Economía

Las fuentes de riesgo económico tras el 26J

Patrocinado


economia noticias riesgos futuro españa

Tras el paso de las elecciones del 26J y del reciente referéndum en Reino Unido, la perspectiva de riesgos para la economía ha cambiado ostensiblemente. Por un lado, el Brexit tendrá como consecuencia un incremento de la incertidumbre hasta que se aclaren las condiciones de salida. Por otro, el riesgo político en España ha descendido sustancialmente al evitar la subida del populismo al poder, aunque los retos en materia de ajuste presupuestario para la próxima legislatura no serán sencillos de resolver.

Además, si bien es cierto que la economía española está creciendo sustancialmente más rápido que la media europea, no es menos cierto que la elevada tasa de paro, déficit, deuda y presión fiscal casi no dejan ningún margen de maniobra en caso de que aparezca algún cisne negro por el horizonte… y muchos piensan que no queda mucho para que llegue.

Enumeramos debajo la lista de mayores riesgos para la economía global a tener en cuenta sobre todo en 2016-2017, por orden de probabilidad.

La incertidumbre en las consecuencias del Brexit

Como era de esperar, el Brexit tuvo una malísima acogida en las bolsas europeas, indicando que el mercado teme un previsible deterioro del comercio y la inversión por la vuelta de barreras comerciales entre Reino Unido (2ª economía de Europa) y la UE.

Sin embargo, estas consecuencias no han hecho más que empezar aunque en general serán mucho menos visibles que las caídas que siguieron al referéndum. Ahora Europa empezará a notar la incertidumbre, por los más de dos años de negociaciones que se esperan, retrasando cualquier inversión que requiera de la relación UE-UK. Esta fuga de capitales tendrá como consecuencia inmediata un deterioro de las economías de la UE y sobre todo de UK. Pero esto no acaba aquí. Otros riesgos han crecido fuertemente debido a:

  • La posible desintegración europea: ¿Qué efectos puede tener el Brexit? ¿Se contagiará a otros países, como ya está pidiendo la extrema derecha? Nadie lo sabe, pero lo que cualquier economista serio defiende, es que el golpe que una descomposición de Europa tendrá sobre todas sus economías será gigantesco e impredecible. Las economías de Europa han crecido juntas durante las últimas décadas, y la introducción repentina de barreras puede tener un alcance que nadie se atreve a estimar con exactitud.
  • Reacción europea contra UK: Y debido a lo anterior, como Emilio Fernández defiende aquí, la única posibilidad que tiene la UE de evitar su desintegración es poner un castigo ejemplarizante para UK que haga que ningún otro miembro de la UE vuelva a pensar en salir. En cualquier caso este camino sin ninguna duda llevaría a una guerra comercial entre UE y UK de la que ninguno se vería beneficiado, por lo que, aunque es más probable y menos dañino que lo anterior, todos los países de la UE, incluida España, se verían afectados.

Recesión en EEUU

La economía americana, al contrario que la española, lleva experimentando una expansión de casi 84 meses, y ya está entre las 5 expansiones más largas de la historia.

 

economia eeuu crecimiento pib

 

Esto es solo un indicador, ya que no hay ningún reloj que asegure que debería haber una recesión pasado este tiempo, pero si a esto le añadimos:

  • El mercado de trabajo ha sufrido un parón espectacular en EEUU creando solo 38.000 empleos, su tasa más baja desde Septiembre de 2010, poco después de la salida de la Gran Recesión.
  • El SMI (Sales Managers Index) ha entrado en su nivel más bajo desde la gran recesión, muy poco por encima de 50 y muy cerca de indicar contracción.
  • El S&P500 ha corregido algo este año, pero los múltiplos siguen siendo excepcionalmente altos.
  • Ha habido una caída en los beneficios de las empresas, lo cual casi siempre ha sido una señal de recesión próxima.

Por supuesto, una recesión en el gigante norteamericano tendrá un impacto global muy pronunciado, debido a su enorme intercambio comercial con el resto del mundo, como ha sido el caso en todas las últimas recesiones.

Crisis China

China es sin ninguna duda la bomba de relojería más grande en el mundo ahora mismo. Ya dio algunos sustos hace un año, cuando el Gobierno Chino se vio obligado a devaluar su moneda hasta en dos ocasiones y de forma inesperada. Sin embargo, sus reservas de 3,2 billones (españoles) de US$, hace que tenga cierto margen de maniobra para retrasarlo en el tiempo.

