Salud

¿Gente tóxica en tu entorno familiar?, ¿Cómo tratarlos?.

¿Gente tóxica en tu entorno familiar?, ¿Cómo tratarlos?. - Salud

¿Gente tóxica en tu entorno familiar?, ¿Cómo tratarlos?.

Las personas tóxicas son aquellas capaces de alterar tu entorno, estado de ánimo y perspectivas de las cosas, generalmente para mal, y dificultan el camino para cumplir con tus objetivos y metas.

Es común que en tu entorno te consigas con personas irritante, que no sienten ningún tipo de respeto por tu espacio, tus cosas, tus derechos y quienes se aprovechan de tu trabajo, te manipularán, o te culpan de sus errores. ¿Recordaste ahora a muchas personas verdad?…

Estas personas que te impiden avanzar con tus objetivos de vida o que de manera intencional o inconsciente interfiere en tu realización personal, son consideradas como tóxicas. Pero, ¿Cómo hacer si estás personas se encuentran en tu círculo social más cercano, en el trabajo o inclusive dentro de tu misma familia?

Primero debes identificar cuáles son las personas tóxicas en tu entorno. Para ello, debes conocer los tipos de gente tóxica que existe:

Quienes siempre tendrán la razón. Y aunque no la tenga, siempre buscará argumentos para defenderse y no admitir sus errores.

Quienes envidian. Aquellos quienes les enojan verte alcanzar tus logros.

Los que siempre criticarán. Aún cuando hagas las cosas más perfectas del mundo, siempre encontrará el más mínimo detalle para realizar críticas destructivas.

Los que se quejarán por todo. No importa de qué se trate, siempre se quejará.

Las personas falsas. Quienes fingen ser tu amigo y en tu ausencia hablan mal sobre ti, y quienes prometen cosas aún sabiendo que no lo van a cumplir.

Las personas que siempre culpará a los demás. Aún cuando sabe que cometió un error, siempre culpará a otras personas por las cosas que suceden y aquellos quienes en vez de encontrar soluciones, buscan un culpable.

Los que golpean con solo decir una palabra. Agresivos al hablar y que les satisface herirte con palabras y mostrar autoridad sobre ti

Quienes buscan manipular. Y de una forma u otra pretenden lograr que hagas lo que ellos piden.

Los agresivos. Quienes resuelven todo con confrontaciones físicas.

Aquellos que no se esfuerzan por hacer las cosas bien. Conformistas que se burlarán de ti cuando te observan esforzarte por hacer las cosas bien.

Los chismosos. Aquellos quienes estarán pendientes de tu vida y las cosas que haces.

Los neuróticos. Se consideran así los excesivamente detallistas, problemáticos, agresivos, inhibidos, extremistas, sabelotodo, egoísta e infantil.

Los psicópatas. Aquellos que tienen por objetivo destruir tu vida.

¿Hay alguien así en tu familia?

Se hace complicado tratar con personas así, especialmente cuando son miembros de tu familia y viven bajo el mismo techo. Sin embargo, una vez que identifiques qué tipos de personas tóxicas son, será más sencillo idear maneras de cómo relacionarte con ellos sin contagiarte del veneno tóxico que poseen.

Así pues, teniendo identificado el tipo de persona tóxica, y dependiendo de qué tan cerca está de ti (literalmente) y con qué frecuencia, puedes considerar varias opciones para mantener estable tu entorno: evitarlos, ignorarlos o tratar de manejar la situación con el acercamiento directo.

Si la persona puede evitarse es la opción más simple y eficaz que puede haber ante cualquier tipo de personas tóxicas. Si bien es cierto que evitar el problema no soluciona las cosas; cuando se trata de personas tóxicas en tu entorno ya es diferente, porque la solución es que esa persona cambie por sí misma y eso es algo que depende netamente de la persona.

No obstante, tú debes velar por tu bienestar emocional y cuidar que en tu entorno no estén personas que emocional y físicamente sean capaces de dañarte. Es por eso que en este caso, evitar una persona tóxica dentro de tu entorno es una opción que puede cuidarte en salud.

Esta decisión sería muy útil si se trata de un amigo, algún conocido o en algunos casos algún compañero ya sea de estudio o de trabajo. En embargo, para alguien de la familia no siempre es efectivo y aún menos si viven juntos, por ende, puedes intentar hablar con ellos y llegar a un acuerdo.

Realizar esto podría ser un poco complicado, ya que intentar conversar con una persona tóxica sin caer en sus juegos requiere de una madurez e inteligencia emocional elevada; ya que en algunos casos las personas tóxicas se pondrán en una posición defensiva y se sentirán atacadas.

En el peor de los casos, las personas tóxicas podrían asumir una postura ofensiva ante la situación; tomándose todas las críticas como personales y que buscan dañar su integridad. Es por eso que hay que utilizar las palabras adecuadas al hablar con un familiar; tono de voz moderado, con aliento de conciliación.

Si en la  conversación se logra un acuerdo y logran aclarar las diferencias, estarás contribuyendo a mejorar la actitud de tu familiar y te enriqueces de la experiencias, a demás puede que entre la conversación logres identificar actitudes tóxicas en ti en los que puedes trabajar para desintoxicarte.

Por otra parte, si no se logró el entendimiento entre ambas partes y sientes que la conversación se torna agresiva y no llevará a ningún lado, la mejor opción es posponer la conversación para otro momento y recurrir a la estrategia de ignorar.

Cuando conoces a quienes te rodean es muy difícil que algo te sorprenda, por eso es mejor no caer en sus juegos e ignorar para que no afecte tus energías, salvo que se torne excesivamente agresivo y quiera llevarte a un campo de confrontación física.

Si la actitud agresiva persiste aún mientras lo ignoras, es más recomendable pedir ayudar que confrontarlo físicamente ya que podrían hacerse mucho daño. A demás, recuerda que es de tu familia y si vives con esa persona, es mejor buscar las paces.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.80 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

manuasg93

Deja un comentario