Cine y Televisión

Mi heroína tiene un nombre: Stella Gibson.

Patrocinado


Mi heroína tiene un nombre: Stella Gibson. - Cine y Televisión

En estos tiempos en los que las mujeres están siendo las mayores protagonistas de muchas series de una increíble calidad, vengo aquí a hablar de una de las que más me ha marcado llamada The Fall, o La caza, en España.

De hecho, en este post explico bastante bien por qué me encanta ella y esta serie, pero he decidido hacerle otro post, dado que en la plataforma Netflix ya está disponible su tercera  temporada.Por el momento, en palabras de su creador, esto sería el final para los seguidores de este inquietante thriller.La verdad es que me encantaría ver horas y horas de Stella Gibson, aunque sea con otra persona que no sea el gran antagonista Paul Spector, espectacularmente interpretado por Jamie Dornan…Sí, sí, el famoso Christian Grey. Pero dadle crédito. Es muy bueno.

giphy

Admito que como buena adicta a las series que soy – y porque una actriz que lleva más de veinte años de profesión a sus espaldas, que es preciosa y actúa como nadie, siempre me llama la atención – cuando supe que el siguiente gran proyecto de nuestra famosa “Agente Scully” de Expediente X – me imagino que la recordaréis, esa serie mitológica de ciencia ficción que inauguró todo el concepto de lo que hoy en día se conoce como “fandom” – era del género que siempre me ha gustado (del que escribo, también. Aunque ahora estoy más en el campo de ese género tan popular…Narco novela, o algo así 😉 ), realmente no dudé en echarle un vistazo. Gran parte de las mejores joyitas que he encontrado en el mundo seriéfilo, ha venido por parte de esta clase de series: independientes, no demasiado populares de por sí, pero realmente maravillosas y con un trabajo de  guión y actuación verdaderamente sublime.  Otro día, hablaré de Broadchurch.

Bien, ¿de qué se trata?

La serie arranca con una investigadora, Stella Gibson, en su rutina nocturna antes de empezar un nuevo día de duro trabajo, en un hotel, en un sitio con el cual ella aún no está familiarizada: Belfast. ¿La razón? Creen que ella es la mejor para encargarse de un misterioso caso que concierne a unas  muertes: Hay un patrón común, todas suelen ser chicas jóvenes, cada una de estas similares entre sí físicamente y mismo modus operandi. Se han traído, literalmente, a la mejor de Londres para dar con un asesino en serie.

Es entonces cuando empieza el juego del gato y el ratón entre Paul Spector y Stella Gibson, nuestra protagonista. Por una vez, el foco de esta serie recae sobre el personaje femenino, quien lleva el peso de todo el protagonismo.   Lo que más sorprende de este personaje es principalmente su aparente frialdad, que no es tal. Yo lo califico más como un sistema de defensa, por estar totalmente sumergida en un mundo puramente masculino, debido a su profesión. Es una serie que te hace consciente de las cosas por las que, aún hoy, las mujeres pasan por su trabajo. Como si no tuviera suficiente, el único precio que paga es el de ser una mujer independiente que sabe lo que quiere y no tiene ninguna clase de tiempo para ataduras de ninguna clase. Y sí, es tachada de muchas cosas a cada cual peor por ello.

De hecho, Stella es una mujer ocupada. Tanto, que ella misma decide con quién quiere pasar una buena noche y si quiere que se lo presenten o no. Lo único que hace al principio de la serie es querer pasar una noche agradable con otro hombre de la profesión. Lo hace, pero para su desgracia el joven acaba muerto por razones que nada tienen que ver con su encuentro. Obviamente, lo primero que hacen sus compañeros es juzgarla y mirarla mal.  Pero a ella no le importa.

Stella sabe muy bien los dobles estándars de sus queridos compañeros y no se traga tu mierda machista.

Creo que ya he dicho al menos el 50% de las razones por las que considero a esta mujer todo un icono televisivo no lo suficientemente reconocido. Por otro lado, también cabe destacar su fortaleza ante todo lo que le pasa a lo largo de la serie, hasta el mismo final y cómo se lleva a sí misma, a su sexualidad y al efecto que tiene en la gente, tal como le llegan a decir en una ocasión. Le gusta lo que le gusta y no tiene reparos en decirlo. Personalmente, también me encanta de ella que es tolerante con la gente a su alrededor y cómo lleva con total naturalidad que su segunda a cargo le diga que es lesbiana, simplemente porque sale a cuento, no porque ella tenga esa especie de curiosidad morbosa que la sociedad tiene hoy en día por saber qué le gusta a quién. En mi opinión, reacciona como deberíamos hacerlo todos: Ok, perfecto, pasemos a lo que nos ocupa que es el trabajo.

Además, ella tampoco duda en ayudar a una…compañera en apuros siendo cosida a preguntas por una presencia no deseada.

En resumen, es de admirar que variando un poco este show refleje, precisamente, la caza a un asesino en serie, cuya identidad sabemos prácticamente desde el principio pero es realmente fascinante y muy, muy acongojante meterse en su cabeza. Yo ya sé cómo acaba y todo el camino que recorre nuestra Detective Gibson, pero no voy a desvelar más de lo que ya he hecho. Sólo puedo decir que la tercera, última temporada (por el momento, por favor, que sea así) os va a dejar de una pieza. Yo todavía no me he recuperado del final del último.

¿A qué estáis esperando para buscarla? O…ir a Netflix, lo que mejor os venga. Si os van los thrillers, este es uno de los mejores que he visto.

Salud.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lauragibson_

Deja un comentario