 

china divisas economia

 

Pero no lo duden, tiene que haber una corrección. Sus principales debilidades son:

  • Sobrecapacidad de su industria: El Gobierno Chino ha tenido políticas excesivamente dirigistas en su economía que ha tenido como resultado, por ejemplo, en el sector del acero, una cuota de mercado del 50% global. Esto solo es sostenible gracias a subvenciones indirectas del estado (cancelación de deudas, por ejemplo) que les permite tener un precio artificialmente bajo. Por supuesto, esto solo aguanta mientras aguante el dinero, y, como se ve en el gráfico de arriba, la dirección es hacia abajo.
  • Una deuda privada altísima: En torno al 250% del PIB, siendo la mayor parte de esta privada. Esto es especialmente alarmante si se tiene en cuenta su altísimo crecimiento en las últimas décadas. No ha servido para reducir su endeudamiento y está por ver si podrán sostener esos niveles con la ralentización de su crecimiento que se espera.
  • Ralentización del crecimiento a largo plazo – independientemente de recesiones a corto: China ya ha vivido los años más fuertes de crecimiento, como corresponde a los países de muy bajo PIB per cápita en su proceso de “puesta al día” (catch-up). Debería seguir creciendo a ritmos mayores que el mundo desarrollado, sí, pero ya podemos olvidarnos de crecimientos medios del 7-10%.
  • Unos costes laborales en constante crecimiento lo cual le obliga a un cambio de modelo productivo que está por ver si son capaces de llevar a cabo. Este es un paso natural en una economía emergente, pero la transición no tiene por qué ser suave.

Nadie sabe cuánto tiempo aguantará China manteniendo su burbuja. Pero sí se sabe que los desequilibrios generados por esa sobrecapacidad tendrán que ajustarse algún momento, lo cual hará cerrar las empresas menos competitivas dentro de cada sector. Y cuanto más tarde esa corrección, más dolerá.

Materias primas y el mundo emergente

Gran cantidad de países emergentes tienen una dependencia muy fuerte de las materias primas, especialmente en Lainoamérica, África y Medio Oriente. Uno de los mejores ejemplos de hasta qué punto las economías actuales están entrelazadas es el comportamiento de los mercados ante los cambios en los precios de las materias primas.

  • Si sus precios están muy altos: España, y la mayor parte de los países europeos sufren, debido a que no son productores y los costes de sus importaciones suben
  • Si sus precios están muy bajos: España. y la mayor parte de los países europeos… sufren también, porque los países emergentes dependen absolutamente de estas, y empiezan a surgir riesgos de quiebras, paralización de inversiones, etc. Muchas de estas inversiones/deudas, etc. están financiadas por empresas de occidente.

Por lo tanto, el único buen precio para las materias primas (petróleo, hierro y acero, cobre, etc.) es un precio intermedio, con suficiente margen, pero suficientemente barato para los dos extremos de la cadena de suministro. Y lo cierto es que, si bien parece que en los últimos meses los precios se encuentran en rangos por encima de mínimos, hemos pasado en dos años de precios excepcionalmente altos en muchas materias primas a precios excepcionalmente bajos. Seguramente el mercado se acabará equilibrando, pero este es un riesgo que no podemos dejar de lado, aunque depende absolutamente de los  primeros puntos del artículo- La demanda del resto de principales economías.

¿Qué puede hacer España para protegerse?

España, y cualquier otro país, sólo puede hacer una cosa para protegerse. Y no lo hará. Porque, igual que en el cuento de la cigarra y la hormiga, en economía la única forma de pasar un buen invierno es prepararte para ello de antemano. Lo cual implica:

  • Reducir la deuda, para poder incrementarla y gastar en inversión productiva (no en gasto corriente) cuando realmente sea necesario. No pasará porque los Keynesianos se suelen acordar de las políticas contracíclicas en los ciclos negativos, pero olvidarse en los positivos.
  • Reducir los impuestos para que las empresas sean más competitivas. Facilitar la inversión extranjera, reducir la “pérdida de peso muerto” (dead weight loss) provocada por los impuestos dinamizando la economía…
  • Reducir el gasto corriente para poder adaptarse a shocks en los ingresos del estado.

Los gobiernos en democracia saben que sólo tienen que velar por los próximos cuatro años para ser reelegidos. El incentivo para realizar cualquiera de las acciones de arriba es cero, ya que implica perder en el corto plazo para ganar en el largo. ¿Pero a quién le importa el largo plazo?

Por lo tanto, no se preocupen, cuando llegue cualquiera de estos shocks u otros… España estará igual de mal o peor preparada que en la última. Así que sólo nos queda prepararnos nosotros para las épocas de vacas flacas y esperar que todo esto llegue lo más tarde posible.

Disfruten de la semana.


0.00 - 0 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Joaquín Vallehermoso

Deja un comentario