Anuncios
Viajes y ocio

Gastronomía Básica De Cantabria

Gastronomía Básica De Cantabria - Viajes y ocio

Cantabria; esa pequeña parte de nuestra cornisa cantábrica que cuando muestras una foto hoy en día casi todo el mundo confundirá con Asturias, o con el País Vasco.

Cantabria existe sí; y en Cantabria además de poder recorrerla; puedes recorrerla comiendo. Desde el cocido montañés, bendito cocido después de una caminata a través del parque del Cabárceno, por ejemplo; hasta el sorropotún, que es lo mismo que el Marmitako de nuestros vecinos vascos, pero que tu seguramente lo conoces muchísimo menos que el de nuestros vecinos y que cualquiera de los restaurantes en Cantabria sabrá cocinarte de muerte.

Pero ¿cómo deberíamos disfrutar de la gastronomía cántabra?; esa pregunta se la han hecho muchos antes que tú, no te preocupes; nosotros te diremos como. Lo primero que tienes que tener claro es si prefieres el mar o la montaña; en Cantabria tenemos de ambos y en cantidad. Una vez que tienes claro por donde empezar; luego solo es dejarse llevar. Ya lo veras, es fácil. Solo tienes que sentarte en las mesas, pedir y comer.

Nosotros hemos elegido montaña, así que empezaremos por montaña y luego iremos en dirección mar. Paso primero: El Cocido Montañés; contundente, tanto que no necesitaras un segundo. Quizás hasta te saltes el postre. Hecho con alubias, chorizo, panceta, costilla, morcilla, berzas y patatas y que no le falte su sofrito de ajito y pimentón. Si no te parece suficiente potente siempre puedes pedirte un cocido lebaniego; cuyas diferencias con el montañés son varias, empezando por los garbanzos de Potes en vez de las alubias, y que, con miga de pan, chorizo, leche, huevo, perejil y sal elaboran una especie de albóndigas que luego fríen y se cuecen en el caldo del cocido por espacio de diez minutos. Riquísimo

¿Quién lo pensaría, que la humilde anchoa seria mas conocida que el marisco? Pues así es, gracias a que desde las instituciones la apoyaron, y a que la anchoa de Santoña es un exquisito manjar que no falta en mesas de reyes y ricos; así como tampoco en las de los pobres. No obstante, si el bocarte en salazón no te satisface demasiado; o si te satisface, pero quieres mas del mar en tu viaje por Cantabria siempre puedes recurrir a los maganos encebollados en su tinta y si no a las almejas a la cazuela. Cualquiera de las dos es una buena opción si es pescado lo que buscas, siempre que no prefieras un buen bogavante sentado en una terraza viendo el atardecer en pleno paseo de Pereda, frente al mar, después de visitar el Palacete del Embarcadero. Parada ineludible si vienes a Cantabria, evidentemente es Santander, ciudad a la que pertenecen los dos preciosos lugares de los que te hablamos y de la que el parque de Cabárceno esta relativamente cerca; así que si acabas de llegar y aun no has comido; ¿Qué tal si comemos un pincho de Rabas, un sorropotún y una quesada y empezamos a conocer Cantabria por él?

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dani Castro

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información