Literatura

Heavier than Heaven-Kurt Cobain: crónica de una muerte anunciada

Patrocinado


Heavier than Heaven-Kurt Cobain: crónica de una muerte anunciada - Literatura

Heavier than Heaven-Kurt Cobain: crónica de una muerte anunciada

Desmitificando la figura de Kurt Cobain

La música ha dejado una larga lista de figuras míticas, la mayoría tocadas por la tragedia. En el caso de Kurt Cobain, como en el de muchos otros, la tragedia se veía venir. Kurt Cobain fue un músico referente para toda una generación. Su luz brilló intensamente durante un breve periodo de tiempo. Y su suicidio solo sirvió para mitificarlo aún más. Desgraciadamente, si nos atenemos a la vida de Kurt Cobain, el mito no existe. Fue un gran creador, pero tuvo una vida asquerosa. Con lo cual, su música queda en un segundo plano y deja de tener la importancia que le hemos dado. La biografía, Heavier than heaven de Charles R. Cross, es la mejor manera de descubrir realmente quien fue Kurt Cobain.

Cobain nació en 1967, en Aberdeen, una ciudad al noroeste de Estados Unidos. Sus padres, muy jóvenes cuanto lo tuvieron, trataron de darle todo al niño feliz que era, pese a que la familia no nadaba precisamente en la abundancia. Pero aquel niño feliz que deseaba el amor y la atención de sus padres, ya estaba destinado a ser un desgraciado, o eso puedes pensar después de leer su vida a través de este libro.

Al pequeño Kurt parecía que le iban las cosas bien hasta que sus padres decidieron divorciarse. Un padre y una madre que pasaron de ser una pareja feliz a ser dos personas que se odiaban el uno al otro (seguían odiándose cuando Kurt alcanzó la fama). El primer desengaño de Kurt vino por ahí. El divorcio de sus padres, la enemistad con su padre, y en algunos momentos también con su madre, marcaron su niñez y posterior adolescencia. Ya todo estaba perdido para él, porque había algo en el joven Kurt que no marchaba bien. ¿Algo genético? Tal vez. A lo largo de su vida Kurt tuvo que experimentar la sensación del suicidio de dos de sus tíos. Es posible que estuviera desgraciadamente predestinado a padecer depresión. Otro eslabón más de una cadena muy pesada para alguien tan joven.

Para cuando llegó a la adolescencia, ya era un chico diferente: problemas familiares, abuso de drogas, auto-marginación, etc. Todo un cóctel que lo llevaban a abandonar las casas en donde vivía. Primero con su padre, luego con su madre, con sus tíos, con sus abuelos, e incluso con otros adultos que lo acogían sin más. Y cuando no encajaba en un sitio, acaban en la calle, durmiendo donde podía. Imagina vivir así durante tu adolescencia. Lo único que le permitía evadirse, además de la droga, era dibujar, escribir y tocar la guitarra que uno de sus abuelos le había regalado. Le enseñaron unas cuantas lecciones y luego practico y practico. Como tantos otros “genios” malditos, parecía estar dotado de unas cualidades creativas extraordinarias. Ya desde niño demostraba una gran maestría dibujando.

Así pues, llegó un día en el que decidió que su futuro estaría en la música. Quería ser una estrella del rock, pese a que cuando lo consiguió se mostrara reacio a la atención. Era su doble juego. Pero había otra piedra en su camino. Sus problemas de estomágo, padecidos desde muchos años atrás, y que lo atormentaban de una manera insospechada por todos sus fans. Es aquí en donde empezó a cavar su propia tumba. Es aquí cuando Kurt empezó a tomar heroína. Cuando la probó por primera vez notó que sus dolores de estomágo desaparecían. Y fue su perdición.

Hacen falta libros como este para entender realmente a la persona que había detrás del mito. La música de Nirvana marcó la adolescencia de muchas personas. Yo empecé a escuchar a Nirvana después de la muerte del propio Cobain, pero conocía su historia, o realmente eso creía. Después de Heavier than heaven me doy cuenta de muchas cosas. Que esas personas que idolotramos esconden una realidad. Y la de Kurt fue una auténtica pesadilla:

Kurt Cobain fue una persona infeliz. No se quería, era tremendamente inseguro. Es posible que desde su adolescencia padeciera depresión. Y la heroína lo acabo de hundir. Un hombre enfermo que, aunque suene muy crudo decirlo, estaba destinado a morir de manera trágica. Sus últimas semanas de vida, relatadas en este libro, son angustiosas. Decidió autodestruirse. Quería acabar con su vida. Cuando lees estas últimas páginas te olvidas que estás leyendo la vida de un músico famoso y te compadeces de ese tipo. No te importa quien fue. Quieres que alguien lo saque del pozo, pero nada se puede hacer por alguien que no quiere ser ayudado.

Heavier than Heaven. La vida de Kurt Cobain. Una historia extraordinaria que nos enseña que los mitos no existen.

Nirvana – Drain You

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información