Anuncios
Literatura

Hijo De Un Angel

Hijo De Un Angel - Literatura

Tu confiaste… Tu confiaste en momentos no concebidos… Tu creíste en mi, a pesar de todo, ante la desesperación, ante la duda, ante el miedo. Tu eres la luz y el camino. Eres la única que puede mantener su cabeza hacia lo elevado… Tráiganme al padre al hijo y al espíritu santo, díganles que pilar de la fidelidad se ha elevado… Un espíritu apasionado, amable, bondadoso … Esa luz en tus ojos, que demuestran mas allá que simple sabiduría; eres tu por quien estoy aquí; ¿quien puede contradecir que fuiste la única que ilumino mi parte ínfima de lo divino?; eres tú quien rezo por mi, entonces me pregunto: ¿que he hecho …. que he hecho para ser un hijo de un ángel? ¿que he hecho para ser digno?; pasando las horas acaba mi tiempo, este momento otorgado, este periodo inexistente, este lapso inolvidable… La luminosidad se vuelve tenue, el frío entra como un anciano a un cementerio, dejando una pesadumbre difícil de describir, aunque me pregunto: ¿por qué es tan difícil verte con esta luz?… Aquellos me llaman y esperan impacientes mi llegada… ésta, mi pequeña visita a un lugar al cual no pertenezco, llega a su… Olvida esta pregunta egoísta,  pero, ¿que le diré a todos estos demonios esta noche?… Obviamente no contestó, aunque ella nunca dijo una mentira… quizás… tal vez dijo una, pero nunca vivió una… Parecía solo un muñeco inerte, sus expresiones desgastadas, su voluntad persistía, aunque su cuerpo hacia la alusión de no tener vida… Pero seguramente salvo una.. “Ya es momento”. Al escuchar eso, llego mi partida, era algo inevitable, era consciente de aquello, pero a su vez difícil de aceptar, solo resignarme a lo que era obligatorio. “Voy a dejar brillar ésta pequeña luz mía, para guiarte segura hasta tu camino”.

Escuchamos historias, cuentos, leyendas, romanticismos, e idealizamos como seguimos nuestro camino, “el camino del héroe”. Vanaglorian aquel día en el que los torrentes se rebosaron y de como nos levantaremos hasta el nivel de nuestro halo; aun así hay hermanos ignaros en la asamblea, agrupándose alrededor expeliendo simpatía, compasión, falsedad, ahorrenmelo por favor. Ninguno de ellos sostuvo una vela en tu presencia, ninguno de ello pudo; ciegos, cegados por alternativas que estos farsantes no divisaran, entonces, ¿que es lo que pasara cuando la iluminación culmine y estén sin ti para que los guíes?, ¿qué es lo que harán cuando los ríos se desborden? Arduo es el camino hasta el “Zion”, pero nuestras miradas y atención estarán en el camino, en la tierra. Creo que ya es mi momento… ahora es mi tiempo… dame mis alas… mientras como estoy, en mi sendero y presunción. Tu fuiste mi testigo, tu fuiste mis ojos, fuiste la evidencia de estar aquí, mi guía, mi ser incondicional.

 

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Tomás Silva

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información