Sociedad

Había Una Vez… Parte 1

Había Una Vez… Parte 1 - Sociedad

Una ciudad abandonada, donde no habían habitantes, ni alguna clase de vida racional.

Se dice que su abandono surgió desde hace mas de 154 años, donde un sin número de senderos terroristas, bajaron desde las colinas como hormigas atacando un panal, entraron en las casas, asesinaron a todos los niños y ancianos para luego apuntar en amenaza a los hombres, mientras los demás se turnaban para violar a las mujeres, incluyendo a las niñas, también se dice que obligaron a los hombres a desnudarse y cortarse el miembro obligandolos a comerselo, teniendo en cuenta que el que resistía, vería caer un dedo de sus hijas y mujeres por cada minuto de espera, se dice que esta historia es una de las mas cruentas, tan cruentas como el hecho que se encontró mas de 140 dedos amputados y tan solo 3 hombres que fueron mas allá de la valentía y uno que lo cumplió a medias, ya que murio de asfixia al no poder pasar por completo su virilidad.

La carga de sufrimiento es tan grande, que el aire cala con la espesura, las noches son crudas, y la luz del día llega por momentos y todo el tiempo se escuchan llantos desesperados, gritos de auxilio y sonidos estremecedores.

Hace unos años atrás, una Parasicóloga llamada Penélope Urbina, decidió llevar a cabo una limpieza a esa pequeña ciudad, como encargo del teniente alcalde de la ciudad cercana, tenía el propósito de aprovechar esa ciudad para fines lucrativos, Penélope llego a aceptar la proposición con la condición que iría sola, sin ningún tipo de apoyo o comunicación informativa, cosa que el teniente aceptó desde el principio, ya que no tenía ningun ápice en acercarse a aquel lugar.

Penélope emprendió la faena con una mochila y una temple valentía.

Al llegar a la ciudad, dió cuenta que no se trataba de un caso cualquiera, en todos sus casos tratados, demoró al menos 4 días para los primeros indicios fuertes de presencias espirituales, a Penélope ya en esta ciudad le habían aventado 2 piedras, le tocaron los brazos y le habían zusurrado en el oído ¡vas a morír! en varias oportunidades.

Penélope en vez de intimidarse, se llenó de motivación, esto era por lo que su vida tenía sentido,la apasionaba y no se iría hasta llegar al objetivo.

Penélope sentía el rechazo de las almas, pero también sentía resistencia, como si tuviera alguna clase de protección, paseó por las 15 casas, habitación por habitación, se abrian puertas, se cerraban solas, volaban las cosas de la alacena, rechinaban los marcos de las ventanas, en fin, de habérlo grabado todo, sería un boom mundial, algo nunca antes visto y la mayor y real evidencia que los entes existen sin posibilidad a incredulidad alguna, pero Penélope tenía otro objetivo.

Decidió hacer una invocación de entes en la casa “Hermagioni” un lugar donde se reunía la gente para celebrar festividades, recitó un conjuro, y fueron llegando las almas, pero ¡oh sorpresa! eran almas que se podían ver, ancianos, mujeres y niños y una diminuta presencia de hombres, todos tenía el rostro en pena, llenos de lamento, mirando a todas partes y nunca entre sí, Penélope dijo:

Los he invocado porque tengo la misión de sacarlos de la ciudad y yo he aceptado, sin embargo mi aceptación es distante a mi objetivo, sé por lo que sufrieron y mi deseo es ayudarlos para calmar sus sufrimientos, para que puedan vivir tranquilos…

interrumpió un ente femenino

¡eso es imposible!

¡eso es imposible!

Penélope preguntó el porqué a lo que la respuesta le hizo derramar lagrimas de amargura.

dijo la ente: Nosotros, mujeres, ancianos y niños cuando morimos, llegamos a un lugar donde le llaman “Justicia Divina” es un lugar donde llegan todas las almas y donde nos someten a un balance de nuestras vidas, donde el bien debe tener supremacía sobre el mal y nos hacen ver en un cristal todo lo que hemos hecho en nuestras vidas, luego de ello nos dan a elegir entre lo que merecemos si es el cielo o el infierno con la opción de quedarnos a vivir en la tierra y eso fue lo que escogimos, sin embargo antes de ello, dimos cuenta que faltaba varios hombres que las mujeres reclamaban su presencia, a lo que el juez supremo nos dijo que fueron los primeros en pasar el balance y que se escaparon hacia la tierra pués habían sido sometidos al infierno, a lo que las esposas preguntaron el porqué, a lo que el juez supremo les mostró las imágenes del porqué, a lo que las mujeres quedaron estupefactas al ver que sus maridos abusaban sexualmente de sus hijas y no solo eso, sino que prestaban a sus hijas a sus vecinos para que abusaran de ellas a cambio que los demás presten las suyas.

Desde entónces mujeres, ancianos y niños viven en aquella ciudad, con el trauma que les costo la vida, mas la presencia de aquellos que les quitaron las ansias de siquiera habér vivido.

Penélope entonces se dio cuenta que aquellas almas que la atacaban eran aquellos hombres desalmados y los demás eran los que la protegían.

Decidió entonces  someter en conjuro a los hombres y mandarlos hacia el juez supremo para que los mande directo al infierno.

Penélope creó un ente femenino vírgen y agraciada camino hacia el bosque, como metodo de distracción,todos los hombres malevolos fueron detrás de ella y se perdieron, a lo que Penélope aprovechó para encerrar a todas las almas buenas en sus casas y someter un conjuro para que las almas malas no pudieran ingresar en ellas, Penélope desintegró el ente que había creado y las almas malas volvieron a la ciudad furiosas, quisieron entrar a sus casas y no pudieron, a lo que Penélope abrió los brazos hacia el cielo y recitó su conjuro:

“Satán satán satán…da un paso hacia atrás, virgen maria llena eres de gracia; brindame a mí un poco de eficacia”

“En nombre del padre celestial, ordeno a sus almas rebeldía en movimiento y sean exclavos de mis palabras, sus voces no serán oídas y sus ojos se cerrarán por siempre, sientan el latigo de la justicia y que arda la carne espiritual mil años infinitos, les exijo y los someto a que regresen a las arcas divinas desde ahora”.

Las almas buenas extaciaron en alegría y la sonrisa se dibujó con un nuevo pincel, un sonrisa que jamas se borraría, Penélope se despidió sin antes decirles que su objetivo estaba cumplido y que le diría al teniente alcalde que no pudo batallar a las almas y se daba por vencida, que podrían vivir en paz y que en cualquiér intento de invadir sus hogares, tenían el derecho de espantar a los invasores, eso no les quitaría la nobleza a sus almas y se fué.

Penélope se presentó al teniente alcalde explicándole su fracaso mientras una sonrisa interior le decía : “has hecho justicia”

Penélope era bisnieta de una de las mujeres asesinadas y que logró sobrevivir gracias a que se fué a vivír a la capital desde joven.

Cuando Penélope llegó a su casa, encontró en su cama la cadena que usaba su bisabuela y una caja con 1 millón de dólares, era el dinero que había llegado a robar el teniente alcalde en su gestión y que las almas buenas se la llevaron para Penélope en modo de gracias.

El teniente teniente alcalde no denunció la perdida porque no tenía forma de sustentar el dinero, poco después renunció con paradero desconocido, se dice que sufría de demencia y veía fantasmas de vez en cuando, ¡que locura para creér eso! ¿no?

 

autor: Giancarlo Joel Jiménez Sante.

Perú

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Giancarlo Joel Jimenez Sante

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información