Ciencia

El frío da calor y el calor da frío

Patrocinado


El frío da calor y el calor da frío - Ciencia

El calor de éstos días me ayudó a pensar en algo contradictorio. ¿Por qué cuando nos bañamos con agua fría tenemos más calor y si nos bañamos con agua caliente tenemos frío? Dicen los que saben del tema, que la temperatura corporal juega un papel muy importante en aquello que sentimos. Cuando nos bañamos con agua fría bajamos la temperatura de nuestro cuerpo en ese momento, pero al salir del baño sentimos aún más calor en el ambiente y viceversa. Eso es porque nuestro cuerpo se acostumbra a la temperatura que siente. El cuerpo humano tiene la maravillosa capacidad de equilibrarse ante el mundo que lo rodea  para mantenerse vivo y en buenas condiciones. Si saliéramos de un lugar con aire acondicionado a la calle en un día de 35 grados sentiríamos más calor que la gente que está caminando hace un buen rato.  Entonces podemos decir que el aire acondicionado nos ayuda en el momento, pero nos hace sufrir aún más el calor ambiental. Si prueban estar un rato largo sin aire ni ventilador en un día muy caluroso, se van a dar cuenta que se van acostumbrando y al salir a la calle sienten más fresco y agradable. Sabemos que nadie va a querer hacer la prueba porque eso conlleva aguantar transpirar a mares. Pero funciona. Así como el hielo se mantiene más tiempo en un lugar frío y se derrite con más facilidad en un lugar caliente, nosotros deberíamos mantenernos en una temperatura adecuada en nuestra casa para que al salir no logremos sentir tanta diferencia.

ecologia-calor

Es loco cuando hace tanto calor y estamos en un lugar que mantiene el aire acondicionado a 16 grados y tenemos que abrigarnos como desafiando al clima actual, inventándonos un clima artificial que no tiene nada que ver con la estación del año. Para qué? Si solo alcanza con refrescarnos un poco. No necesariamente crear un invierno cuando afuera tenemos treinta grados. Así como también crear una hoguera de calefacción como para andar en musculosa cuando afuera casi está por nevar. No solamente es ridículo, sino también bastante perjudicial para nuestra salud. Mucha gente lo hace.

En días cuando la temperatura es muy alta, el cuerpo se enfría a través del sudor, por eso necesitamos hidratarnos constantemente. El cuerpo enferma cuando no puede lograr este enfriamiento y no llega a compensan el calor debidamente. Se produce el llamado ” golpe de calor” que puede generar daños a nuestro cerebro y órganos vitales. Así como el frío que no es correctamente equilibrado en el cuerpo nos puede generar problemas pulmonares o bronquiales.

Entonces… Una buena ducha de agua calentita en verano y una ducha fresquita en invierno. Mucha agua para hidratarnos en cualquier clima y a seguir con la rutina.


5.00 - 2 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Marisol

Deja un comentario