Si te fijas, ninguna de las fotos premiadas este año como “Las mejores fotos de perros del año” por el Kennel Club británico en su 12ª edición son poses, si no fotos hechas en momentos de relajación o diversión.

Vamos a enseñarte por qué la mascota debe estar tranquila para hacerle una buena foto, cuáles son los mejores momentos para hacerlas y unos consejos de fotografía para mascotas.

La mascota debe estar tranquila ¿Cómo sabemos que nuestra mascota está relajada?

Los animales no tienen un lenguaje verbal con el que comunicarse, pero esto no quiere decir que no existan formas de comunicación entre ellos. Dentro de su misma especie hay una serie de señales acústicas, químicas (olor) y visuales que son indicativas de peligro, agresividad, reconocimiento, jerarquía, territorio…etc. Pero también se dan esas señales con miembros de otras especies, como con nosotros los humanos. Obviamente veremos más expresividad en unos animales que en otros, pero estas señales existen también en plena naturaleza. Las expresiones más evidentes las veremos en aquellos animales con los que compartimos nuestra vida, nuestras mascotas. Y dentro de las mascotas también hay grandes diferencias a la hora de saber en qué estado se encuentra cada animal. Los perros son los más expresivos, pero también podemos reconocer muchas señales de miedo, confianza, curiosidad y malestar en otras mascotas.

Una mascota no entiende que ese aparato que le estás poniendo delante es algo con lo que se va a hacer una foto. Y mucho menos que esa foto es para presumir de ella en todos lados. Ni entiende que tenga que estar quieta, mirarte o hacer alguna pose.  ¿Cómo sabemos cual es el momento? Cuando nuestro perro, gato, hurón… esté realizando alguna actividad que le guste o simplemente descansando podemos acercarnos y sacar una foto, sin flash, sin sonidos bruscos y sin invadir su espacio.

Algunas señales de relajación en perros son tumbarse boca arriba, entrecerrar los ojos, estirarse, mantener la boca y cuerpo sin tensión (por ejemplo cuando lleva un rato quieto en el mismo lugar) y orejas en una posición natural. En gatos sabemos que una cola erguida con la punta arqueada o moviendose, los párpados entornados y orejas levantadas son signos de felicidad. En aves depende de la especie, pero en general cuando se apoyan sobre una sola pata es indicativo de una actitud más confiada, unas plumas erizadas no son buena señal. Los roedores son nocturnos y tienden a ser especies más escapistas, pasan mucho tiempo en su madrigueras durante el día, por lo que será más difícil hacerles una foto.

Muchas veces vemos en las redes y sobre todo en anuncios comerciales animales con “sonrisas” como los primates o perros que se sienten “culpables” por haber hecho algo malo. Sin embargo estos no son más que claros ejemplos de situaciones forzadas que provocan miedo y pueden llevar a agresividad.

Vigilando los signos que nos indican que nuestra mascota está feliz o en tensión podemos ver cuándo es el mejor momento para grabarlos o fotografiarlos varias veces sin que se dé cuenta.

¿Cómo conseguir que se relaje ante la cámara?

Con unos animales será más fácil que con otros, según la forma que tengamos de comunicarnos con ellos.

Cuando han descargado energía jugando o paseando suelen estar más relajados una vez superada la excitación inicial por el juego o el paseo. También cuando han terminado de comer o nos piden atención en forma de caricias o rascado. Mientras prueban un juguete no están pendiente de lo que hacemos y podemos grabarles sin llamar su atención.  Y por supuesto un premio siempre ayuda a la hora de captar primeros planos, pero si cumple la orden que le das no tardes mucho en premiarlo o acabarás frustrando a tu mascota.

Foto de mi perro después del paseo y la muestra de un premio. Mira fijamente a su recompensa y además ha liberado energía tras el día de parque.

Así que lo mejor es hacer fotos cuando nuestra mascota esté tranquila y a otra cosa. Además haciendo esto conseguiremos una foto más natural, que refleje mejor el comportamiento de nuestro compañero.

¿Cómo debes hacer la foto?

Lo primero que hay que conseguir es que la foto salga nítida y sin movimiento. Esto es complicado con las fotos de animales porque, como dijimos antes, tienden a moverse mucho. Para ello lo mejor es, además de lo que hemos dicho antes de aprovechar cuando nuestra mascota está a otra cosa, usar el modo de escena adecuado.

Tanto tu móvil como tu cámara tiene un modo de escena “deportes”o “animales”. Este modo de escena ajustará los parámetros de la cámara para que la foto no salga movida. Pero hay que tener una cosa en consideración, necesitas luz. Para que tu foto salga quieta con estos modos de escena necesitas que la escena tenga mucha luz.

Una vez tenemos una foto nítida, hay otras cosas a tener en cuenta. Una de las cosas más importantes para que tus fotos de mascotas destaquen es la perspectiva. La mayoría de las fotos de mascotas que vas a ver serán desde arriba. Fotos desde una postura cómoda para el fotógrafo, de pie generalmente. Es verdad que puedes hacer una foto con esa perspectiva y que esté técnicamente bien, pero verás que conforme hagas más fotos todas van a ser muy similares y sosas. ¿Qué puedes hacer para solucionar esto? Pues lo que se busca con una foto es transmitir algo. Y no hay nada mejor para esto que usar la perspectiva. Colócate a la altura de tu mascota. Intenta hacerle la foto desde su misma altura. Esto hará que captes a tu mascota y a lo que le rodea de la misma forma que ella lo ve. Vas a captar una foto del mundo tal  y como lo ve tu mascota.

Foto hecha a la misma altura que el perro. De esta forma transmites una visión de su mundo.

Por último, una cosa a tener muy en cuenta a la hora de hacer fotos a tu mascota son sus ojos. Intenta que siempre estén enfocados. Los ojos de los animales tienden a ser muy expresivos. Captarlos enfocados aportará mucho a tu foto. Además, si consigues que tu mascota mire directamente a cámara conseguirás una conexión muy especial. Pero mucha paciencia con esto porque no es sencillo, y no debes obligar a tu mascota a que mire a cámara  “por la fuerza” porque, como llevamos diciendo a lo largo de todo el artículo, no saldrá bien.

Aplica estos consejos para entender mejor a tu mascota y familiarizarte más con la fotografía. Siguiendo estas pequeñas normas podrás conseguir unas fotos más naturales y qué seguro no pasarán desapercibidas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

SilvC

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información