Literatura

Hay que matarlos a todos

Hay que matarlos a todos - Literatura

“HAY QUE MATARLOS A TODOS ”

Los especialistas en las mesas de los bares pregonan su pensamiento. El pensamiento exige mas policías en las calles y menos niños, cada vez mas niños, adentrados en la delincuencia. La policía, que es la segunda entidad mas corrupta en el país, se encarga de mantener a la delincuencia controlada, no la extirpa sino que la anula, y anular significa controlar a los mas poderosos para que no se les pase la mano y darle su merecido a los changarines del robo. Es un negocio, como todo en este país.
Entonces: más policía es igual a menos delincuencia, al menos en este gran calvario que es latinoamerica.
¿Pero que hay de los paises donde el indice de delincuencia es casi nulo?
En los países nórdicos, los paises mas avanzados del mundo, hay menos de un homicidio cada 100 mil personas mientras que en Brasil, que es el pais con las fuerzas las especiales mas brutales que se conoce, ocurren 25 homicidios cada 100 mil habitantes, o en Estados Unidos, donde hay mas policías que personas, el número es de 20.
En Argentina se registran mas de 3 mil homicidios anuales, al menos en cifras oficiales. Estos números, casi en su totalidad, son indicadores de delincuencia, el que roba por lo general mata mas de lo que roba y paga menos de lo que mata.
Aquí es donde aparece el sentido común de los fachos del café: “En china te cortan la mano si robas, en algunos estados de norteamerica existe la pena de muerte”
“Hay que darle mano dura a la delincuencia” ” Hacen falta mas milicos en la calle”
No son propuestas descabelladas si se piensa en una solución inmediata, se le corta la mano a un ladrón para que aprenda o el que mata merece morir, bien por eso, pero ¿Que hay de la educación?
En Estocolmo, por ejemplo, se va a hacer muy difícil encontrar un policía en la calle simplemente por el hecho de que mucha falta no va a hacer, al igual que en Suiza donde los ciudadanos pagan una taza de impuestos del 60% de sus ganancias. Este porcentaje se invierte en salud, educación y servicios públicos. La tecnología mas avanzada y las universidades mas prestigiosas son totalmente gratuitas, esto hace que la delincuencia sea mas un problema de salud que una necesidad. La corrupción politica no existe y los partidos políticos, independientemente de su inclinación, mantienen el modelo a raja tabla.
Usted dirá – Aquí en Argentina es imposible, es un país altamente desequilibrado en materia de niveles sociales – Y puede ser cierto, pero Finlandia fue un país muy pobre hace cuarenta años atrás y hoy día es un ejemplo de sociedad. Cuarenta años, no es mucho si se razona históricamente.

No es descabellada entonces la teoría de que la educación es la única vía de escape para erradicar la delincuencia. Pero con la mano que nos toca cada tanto, en donde se gobierna para los mas poderosos y se excluye a los menos pudientes, la historia se va a repetir como una suerte de deja vu cíclico donde el común predominante es el comentario en la mesa de un bar pregonando con eufórica diversidad:
” Hay que matarlos a todos”

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.