Cine y Televisión

Gilmore Girls: Lo Femenino Fuera De Los Estereotipos

Gilmore Girls: Lo Femenino Fuera De Los Estereotipos - Cine y Televisión

Después de más de ocho años, Lorelai y Rory, las chicas Gilmore pegaron la vuelta. Pero su legado feminista formó parte de la adolescencia de muchos.

Gilmore Girls, junto con otras series de los 90 y principios del 2000, abrió un abanico de temáticas y formas de irrumpir en la caja boba, que no eran comunes en la televisión. La imagen de la mujer empezó a cambiar para el mundo, y las series influyeron en esto.

Un plano de ubicación.

La serie plantea un comienzo en el que Lorelai Gilmore (Lauren Graham) se ve obligada a pedir prestado dinero a sus padres, Richard (Edward Herrmann) y Emily (Kelly Bishop), para poder matricular a su hija, Lorelai “Rory” Gilmore (Alexis Bledel), en Chilton.Este colegio le garantizará a Rory cumplir su sueño de ir a Harvard.

Pero Emily tiene un As bajo la manga: como condición para prestar el dinero, pide a cambio una cena semanal cada viernes, que las chicas deberán cumplir sin excusas. Estas cenas se irán transformando con el tiempo en un personaje más, que desencadena conflictos y situaciones como cualquier otro ser vivo.

Cada capítulo hace referencia a la amistad, al amor, la diferencia de clases, la educación y, por supuesto, a la base de la pirámide alimentaria Gilmore, que incluye un exceso de café y comida chatarra. Todo esto encuadrado en una pasión por la cultura pop y rock, un gusto extraño por ver películas en VHS y en el pueblo detenido en el tiempo que habitan Rory y Lorelai, Stars Hollow. Y en las calles de éste, donde se van mostrando los procesos personales y familiares de esta pequeña familia.

Gilmore Girls escribió una historia distinta en una televisión en la que no se contaban temas complicados. Lorelai Gilmore, mujer soltera de 32 años, tuvo a su hija Rory a los 16. Lorelai abandona los lujos de una vida cómoda que sus padres le ofrecían a cambio de casarse con el padre de Rory, escapándose a trabajar como mucama en una posada. Esto nos muestra a una mujer empoderada, que toma decisiones en pos de mejorar la vida de Rory y de crecer como mujer en una sociedad patriarcal.

Con el paso de las temporadas, la visión femenina de su guionista, Amy Sherman-Palladino, tiñe todos los rincones de la serie. Por ejemplo, Lorelai le pide matrimonio a Luke o nombra a su hija con su nombre, desterrando las costumbres consideradas masculinas. También usa recursos como la solidaridad de género entre madre e hija, e incluso presenta antagonistas femeninos como Paris Geller (Liza Weil). En este caso, sorprende ver cómo la rivalidad entre Paris y Rory se da por lo académico, y no por la típica competencia de belleza y popularidad de otras producciones audiovisuales.

Han vuelto.

Netflix le propuso a sus creadores una nueva temporada, a modo de revival de la serie. Y ellos pusieron manos a la obra. Por eso, crearon Gilmore Girls: A year in the life, una temporada de cuatro capítulos de noventa minutos que planeó ser cada estación en el año de las chicas y su mundo. Eso será motivo de otro análisis, por supuesto. Pero lo importante es que no perdieron su esencia: feminismo, café y muchos guiños al pasado son la parte central de este revival.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mauge Sologuestúa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información