Anuncios
Salud

Hablemos De Plantas Medicinales: El Ajo Contra Las Bacterias.

Hablemos De Plantas Medicinales: El Ajo Contra Las Bacterias. - Salud

Las infecciones producidas por bacterias son enfermedades muy frecuentes en el ser humano y también en los animales domésticos. Fueron muchas las muertes que ocurrieron por causa de infecciones bacterianas que no pudieron ser cotroladas, mucho menos curadas. Sin embargo, con el descubrimiento de los antibióticos o antibacterianos la situación cambió radicalmente. Con la llegada de las sulfas primero y luego de las penicilinas, el ser humano enfrentó con éxito a sus mortales enemigos: las infecciones bacterianas. Los científicos no satisfechos con estos primeros antibacterianos, se empeñaron en la búsqueda de nuevas sustancias que pudiesen destruir las bacterias, y con ello una gran cantidad de antibióticos fueron apareciendo luego de 1930. Fueron años de esplendor para la medicina.

Pero la guerra no estaba ganada. Las bacterias comenzaron a desarrollar mecanismos para defenderse, sobrevivir y aún multiplicarse aunque se les rodease con antibióticos. Estas formas de defensa son muchas y se denominan mecanismos de resistencia: las bacterias pueden por ejemplo cambiar o mutar para que el antibiótico no las reconozca, pero también pueden destruir el antibiótico. Así, aproximadamente a partir de 1980 la confianza en los antibióticos comenzó a disminuir. Cuando la resistencia comenzó a aparecer, los antibióticos comenzaron a fallar y las infecciones bacterianas comenzaron de nuevo a preocupar a los médicos y a los investigadores. Si bien continuaron apareciendo antibacterianos como cefalosporinas, macrólidos y fluoroquinolonas, también surgieron bacterias resistentes a los mismos, es decir, losantibióticos no las matan o destruyen.

Hoy cada vez es mas difícil encontrar nuevos antibióticos, y la lucha de médicos e investigadores contra las bacterias continúa. Por esto la ciencia continua buscando fuentes naturales de sustancias que le permitan al ser humano continuar luchando contra las infecciones que producen las bacterias. Una de estas fuentes naturales es el ajo. El ajo es una planta cuyas propiedades medicinales tienen una amplia base científica. Sus beneficios como coadyuvante en el tratamiento de la hipertensión arterial parecen ser incuestionables, como lo es también su utilidad como parte del tratamiento de enfermedades infecciosas originadas por bacterias.

Un estudio realizado por Aranza Jiménez García y María Zambrano Gutierrez, publicado en 2017 en la revista Ciencias Médicas, concluyó que un extracto de ajo blanco al 10% tiene un efecto contra las bacterias similar al de la ciclohexidina al 0.12%, un antiséptico bucal utilizado con frecuencia en odontología. Sin embargo este antiséptico fue mejor que el ajo contra una bacteria muy peligrosa como el Estreptococo. Quizás por este tipo de hallazgos es que la revista española Eureka, dedicada a la enseñanza y divulgación de las ciencias, en uno de sus artículos publicado en 2011 escrito por José P. López P., insiste en la necesidad de promover el estudio de la etnobotánica a partir de la etapa de enseñanza secundaria.

También, de acuerdo a lo que explican Arroyo-Lara y los investigadores que le acompañaron en un estudio publicado en 2011 por la Revista Biológico Agropecuaria Tuxpan, en México, 12.5 mg de ajo por cada mililitro son suficientes para impedir el crecimiento de bacterias tan peligrosas como Escherichia coli y Salmonella enteritidis. Una propiedad que no tiene la cebolla. Por cierto los mismos investigadores mencionan que luego de su cocción el ajo pierde este efecto sobre las bacterias mencionadas.

Entre 1 a 2 dientes de ajo al día pueden ayudarnos a combatir infecciones producidas por bacterias

El ajo tiene una acción sinérgica con los antibióticos, es decir, el ajo ayuda a los antibióticos para matar las bacterias, y los antibióticos ayudan al ajo. Asi lo dice Prasan Bhandari, en su articulo publicado en la revista International Journal of Green Pharmacy en el año 2012. También propone que 4 gramos de ajo entero, es decir 1 a 2 dientes de ajo, pueden ser suficientes para tener un efecto antibacteriano en un ser humano adulto, o bien 1 cápsula de ajo desecado estandarizado, de una a tres veces al día. Definitivamente parece que el ajo puede ayudarnos a combatir las infecciones. Recuerde consultar siempre a su médico de cabecera, pues como profesional de la salud tiene la última palabra. Sea responsable con su salud y la de los suyos por favor no se automedique.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.08 - 13 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

opinionexpres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información