Deporte

¡Glory, glory Man United!



¡Glory, glory Man United! - Deporte

Actualmente, el fútbol inglés es el más reconocido a nivel mundial, la tan llamada Premier League es nombrada cada instante cuando preguntan a alguien, ¿qué sabes de fútbol? Algunos, tal vez, responderán la Serie A, Bundesliga, Liga 1, pero no queda duda que la liga inglesa es la que emociona en demasía. Su estilo de juego rápido, estadios implementados con césped cortado al raz, lo cual pareciera que jugaran en una cancha de losa, faroles bien puestos en las partes altas y la infaltable afición que alienta hasta el cansancio a su equipo, sea o no conocido.
     Profundizando un poco más, los equipos como Chelsea, Manchester City, Liverpool, Arsenal y Manchester United, sí, sobre todo este último, protagonizan los mejores encuentros deportivos en el campo de juego. Por mi parte, he sido fanático de los diablos rojos desde el año 2011, cuando se jugaba la final de Champions League en el Wembley entre el Man United y el Barcelona. Hasta ese entonces, yo no admiraba a ningún equipo, debido a que recién estaba indagando en el mundo del fútbol. Cuando el partido culminó, el resultado quedó con un 3 a 1 a favor de los azulgranas, veía cómo los derrotados recibían sus medallas de subcampeones, pero no observaba un equipo triste, junto con el legendario Sir Alex Ferguson, todos los jugadores mostraban una sonrisa por el logro, anteriormente ya habían ganado trofeos en la competición, más esta derrota no fue un motivo para dejar de sonreír.
     Desde ese año, empecé a compenetrarme más con el equipo, veía derrotas, victorias, empates, riñas en el campo de juego, faltas, tarjetas rojas, amarillas, todo eso me hizo comprender que el equipo sí jugaba en serio. Cuando Ferguson dejó el banquillo de director técnico del equipo, después de haberlo ocupado por más de 10 años, la afición reflejaba tristeza, porque existía un vínculo entre ellos y The Boss, como se le conocía. A su salida, llega David Moyes, un entrenador escocés recomendado por el mismo Sir Alex, pero lamentablemente empezó con muchos altibajos en cada encuentro que se disputaba, por ello, la administración del equipo decide removerlo del cargo y en su lugar posicionar al segundo entrenador, Ryan Giggs.
     Duró poco tiempo su estadía como primer entrenador, ya que contrararon a Louis Van Gaal, después de su buen desempeño con la selección holandesa en el mundial de Brasil 2014. Muchos pensaron que, quizás, él sería la clave a un Manchester United que iba cayendo a un pozo sin fondo, en pocas palabras, una crisis deportiva, más no económica. Dos temporadas de un rendimiento regular presenció Van Gaal con el United, dos temporadas que no cambiaron el panorama del equipo, no pudo, siquiera, permanecer en una Champions League.
     Nuevamente, el United en búsqueda de un buen técnico de fútbol para que haga resurgir al equipo… Me partía el corazón, ver a Ferguson sentarse en las butacas del estadio y presenciar una derrota del equipo que tanto ama, las victorias, obviamente a cualquiera le encantan, pero tenían más partidos perdidos que ganados y a consecuencia de esto, descendían poco a poco.
     José Mourinho, un personaje más o menos prepotente, fue llamado a firmar contrato por 4 temporadas para dirigir a los diablos. Casi a mediados del año 2016, Mourinho tomó las riendas del equipo. Él, precisamente, venía de dirigir a otro equipo inglés, el rival de toda la vida para los diablos rojos, el Chelsea. Aceptó el contrato del United porque con los Blues estaba teniendo una mala temporada.
     Pues la historia se repitió, desgraciadamente, el United se hacía notar como un equipo desordenado, aparentemente con buenos jugadores, pero con un estilo de juego muy malo, no había tanto juego colectivo como antes y las esperanzas de la afición se iban por la borda. Además de esto, el portugués decidió añadir jugadores a su plantilla, la cual estaba muy defectuosa. Paul Pogba, quien era la estrella de la Juventus de Italia, retornó a Manchester con mucha experiencia.

Los resultados, como mencioné, no mejoraron, permanecían y hasta estaban decayendo aún más. Solo ganaron con Mou una Uefa Europa League, el gol de Zlatan Ibrahimovic en la final, les otorgó una victoria que daba esperanzas a los hinchas. Luego de muchas decepciones de parte de un técnico que tenía un grato reconocimiento internacional, la directiva del United, nuevamente, tuvo que despedir a un técnico, quien no solo consiguió malos resultados, sino que tuvo rencillas con jugadores del plantel, Pogba era uno de ellos, las críticas hacia su estilo de juego, colmaron la paciencia del francés que no permitió un comentario desatinado del mismo. Romelu Lukaku, de igual manera, tuvo una serie de discusiones internas con José por el mismo motivo. Mourinho salió y dejó al United desamparado, a la espera de un técnico que les dé lo que buscan, victorias.

Las temibles competencias europeas estaban cada vez más cerca para azotar al navío United, el cual carecía de un faro que los guíe hacia la orilla. Estaba por culminar la temporada del año 2018 y en diciembre aquel que toma las riendas de un equipo bajoneado deportivamente es Ole Gunnar Solskjaer, el segundo entrenador que supliría al irascible José Mourinho. Todos los aficionados, me incluyo, esperaban que él les permita un nuevo comienzo.

El equipo, desde que Solskjaer tomó el mando, obtuvo victorias. Fue una sorpresa total, ver cómo un técnico, un personaje tan carismático, hacía que el grupo tome confianza en sí, porque eso era lo que faltaba, confianza, esa que te permite tener fe en ti mismo y en tus compañeros para que colectivamente los resultados sean meritorios. El noruego lleva apenas 17 partidos en general con el United y ha obtenido 14 victorias, 2 empates y 1 derrota, resultados que dan optimismo a cualquiera. El último encuentro que tuvieron fue antes el Paris Saint Germain, conocido como PSG, en Champions League en París, era la vuelta y el marcador en la ida quedó 2 a 0 a favor de los parisinos, he ahí el primer fracaso de Babyface.

Ya en París, la remontada parecía inalcansable, a causa del buen desempeño del cuadro francés en el aclamado Old Trafford, el teatro de los sueños que en dicha ocasión se convirtió en el teatro de las pesadillas… https://www.nocreasnada.com/los-diablos-rojos-ardieron-en-paris/?logged_in=7305

Es prudente pensar que un técnico puede fallar al plantear un esquema de juego, sin embargo, el nombre de Ole Gunnar Solskjaer resuena en las calles de Manchester por los esfuerzos que hace por el equipo en tan poco tiempo. Reitero, la confianza entre todos es lo que los hace fuertes y persistentes en cualquier encuentro.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

GonzMa13

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.