Ciencia

HeLa: Conoce la increíble historia de la célula inmortal.



HeLa: Conoce la increíble historia de la célula inmortal. - Ciencia

Existe un grupo de células humanas inmortales llamado HeLa que se encuentra en prácticamente todos los laboratorios de cultivo celular del mundo. Se han publicado más de 60 000 artículos científicos estudiando su comportamiento bajo toda clase de condiciones: se enviaron a la luna para ver cómo reaccionaban en gravedad cero, fueron utilizadas para ver cómo reaccionaría el cuerpo humano a la bomba atómica, se les ha infectado de toda clase de virus (como el sida) y han permitido desarrollar la vacuna de la polio, salvando así miles de vidas.

Sin embargo, la historia de estas células no es solamente una de progreso científico, sino que tiene como trasfondo un debate ético que sigue vigente hasta nuestros días. Para entenderlo, primero recordemos que las células, como todo ente vivo, se rigen bajo las leyes fundamentales de la naturaleza: nacer, crecer, reproducirse y morir. La muerte es un componente muy importante de este ciclo porque permite que nuevos organismos proliferen, toda célula sana tiene ya programada una «fecha de caducidad». Sin embargo, existen células anormales que no mueren al ritmo que deberían sino que se siguen reproduciendo y de esta manera afectan el funcionamiento de las demás células, llegando incluso a matar a todo un organismo: se trata del cáncer.

Entonces, si se busca poder cultivar células humanas in vitro, las células sanas no son un buen ejemplar porque no se reproducen a suficiente velocidad y mueren demasiado pronto. En general, las células provenientes de un tumor tienen un periodo más largo de vida en el laboratorio, pero sin tener un huésped en prácticamente todos los casos terminan también muriendo. Se necesita de una línea celular que provenga de un cáncer extremadamente agresivo para garantizar una producción indefinida de células. Así fue el cáncer cérvicouterino de una desafortunada mujer afroamericana en los años 50.

HeLa es un acrónimo del nombre Henrietta Lacks, quien recibió tratamiento para el cáncer en el hospital Johns Hopkins en Baltimore. En esa época no existía la figura legal del consentimiento para la donación de muestras médicas, así que el doctor Howard W. Jones, simplemente tomó una biopsia del tumor y sus células fueron propagadas en el laboratorio por George Otto Gey. Este procedimiento era normal y las muestras nunca habían sobrevivido más de un par de días. Pero estas células eran muy distintas, se reproducían éxitosamente en prácticamente cualquier medio.

Así pues, en pocos meses dichos cultivos ya rondaban los laboratorios de todos los colegas de Gey y al paso de un par de años este descubrimiento permitiría la industrialización del proceso de cultivo celular, que se convirtió en un negocio de millones de dólares. Todo esto no sería malo si no fuera por el hecho de que jamás de notificó a Henrietta de esta situación, y ella murió al poco tiempo sin tener idea del legado que había dejado al mundo.

Durante muchos años, ni siquiera se conocía el verdadero nombre de Henrietta Lacks. En muchos libros de texto y enciclopedias de la época se refieren a ella como Helen Lane y jamás hacen mención de su ascendencia afroamericana. Los hijos y de Henrieta siguen teniendo problemas económicos al grado de que, irónocamente, no pueden procurarse atención médica.

La historia completa de la vida de este personaje, todas las viscisitudes de su familia y un recuento del legado médico de estas células puede encontrarse en el libro «The Immortal Life of Henrrietta Lacks», de Rebecca Skloot.

Si te gustó este artículo te invito a que lo califiques y me sigas en esta plataforma. ¿Tienes alguna sugerencia? Comenta y abramos un debate.

Imagen:  EnCor Biotechnology.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Guadalupe C.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información